Los milagros no caen del cielo. Nacen de ti

Por Karla Serbin

¿Cuántas veces hemos hablado de sueños? Y ¿cuántas veces hemos dado por hecho de que son inalcanzables? Perfecto, si eres de los que cree que el 99% de esos anhelos los vas a alcanzar, ¡te felicito, es la mejor visión de vida! Pero… ¿y el otro 1%? ¿Y lo demás? ¿No cuenta?

¡Claro que cuenta! Claro que todo lo que tú deseas puede materializarse en tu vida. Créeme, por más lejano que se vea ese sueño, si tú le otorgas un significado diferente y empiezas a trabajar para lograrlo, ¡es un hecho que lo conseguirás!

luggage-1149289_960_720.jpg

Y bueno, aquí vienen los argumentos desalentadores: -Pero, es que esto que yo quiero nunca lo lograré porque no tengo suficiente dinero, porque mis papás no me  apoyan, porque la vida ha sido muy injusta conmigo…-decimos-.  ¡Sí! La vida es un tanto difícil de entender; pero, ¿sabes qué? ¡No se equivocó con los “problemas” que te otorgó! Tengo la certeza de que también te dio las herramientas exactas para superarlos.

Sí. Sin temor a equivocarme sé que muy en el fondo tú sabes que puedes, porque de alguna u otra forma has tenido contacto con alguna situación, objeto  y/o persona que por “casualidad” (yo le llamaría señal) te hablan justamente de lo que tú quisieras ser o hacer. Entonces te brillan los ojos… y las escuchas,  y quieres que ese momento nunca acabe porque ¡es precisamente lo que estás buscando!

action-1867014_960_720.jpg

Y te sientes feliz, pleno, agradecido por los consejos o por el  simple hecho de haber escuchado esa experiencia… que probablemente te siga pareciendo ajena, como si nunca pudieras cumplirla. ¡No! Qué va. Tú tienes un propósito de vida, y esa inquietud de cada día, no es en vano. Esa felicidad que sientes es un indicio de que ese sueño es para ti, y ahora, ¡te toca lograrlo!

Pero no te va a caer del cielo, trabajarás para lograrlo. Harás todo lo que esté a tu alcance para acercarte a ello. Y si no está en tus manos, seguirás trabajando para conseguir más herramientas que te acerquen al objetivo. Y te las ingeniarás para no escuchar a quien te dice que no puedes, y todos los días recordarás por qué tanto esfuerzo, por qué tanto “sacrificio”; ¡porque simplemente estás a punto de conseguir tú éxito, en la forma que tú lo traduzcas: tal trabajo, tal profesión, tal viaje!

El éxito radicará en que estás realizándote en lo que tú amas, lo que te hace sentir vivo. Y seré muy honesta, es probable que ese sueño no lo cumplas cómo tú quieres, es probable que en el camino cambie tu perspectiva, o por el contrario  se fortalezca ese amor. Pero ¿sabes qué es lo mejor? No te quedarás con la incertidumbre de saber qué hubiera pasado si  te hubieras enfocado en ese “1% de sueños” donde era probable estaba tu felicidad.

girls-407685_960_720.jpg

Ese 1% de sueños que minimizas porque tu mente te traiciona y a veces te dice que  no es lo tuyo, y que  si es para tu vida “caerá del cielo”…pues incorrecto. Parte del cumplimiento de ese anhelo depende de ti, nace de ti; porque eres el constructor de tu destino, lo moldeas, lo cuidas, lo procuras. Y es que ese sueño del que tanto hablas es parte de tu esencia, del porque estás aquí.

Recuerda, solamente disfrutaremos este mundo una sola vez, así que vale la pena ir por todo aquello que deseamos. Sal y lucha por tus sueños, cree en ti, ¡Vive tu verdadero éxito!

hands-600497_960_720.jpg

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: