Por Aldo C. Hernández Reyna

Hoy le quiero compartir una historia de esas “que dicen los que saben” solo pasan una vez en la vida, Germán Madrazo era hasta el pasado viernes un mexicano sin más ni más. Bien podría haber sido pariente de un candidato con trágicas anécdotas en el deporte o una coincidencia nada más, pero desde el viernes es una de tantas historias de esas que nos llenan de orgullo por nuestra #NaciónMX.

Germán Madrazo se convirtió en un dígito más en las estadísticas de los Juegos Olímpicos de invierno para  el COI pero una historia de logro y éxito para todos nosotros. Apenas hace un año que decidió emprender un sueño: aprender a esquiar y hoy tan solo 356 días después concluyó con éxito la prueba de 15 km de esquí de fondo en estilo libre.

Hoy ese “Madrazo” nos llegó a todos y es para celebrarlo y hacerlo nuestro, porque así es nuestra identidad: si nos lo proponemos no hay enemigo, rival circunstancia ni muros inclusive que nos limite.

Mexico es grande y lo es gracias a su gente y sus esfuerzos y nada es más valioso que el esfuerzo y las ganas de lograr algo.

Germán Madrazo se metió a los libros de la historia del deporte olímpico a sus 42 años y con tan solo un año de experiencia. Eso mis estimados lectores se resume en una frase que inmortalizará Guillermo del Toro: como lo logro “PUES PORQUE ES MEXICANO”.

Germán puso en alto las ganas, el ímpetu y el espíritu de nunca rendirse que todos los mexicanos tenemos dentro.

¡Estos son los “Madrazos” que dan gusto recibir! Síguenos para más información en nuestras redes sociales y coméntanos tu opinión.

28071072_2040123382940421_6270357835430190032_o.jpg

#Mexico #CrossCountrySkiing #Orgullomexicano #Chingón #NaciónMX

 

Anuncios