Saltar al contenido.

UN EXTRAÑO REGRESO DE ULTRATUMBA

Por: Rita Elvenqueen

Siempre hemos tenido miedo a que los muertos regresen a nuestro mundo y vuelvan a hacer contacto con los vivos ¿Por qué? Es difícil responder, supongo que está asociado con el natural temor a lo desconocido, el tener la sensación de que nuestros congéneres fallecidos no se van del todo, que siguen siendo ellos en algún otro lugar y otras creencias que nos mantienen tranquilos. Lo cierto es que nadie sabe qué ocurre después de la muerte y esta es una cuestión que ha motivado el esfuerzo de ciencia y religión por igual.

El caso del Padre Padilla es muy singular, es una de las pocas personas declaradas “incorruptibles” por la iglesia católica ¿Qué es incorruptible? Bien, se trata de un individuo cuyo cuerpo no cae en estado de descomposición después de morir. No es válido si son momificados o embalsamados, tampoco si su no putrefacción se debe a las propiedades del suelo (como en Guanajuato y ciertos lugares de Irlanda). A lo que quiero llegar: una persona incorruptible o incorrupta alcanzó este estado de manera sobrenatural, se tiende creer que su santidad mantiene alejados a los efectos propios de la defunción o a que es protegido por una fuerza divina.

El Padre Juan José Padilla atendía la misión de Pueblo de Isleta en Nuevo México donde hacía labor de evangelización y trabajaba con los nativos del lugar, indios tiwa en su mayoría. En el año de 1756 fue asaltado y apuñalado por atacantes desconocidos. Lo sepultaron en la parroquia de la misión cerca del altar principal. Hasta aquí nada sorprende, pero se dice que diecinueve años más tarde, durante una misa, el suelo tembló y el cadáver del Padre Padilla emergió de la tierra sin la menor muestra de putrefacción. Como en otros casos (en Europa) se dijo que la piel era flexible y tibia al tacto, que no parecía estar muerto sino solo dormido y que no emanaba el hedor propio de los cuerpos sin vida sino un agradable aroma a hierba húmeda. Se pensó que quizá el sacerdote estaba molesto por no haber sido sepultado adecuadamente, así que se le vistió con un hábito franciscano apropiado y se le hizo un entierro tradicional de aquella orden. Otros cuarenta y cuatro años después, en 1819, nuestro hermano volvió a salir de la tumba de la misma forma.

Se dijo de todo acerca de él, incluso que sus ropas tenían poderes curativos, se le tuvo expuesto en una urna y llegaron peregrinaciones a visitarlo, finalmente se le sepultó otra vez para evitar el fanatismo y el morbo que se estaban suscitando. Contaban que era posible ver a su fantasma merodeando la parroquia o escuchar toquidos en las baldosas de la misma como si alguien llamara desde abajo. Por generaciones la gente esperó a que él se volviera a levantar de su tumba pero esto no ocurrió. En 1960 el templo fue pavimentado junto con gran parte de Pueblo de Isleta, desde entonces no se han vuelto a reportar sucesos extraños relacionados con este personaje.

A pesar de que los creyentes le atribuyen varios milagros al Padre Padilla se habla poco sobre él en la actualidad. De todos los lugares por donde van pasando la modernidad y el progreso se van retirando las historias increíbles y estas anécdotas van quedando en calidad de leyendas, es igual en todo el mundo.

Pueblo de Isleta es una de las últimas misiones católicas que sobreviven en Estados Unidos de América y que se remontan a la época en que el mencionado territorio perteneció a la Nueva España, la parroquia donde está sepultado el Padre Padilla aún está en pie.

Conforme la humanidad va cambiando de manera de pensar a través de los siglos se va teniendo diferente enfoque de ciertas cosas. El Padre Padilla no es un acontecimiento aislado, tenemos el caso de una niña momificada en Guadalajara que causó revuelo hace meses porque supuestamente al ser filmada con un teléfono celular apareció en el video con los ojos abiertos (cuando los tiene cerrados). Nuestra creatividad colectiva y nuestro deseo en creer que hay cosas más allá de lo explicable son perfectamente normales. La abundancia de historias legendarias en México y en el mundo nos invita a reflexionar sobre la riqueza de nuestra literatura popular. Creo que en parte es labor de nosotros, los artistas, el mantener viva esa tradición oral y ¿Por qué no? Las creencias sinceras también.

Pueblo-de-Isleta.jpg

 

BIBLIOGRAFÍA:

· SULLIVAN, Kerry. “Padre Padilla, the Incorruptible: Body of Murdered Friar Remains Perfectly Preserved After Centuries” http://www.ancient-origins.net Publicado el 8 de noviembre de 2016. http://www.ancient-origins.net/history/padre-padilla-incorruptible-body-murdered-friar-remains-perfectly-preserved-after-centuries-021062?nopaging=1

· Imagen: Pueblo de Isleta, Nuevo México, EUA (1898). Dominio público.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: