La Punta de la Lanza

¿DE QUÉ LADO VES?

Por: Fiorella Rojas Linares

     Hace algunos años atrás, para ser exactos en 1955, cinco personas emprendieron una operación misionera llamada “operación auca” hacia la selva Amazónica del Ecuador a una tribu llamada HUAORANI. 5 personas distintas, con vivencias distintas, pero movidas por un solo propósito su FE. ¿Estuvieron en el momento y lugar equivocado o simplemente sabían a lo que iban y aun así siguieron firmes en su decisión?.

     En setiembre de 1955 los misioneros; Nate Saint, Jim Elliot, Ed Mcully, Peter Fleming y Roger Youderian, emprendieron una expedición hacia la selva del Ecuador, con la idea de evangelizar y eliminar la violencia salvaje de los integrantes de una tribu; los AUKAS. Sus primeros movimientos fueron desde el aire, volando con un aeroplano alrededor de sus asentamientos, para establecer una primera comunicación con los Aukas ,intercambiando regalos con ellos, es así que el 2 de enero 1956 deciden llevar su misión a tierra, levantando un campamento cerca al rio Curaray, pero el esfuerzo realizado de producir un acercamiento con los Aukas concluyo unos días después, con la violencia de la tribu hacia ellos, atacándolos salvajemente con sus lanzas y desencadenando en un trágico final

     Se habla de que estos misioneros que profesaban la religión Evangélica, no buscaban una reconciliación, sino más bien, quisieron evangelizar a los Aukas, convertirlos a su religión y sacar a esas personas de su habitad y costumbres. -No es mi intención describir las biografías de estos hombres, ni mucho menos la religión que profesaban o el DIOS al que servían- , mi mirada va más allá …va a lo que los movió a salir de su zona de confort y buscar hacer el “bien“ a otros , -digo esto, porque quien dice y los HUAORANI estaban bien en su habitad y no necesitaban ser convertidos, ni evangelizados como era la misión de estos hombres- pero una cosa si es cierta, los AUKAS; personas salvajes,  necesitaban ver que no todas las personas ajenas a ellos son malas, no todos los “ hombres blancos” a quienes ellos reacios llamaban así, eran los malos de la película, no solo buscaban llevarse sus recursos minerales o simplemente hacerles daño , ya que por esos tiempos, los primeros colonizadores explotaron y mataron a cuanto Huaorani se le cruzara por el camino , por el oro, el petróleo, y caucho – los entiendo desde ese punto a los Huaorani , su único mecanismo de defensa eran sus lanzas y la punta de su lanza era la venganza y debido a su ignorancia actuaran de esa manera y atacaran a esos misioneros, no sabían si ellos eran personas buenas o seguían siendo esas mismas personas buscando solo intereses personales -, otra de las dificultades que tuvieron estas personas fue la comunicación lo que desencadeno en sucesos trágicos-el idioma era diferente, pero eso es otro punto- renunciaron a sus comodidades llevados por su FE convertida en AYUDA  hacia OTROS.

     Existen diversas teorías acerca de cómo fue la expedición, como debía de haber sido y de todos los errores cometidos, todos creen tener las teorías verdaderas y visiones exactas, pero solo los protagonistas tienen la VERDAD y como dije depende del lado de la lanza que lo mires, mi punto no es hacer ver si tuvieron errores o no, mi visión va a hacer entender que, los Aukas Vivian en un ciclo interminable de odio, venganza y muerte, pero sabiendo esto, los misioneros, personas como nosotros, dieron su tiempo, familia y vida por tratar de buscar AYUDAR Y HACER el BIEN hacia otras personas, con distinta cultura, pero seres humanos al fin y al cabo.

   Esta operación no fue improvisada, ellos planificaron a detalle los puntos establecidos en esta expedición, fue un buen trabajo en equipo, donde, como repito; el pilar fundamental era la FE. La hicieron secreta, sí, aunque creo yo, fue por todos los acontecimientos dicho anteriormente.

     Sin embargo, como todo en esta vida no es perfecto, muchos medios televisivos, políticos e iglesias aprovecharon esto para sacar beneficios personales, su buena acción no pudo ser concretada, ni percibida en vida por ellos, pero sí, las consecuencias de esto. El trabajo en equipo del que hablo fue también primordial, por el apoyo de las familias de estos misioneros, ellos sí practicaron lo que tanto profesaron, el PERDÓN ,porque como repito, estos misioneros buscaban no solo evangelizarlos, sino, también acabar con el odio y venganza que era el día a día de esta tribu , donde debido a ello, el promedio de vida de sus habitantes era 25-30 AÑOS COMO MÁXIMO -y es solo un aproximado ya que, tampoco contabilizaban su años- profesaron el perdón hacia los asesinos de sus esposos y hermano -que años más tarde las hiciera volver al lugar de muerte de ellos- llevándoles ayuda, alimentos, medicinas y a convivir con ellos para reconciliarse sobre su Fe con los AUKAS, hoy en día la tribu ha disminuido en la mortalidad de sus habitantes ligada a la venganza. Estas acciones hicieron de los Huaorani personas mucho más pacíficas, sirvió para escapar del ciclo de violencia que tenían dentro y fuera de la comunidad. Con toda y sus buenas intenciones cometieron algún error involuntario eso yo no lo sé. Pero sus ganas de ayudar movidos por su Fe pudieron mucho más.

     Hablo de la FE como una forma de creer, confiar, de valores. Dar a los demás es mejor que recibir de ellos, la misericordia es mejor que la venganza, La Fe es en definitiva la convicción interna y personal de la superior consistencia de los valores propuestos, la verdad, la justicia, la entrega a los demás, esta Fe es la que nos salva. Podemos tenerle Fe hasta a la piedra creo yo, como dice la letra de una canción “…La iglesia se lleva en el alma y en los actos no se te olvide…” pero si esa fe la utilizamos para hacer el bien; va más  allá de religiones. Lo que hicieron ellos fue un gesto desinteresado, Como muchos pueden hacerlo cualquier hora del día o en cualquier lugar, ellos no tenían súper poderes, ni eran omnipotentes, fueron personas como cualquiera de las que están leyendo esto ahora. Las buenas acciones no son para premiarse ni elogiarse – y también creo, ellos no buscaban eso- , se hacen con la voluntad de ayudar a cualquier  otra persona.

     Dejemos el egoísmo, COMPARTAMOS unos minutos de nuestro tiempo en escuchar o dialogar con otras personas, cualquier hora del día o en cualquier lugar, siendo honesto en todo ,di lo que sientes o piensas, siempre respetando la libertad e individualidad de cada persona, recuerda que todos somos muy diferentes.

     Una pequeña acción puede hacer la diferencia, No seamos indolentes ante el sufrimiento del otro, la indiferencia no mira a los costados ni para atrás, ¡hazlo tú! Coopera con quien lo necesita, alguien puede haber tropezado y necesitar de tu ayuda.

Ayudemos sin esperar nada a cambio y Seguro Aprenderemos a ser verdaderamente felices.

Anuncios