Artículos de Interés

LA PEQUEÑA Y MICRO INDUSTRIA AMBIENTAL

Dr. Ricardo Antonio Salas Alvarado

 

Como se ha señalado a lo largo de todas las publicaciones anteriores en Nación Mx, las auditorías ambientales se han llevado a cabo principalmente en empresas grandes y medianas. Sin embargo, desde hace tiempo se ha hecho evidente que las pequeñas y micro empresas no tienen por qué quedar excluidas de los beneficios del programa.

Desde las reformas a la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente de 1996 se previó la creación de Centros Regionales de Apoyo a la Pequeña y Micro Industria, a fin de facilitar el acceso de esas empresas al programa.

No obstante, son aún pocos los centros que se han establecido, por lo que es importante redoblar los esfuerzos de concertación con las organizaciones industriales, con el fin de establecer esos centros sobre todo ahí donde la pequeña y la micro empresa representan una carga ambiental importante (como en el caso de las ladrilleras, las curtidurías o los beneficios de café, por citar sólo algunos giros).

Como se señaló en líneas que anteceden, la auditoría ambiental mexicana ha sido objeto de diversos reconocimientos en el contexto de América del Norte. Ello no se ha restringido al ámbito de las declaraciones oficiales; resulta revelador el que instituciones financieras y de seguros de los E.U.A. hayan comenzado a requerir a las empresas ubicadas en México que solicitan sus servicios, constancia de que se encuentran en el programa de auditorías de la PROFEPA. Esa y otras señales de que el propio mercado está reconociendo el esfuerzo de las empresas en la auditoría ambiental mexicana, permiten plantear la posibilidad de establecer un reconocimiento trasnacional. Esto es, una empresa que obtuviese el certificado de industria limpia otorgado por el Gobierno Mexicano (al igual que empresas ubicadas en Canadá o los E.U.A. que recibiesen reconocimientos equivalentes) tendría acceso en forma automática a un sello norteamericano, que permitiría que sus productos fuesen identificados en los mercados internacionales como resultado de procesos de producción limpia. Con un respaldo de ese tipo, la imagen de las empresas establecidas en México que han asumido compromisos importantes en materia ambiental, así como la imagen de la gestión ambiental mexicana en general, correspondería con los esfuerzos que se están haciendo en la realidad. No puede negarse el hecho de que, tanto en la literatura especializada como en la opinión pública de muchos países, subsiste la creencia de que el capital internacional que se establece en países como el nuestro aprovecha una normatividad más laxa que la de los países desarrollados, lo que es enteramente falso.

Para lograr lo anterior, será imprescindible difundir los avances obtenidos a través de las auditorias en las casi mil quinientas instalaciones que se integran al programa, a través de una campaña de comunicación acompañada de un sistema de información que acredite que las exigencias asumidas por esas empresas son equivalentes a las de los países con legislaciones ambientales más estrictas.

water-waves-2091854_960_720.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s