Por: Vera Delgadillo Vélez

Una gran parte de la población tiene en mente ser exitoso a lo largo de su existencia. Se imaginan teniendo gran cantidad de bienes y disfrutando de una vida plena llena de satisfacciones. Sin embargo con el pasar del tiempo, incluso con el pasar de la vida, esta situación, la mayoría de las veces no llega concretarse. ¿De qué depende que sólo unos pocos lo logren?

entrepreneur-1340649__340.jpg

La respuesta es sencilla. Tienen autodisciplina y una serie de hábitos que los benefician de manera importante. El diccionario Oxford define autodisciplina como Disciplina que una persona o los miembros de un grupo se imponen voluntariamente a sí mismos sin ningún control exterior”.

De manera cultural, se ha adquirido el pensamiento de que sólo se dan resultados o se ponen en marcha acciones si estamos siendo vigilados, o si alguien nos ha impuesto alguna meta u objetivos a cumplir. Como consecuencia, se ha generado un desorden social que limita a las personas en su actuar cotidiano en diversas áreas de su vida.

Los momentos importantes, se suelen componer de decisiones y el tener hábitos positivos es una de ellas. La autodisciplina es uno de los hábitos que más fortaleza aporta a las personas, ya que de ella se desprenden muchos otros hábitos y virtudes. La autodisciplina guía de manera importante al éxito, ya que, desarrollarla, surge de poco en poco, hasta alcanzar grandes metas.

concept-1868728__340.jpg

¿Cómo generar autodisciplina?

Parecería complicado empezar desde cero, sin embargo, los siguientes puntos pueden ayudar de manera importante a generar autodisciplina en tu vida.

  1. ¿Qué quieres lograr? Es muy importante saber qué queremos lograr o hasta donde queremos llegar al formarnos en autodisciplina. En esta parte es importante pensar en los beneficios que tendremos o los cambios que podríamos llegar a lograr.
  2. ¿Para qué quieres lograr autodisciplina? Parecería que no tiene mucho sentido hacer esta pregunta, pero es de total relevancia, ya que al preguntarte para qué quieres lograr la autodisciplina, estrás haciendo un análisis profundo de las acciones que has tomado y los resultados no tan satisfactorios que has tenido hasta el momento. De esta manera, te podrás encaminar de mejor manera hacia la construcción de tus hábitos positivos.
  3. Define tus acciones. Es parte de comenzar a hacer el cambio. Para saber cómo llegar al punto final, debes tener trazado un mapa. Es importante comenzar a darle rumbo y dirección a las acciones que haces en tu día a día para encausarlas y que adquieran sentido.
  4. Desecha las excusas. Si previamente has hecho un plan detallado de acciones y causas del porqué en la autodisciplina, desechar las excusas debe ser una parte muy importante. Las metas y acciones realistas y alcanzables van siempre encaminadas hacia el éxito. Claro que es normal que al principio te cueste trabajo lograr las acciones que te definiste, aunque no por eso ya tendrás que dejar todo atrás.
  5. Aprende a priorizar tus actividades. Estamos acostumbrados a distraernos fácilmente y hay ciertos elementos, como la tecnología que contribuyen de manera importante. Priorizar actividades, se convierte en una de las más grandes ventajas que puedes realizar, ya que te indicará que acciones tienen más urgencia y relevancia, y será más sencillo ocuparte de las distracciones.
  6. Aunque te cuesta, hazlo. Caer en conductas conformistas y facilonas es una de las principales cosas que hacen las personas que no tienen autodisciplina. Es importante que sepas que la autodisciplina implica, tenacidad, persistencia, autodeterminación, método, entre otros; y estas conductas en un principio te costarán trabajo, así que no te des por vencido antes de intentarlo.
  7. Construye tus hábitos. En conjunto con la autodisciplina, se van generando más hábitos. Es recomendable que observes cuáles son y de qué manera te están ayudando a encauzar la formación de tu autodisciplina.
  8. Siempre más. La autodisciplina, si es momentánea, no es autodisciplina. Una vez que la incorporas a tu vida, permanece para siempre. Los hábitos que se desarrollen te llevarán a buscar siempre más.
steps-388914__340.jpg
“Somos lo que hacemos día a día. De tal manera que la excelencia no es un acto, sino un hábito” Aristóteles.

Referencias

  • Duhigg, Ch. (2008) El poder de los hábitos.
  • Kennedy, D. (2015) Clave del éxito: autodisciplina. Revista Digital Entrepeneur.
  • Oxford Living Dictionaries. (2018) Oxford University Press. Autodisciplina.

Anuncios