2° Congreso Internacional Sathya Sai de Educación en Valores Humanos #SLP.

Dando seguimiento a las actividades del 2o Congreso Internacional Sathya Sai de Educación en Valores Humanos:
 
“Que su lengua hable siempre la verdad,
sus manos hagan acciones rectas,
y que su corazón experimente el amor.
Entonces habrá paz en su mente.
Como consecuencia, no habrá cabida
en sus vidas para la violencia”
Sathya Sai Baba
Han transcurrido cuatro años desde que realizamos el Primer Congreso Sathya Sai de Educación en Valores Humanos. En aquel momento, nos propusimos trabajar alrededor de una nueva manera de entender y afrontar la educación, una educación capaz de equipar al hombre para ser feliz sin hacer infelices a otros. En ese entonces no podríamos haber imaginado los eventos vinculados a la violencia que habrían de ocurrir en nuestro país a lo largo de estos cuatro años.
 
El reconocimiento de ese contexto nos ha movido en la urgente necesidad de volver a reunirnos y repensar las estrategias, las metodologías y todos aquellos esfuerzos que nos conduzcan a la transformación social y personal así como de hacerlo con la fuerza y la voluntad que requieren los tiempos.
 
A lo largo de esta jornada, hemos podido escuchar tres conferencias magistrales en las cuales se nos brindaron distintas perspectivas sobre el arte de la convivencia pacífica haciendo de la paz un derrotero permanente desde la vida diaria.
 
Las tres conferencias que hemos escuchado nos han ayudado a valorar la importancia de la paz como un estado que, desde el individuo, trasciende paulatinamente hacia su hogar, su comunidad y su país, por tanto el esfuerzo por lograrla inicia al dar un primer paso en la via interna. Eso fue lo que nos dijo el Dr. Amorim: el camino a la paz externa se encuentra en la paz interior. Y ello es fundamental para construir un entorno de paz en el hogar, como lo destacó el Dr. Pal Dhall. Tenemos que atender al desarrollo de las destrezas que nos permitan convivir, aprender a comunicarnos asertivamente y manejar nuestras emociones. El Dr. Scovill, nos mostró que es nuestra dimensión humana universal el fundamento de la paz, el amor, la verdad y la no violencia, los cuales son los ejes de la transformación social.
 
Los doce talleres que integraron el programa, nos dieron la oportunidad de conocer reflexionar, reconocer y compartir distintas vías que contribuyen a la necesaria labor de reconstrucción del tejido social empezando desde el esfuerzo individual para logar el silencio interno y aquietar la mente.
 
En ellos, pudimos también reflexionar y reconocer el papel del maestro como constructor de paz en el aula, cómo construir vías para la resolución pacífica de conflictos, cómo reconocer la violencia en el aula y cómo transformarla a través del establecimiento de los valores humanos.
Una mirada al 2o Congreso Internacional Sathya Sai de Educación en Valores Humanos.
 
Asimismo, fueron fundamentales los talleres que nos alentaron a construir estrategias para combatir el bulling a través del trabajo cooperativo y las interacciones pacíficas. Pudimos reconocer también la importancia de la escuela ocupada en generar estrategias para promover el servicio y la solidaridad en un esfuerzo por conjuntar a los objetivos académicos, los de transformación personal; pudimos de igual forma reconocer el papel que juegan los recursos tecnológicos en una educación en valores humanos que busca el desarrollo pleno del ser humano.
 
Movernos desde la violencia hacia la comprensión, implica recordar y refrendar los tres compromisos que realizamos desde aquel primer Congreso Internacional de Valores Humanos: Trabajar sobre nuestra propia persona, para que cada día se manifiesten en nosotros las cualidades propias del ser humano. Puesto que estamos conscientes de que a través de nuestro propio ejemplo es que la educación en valores humanos puede tener resultados.
 
Propiciar oportunidades para profundizar en nuestra formación como docentes responsables de la formación valoral de nuestros estudiantes, dado que reconocemos la necesidad de capacitarnos y reflexionar continuamente en nuestra labor como maestros.
Desarrollar nuestro carácter y trabajar internamente para lograr el control de la mente y el ego que entorpecen cualquier esfuerzo por la autotransformación, puesto que este esfuerzo es esencial en la construcción de una sociedad basada en los principios de solidaridad, respeto y amor.
 
Sathya Sai Baba ha dicho que para alcanzar la paz se requiere “Aprender, practicar y enseñar el arte de vivir juntos”. Necesitamos maestros, personas dispuestas a convivir en entornos de amor, a practicar la tolerancia y el respeto, porque así podrán enseñar a los niños y jóvenes a descubrirse como seres humanos plenos.
unnamed (1).jpg
Mtra. Eloísa Heredia Escorza
Secretaria de la Junta de Gobierno
Instituto Sri Sathya Sai de México

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: