Everything I never told you de Celeste Ng

Everything I never told you de Celeste Ng

Una historia sobre adolescencia, la tarea de ser padres, de multiracialidad, y sobre todo, de esa sensación que todos experimentamos en alguna ocasión: la de no pertenecer.

Por: Adriana Baranda

Con motivo de la conmemoración del Día de la Mujer el pasado 8 de marzo, una de mis escritoras favoritas se reunió en una mesa de discusión sobre femineidad. Otra de las participantes en la discusión fue Celeste Ng.

Celeste es una autora estadounidense de origen asiático, cuyo primer libre “Everything I never told you” ha tocado fibras sensibles en padres de familia, adolescentes lectores, la comunidad china en Estados Unidos, y sobre todo, en la sociedad en general justo ahora que hablamos en el mundo de la importancia de la migración y de lo preocupante de su criminalización.

La historia gira en torno a una familia sino-estadounidense. Un padre de origen chino pero nacido y educado en Estados Unidos y con acento perfecto, claro; una esposa estadounidense, blanca y clasemediera criada como señorita que se casa y tiene hijos, pero quien, sin embargo, luchaba por no encajar en el estereotipo; y los hijos de ambos, un chico y una chica adolescentes y una niña de 10 años.

Cuando la chica adolescente no aparece una mañana en casa, la familia entra en pánico y comienza a buscarla, y a través de lo que piensan y hacen en medio de esa situación tan estresante nos vamos enterando de la vida de cada uno de ellos, de sus frustraciones, aspiraciones y de cómo perciben a los otros miembros de la familia.

El padre, por ejemplo, siendo hijo de inmigrantes chinos pobres y poco educados, se esfuerza y logra estudiar y ser el mejor en la escuela, sin embargo, la gran lucha que enfrenta es la de no pertenecer. En el Estados Unidos de los años 40s y 50s ser diferente -negro, japonés, chino- es ser apestado, por eso, James se esfuerza por ser más estadounidense que los estadounidenses y termina estudiando un doctorado en literatura americana en una prestigiosa universidad.

Es dando clases como auxiliar de un profesor donde conocer a la que sería su esposa, Marilyn. Ella es una joven rubísima y guapa que fue educada sólo por su madre, cuya única aspiración para su hija, era que ésta encontrara un buen esposo y supiera mantener una casa. No obstante, Marilyn tiene más aspiraciones que aquello, es inteligente y decidida y quiere convertirse en médico, pero, sobre todo, detesta que la traten como una mujer-muñera inútil.

Marilyn se enamora de James por su pulcritud y esmero, pero, sobre todo, por su carácter de atípico, después de todo ¿qué hace un chino -con acento estadounidense perfecto- estudiando el personaje del vaquero en la literatura? Por su parte James encuentra que Marilyn tiene todo lo que él no ha tenido y cree llegar a tener a través de ella, el poder de mimetizarse como uno más de los ciudadanos de Estados Unidos.

Marilyn y James se casan y se mudan a un pequeño pueblo del centro del país. Ahí James consigue un puesto como profesor de preparatoria y Marilyn se dedica al hogar. Pero, luego de unos años y tras la muerte de su madre, Marilyn recuerda su antigua personalidad combativa y su deseo de ser médico y destacar por sí misma. Así, cuando los dos hijos adolescentes son pequeños -Nat y Lydia- se va de la casa con la intención de seguir estudiando. No es fácil para ella porque debe trabajar y estudiar, además de luchar con el recuerdo de sus hijos y su esposo; luego de 9 semanas, descubre que está embarazada -de Hannah- y triste y decepcionada, regresa a casa.

Ahí, sus hijos y su esposo la esperan con gusto. Los niños, sin embargo, y sobre todo Lydia, sienten que algo en ellos hizo que su madre estuviera ausente, y así, se proponen no volver a cometer el mismo error y alejar a su madre. Marilyn por su parte, encuentra en la inteligencia y disposición de Lydia -quien además es la que más se parece a ella porque heredó sus ojos azules- el campo fértil para alcanzar de alguna manera sus propios sueños. De esta manera, presiona a Lydia para que obtenga las mejores calificaciones también, adelante clases y eventualmente se interese en estudiar medicina.

Lydia responde a las expectativas de su madre hasta que siendo adolescente y llevando clases adelantadas, se da cuenta que no tiene aptitudes ni para la física ni para la química, por lo tanto, no está interesada en medicina de ninguna manera, pero para complacer a su madre copia ejercicios de manera incansable. Además. Nat y Lydia son personas solitarias en la escuela, que se ven presionadas por su padre James a hacer amigos y convivir con personas ajenas; James por supuesto tratando de evitar el aislamiento que él mismo sufrió cuando era pequeño.

Hannah y Nat crecen a la sombra de Lydia. Nat que es el mayor y el único hombre asume también el deber de cuidad y de apoyar a Lydia, sin embargo, Nat está a punto de irse a la universidad por lo que Lydia comienza a sentirse ya sola y desamparada, además de ahogada por las expectativas de sus padres. Hannah por su parte, es una niña sensible, inteligente y perceptiva que ha aprendido a pasar desapercibida en su familia pero que se da cuenta de todo.

Cuando el cuerpo de Lydia aparece flotando sin vida en el lago, James y Marilyn reflexionan sobre sí mismos en el pasado, en el presente y en el futuro. Mientras que Hannah y Nat descifran el comportamiento y los dichos de su hermana en los últimos días. La familia Lee aprenderá a convivir de una manera más sana, no sin antes tocar fondo.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: