Por: Juan Francisco Contreras Lara.

La mayoría de las personas somos capaces de reconocer cuando nuestro cuerpo está enfermo. Desde pequeños reconocemos un dolor de estómago, el dolor después una caída o la tos que nos molesta en época de invierno, sin embargo, hay muchas ocasiones en las que la salud también implica cómo nos sentimos emocionalmente, esto es la salud mental.

brain-2029363_960_720.png

Generalmente las alteraciones en la salud mental comienzan con síntomas que van desde pequeñas molestias y estados breves de alteración, hasta periodos que sobrepasan la capacidad de hacerles frente. Es importante saber que todas las personas contamos con el derecho y la posibilidad de cuidar y estar atentos de nuestra propia salud mental.

¿Qué es la salud mental?

La Organización Mundial de la Salud (2013) define a la salud mental como un estado de bienestar en el que cada persona es consciente de sus propias capacidades, puede afrontar tensiones normales de la vida, puede trabajar o desarrollarse de forma productiva para hacer una contribución a la comunidad.

beauty-355157_960_720.jpg

Este estado de bienestar puede verse afectado o alterado desde los primeros años de vida y hasta la vejez, por tanto, nadie está completamente libre de la posibilidad de verse temporalmente o permanentemente afectado en su salud mental. Afortunadamente existen especialistas disponibles que pueden atender a tiempo las alteraciones de la salud mental.

¿Quiénes cuidan o se encargan de la salud mental?

Entre los profesionales que se dedican a atender la salud mental existen el Médico Psiquiatra y el Psicólogo Clínico. Estos dos profesionales trabajan en conjunto, pero en diferentes formas para atender de manera completa el tratamiento y la recuperación en la salud mental de todo aquél que pudiera estar afectado.

¿Cuáles son algunas situaciones que hacen que las personas no atiendan su salud mental?

A pesar de que en los diferentes sectores de salud (público y privado) existe la posibilidad de atender la salud mental, muchas personas:

  • Desconocen el estado de su propia salud mental
  • Ignoran la posibilidad y el derecho que tienen de atenderse en cualquier momento
  • Tienen miedo ¨al qué dirán¨ de otras personas al ir a los servicios de salud mental (Estigma)

Es bien conocido que en la actualidad existen muchos casos de trastornos de la salud mental como la depresión, ansiedad, el autolesionismo, entre otros. A pesar de esto, pocas personas acuden a los especialistas de la salud mental  al inicio de las manifestaciones o síntomas. Esto ocurre en gran medida al miedo de padecer una enfermedad mental y el estigma que este pudiera provocar en la persona con relación a su familia y la sociedad.

¿Qué es un estigma?

Según el Disability Rights California, debemos entender que un estigma es un conjunto de actitudes y creencias que conducen a las personas a rechazar, evitar y temer a aquellos a quienes perciben como diferentes.  El estigma puede ser público, institucional y el conocido como autoestigma (estigma personal).

hands-1246170_960_720.jpg

¿Cómo se llaman esas creencias falsas que tenemos nosotros mismos sobre la salud mental?

El autoestigma o estigma personal sucede cuando una persona cree una serie de ideas falsas que tiene la sociedad acerca de la salud mental.

Estas creencias negativas hacen que una persona no acuda al psicólogo o psiquiatra pues tiende a sentir vergüenza, ira, desesperanza o desesperación y desafortunadamente evitan acudir a atención especializada, retardando su mejoría o agravando los síntomas no tratados por no seguir las indicaciones de los especialistas.

Este tipo de estigma personal o autoestigma alcanza niveles altos en hasta un 40% en individuos con  algún trastorno mental (Mascayano, Walter, Mena y Manchego, 2015).

¿Qué efectos directos tiene el estigma en nuestra salud mental o la de otros?

Efectos del estigma:

  • El estigma evita que las personas acudan a recibir ayuda adecuadamente
  • El estigma reduce la posibilidad de que consigan un buen empleo o progresen en el trabajo. No por sus capacidades reales, sino por un prejuicio sin justificación.
  • El estigma lleva al miedo, la desconfianza y a la violencia.
  • El estigma tiene consecuencias como el prejuicio y la discriminación.

¿Qué hacer para defender y atender nuestros derechos a la salud mental?

  • Pida información a especialistas calificados en el tema: médicos, psiquiatras y psicólogos.

Esta información estará verificada y será adecuadamente comunicada a usted. Pierda el miedo a preguntar sobre cualquier cosa que no le haya quedado clara durante la consulta con el especialista, usted tiene el derecho a recibir esta información.

  • Busque e infórmese adecuadamente en las páginas oficiales de instituciones de salud como el IMSS, ISSSTE o Secretaría de Salud.

Infórmese en sitios y con instituciones que estén claramente relacionadas con la salud. Evite acudir a sitios donde la información puede ser de dudosa procedencia o donde no se le permita aclarar sus dudas. Usted tiene derecho a recibir información sustentada en evidencia clara y científicamente comprobada.

  • Acuda a centros de atención especializados en salud mental o centros de salud que estén afiliados a la Secretaría de Salud o legalmente establecidos.

Atienda rápidamente las alteraciones o síntomas que pudieran estar afectando su salud mental en un centro especializado de salud mental afiliado adecuadamente a las instituciones de salud y legalmente establecido. Usted tiene derecho a ser atendido adecuadamente por un profesional certificado y actualizado.

  • Acuda a organizaciones o instituciones de salud que apoyen y brinden información adecuada para cada necesidad que usted o su familiar tenga.

Frecuentemente la información falsa que genera estigma viene de personas que no han sido capacitadas adecuadamente o que ignoran temas de salud mental. Acuda a organizaciones bien establecidas a buscar ayuda, información y/o tratamiento. Usted tiene la posibilidad de corregir las ideas falsas sobre la salud mental a través de información verdadera y actual.

¿Cómo fomentar una cultura práctica de salud mental para todos?

  • Reconozca y aprecie las contribuciones hechas por personas que han padecido alguna enfermedad mental.
  • Trate a todas las personas con dignidad y respeto. Cada persona tiene el derecho y la necesidad de ser respetada y tomada en cuenta.
  • Difunda e informe adecuadamente a través del ejemplo personal con familiares, amigos, vecinos, etc.

Referencias.

Organización Mundial de la Salud (2017) Disponible en Línea en:  http://www.who.int/features/factfiles/mental_health/es/

Disability Rights California (s.f.) Disponible en Línea en:  www.disabilityrightsca.org/pubs/CM0402.pdf

Marcayano, F., Lips, W., Mena, C. y Manchego, C. (2015) Estigma hacia los trastornos mentales: características e intervenciones. Salud Mental 38 (1): 53-58

Connecticut Center for prevention, Wellness and Recovery. Estigma y enfermedad mental Disponible en Línea en https://www.ctclearinghouse.org/customer-content/www/topics/estigma_y_enfermedad_mental_091605.pdf

Vanguardia, 21 de enero de 2017. Ir al psicólogo no debe ser un estigma, señala secretario de la Juventud en Coahuila. Saltillo.  Disponible en línea en: http://www.vanguardia.com.mx/articulo/ir-al-psicologo-no-debe-ser-un-estigma-senala-secretario-de-la-juventud-en-coahuila