Noticias MX

Atención inmediata y efectiva en agresiones contra mujeres, recomienda experto para inhibir ese fenómeno

En opinión del doctor Carlos Javier Echarri Canovas, experto en temas Demográficos Urbanos y Ambientales, de El Colegio de México, los casos de agresión hacia mujeres deben de ser atendidos de inmediato para obtener resultados efectivos que sirvan de lección a otros posibles agresores, para que sepan que, si incurren en ese tipo de acciones, deberán de pagarlo.

Por otra parte, respecto a las percepciones de que las agresiones hacia las mujeres se han incrementado en San Luis Potosí, aun cuando sus registros se encuentran por debajo de la media nacional, el académico, -quien recientemente dictó en esta ciudad la confencia titulada La Violencia Feminicida-, explicó que en realidad, lo que sucede es que existen casos que son muy mediáticos, y con un caso de esa naturaleza “hay una percepción de incremento; pero el asunto es que deberíamos de llegar a niveles en que se lleve los titulares que no hay agresiones”.

Añadió que de igual manera, en el caso de las alertas de violencia de género, se tiene la percepción de que ya no va habrá feminicidios, pero no es así, por lo que insistió en la necesidad de dar una atención expedita y adecuada a las agresiones, y como ejemplo de lo anterior mencionó el tratamiento que se debe de dar a cualquier caso de lesiones que pueda poner en peligro la vida de alguien.

“No es lo mismo una cachetada que una cuchillada. Una cuchillada puede matar a la mujer, y es distinto si uno lo ve como lesiones, o si lo percibe como feminicidio en grado de tentativa”, toda vez que la pena es totalmente distinta, “y entonces se lo pensarían dos veces, aunque digan que nada más la quería espantar”, pero no, advirtió, ya que con el tratamiento preciso, son 70 años por andarla espantando.

Respecto al lugar que ocupa nuestro Estado frente al número de casos de violencia de género registrados, el doctor Echarri Canovas indicó que San Luis Potosí se encuentra en una posición favorable, porque está por debajo del promedio  nacional; “sin embargo, todavía tenemos una serie de casos tanto en mujeres que son asesinadas o mujeres que sufren violencia de pareja, o comunitaria, que tiene qué seguirse atendiendo”, acotó.

Por otra parte hizo notar que también resalta el hecho de que no se está cumpliendo a cabalidad con la norma 046 de atención a la violencia familiar o sexual, ya qu no se cuenta con información de las unidades del Seguro Social y del ISSSTE sobre los casos que atienden de violencia contra las mujeres, de manera que no hay información disponible, sobre cómo podemos actuar, lamentó.

Violencia Feminicida Carlos Echarri_0190.JPG

“Cómo podemos saber si las acciones, los programas en marcha están teniendo efecto o no. Para eso sirven las cifras, no nada más para poner gráficas de colorcitos y sube y baja, sino para ver que lo que estamos haciendo tiene un efecto para que las mujeres efectivamente alcancen una vida libre de violencia.

Por lo anterior estimó necesario trabajar en la instrumentación de sistemas no solamente entre ellos, sino con la actividad cotidiana. “Esto es que no se vea como una actividad extra, tediosa, y estar llenando formitas, capturándolas para un sistema que no sé quién lo lleva y no sé para qué funciona, sino verlo como una parte integrante de la acción”.

Agregó que cada vez que una instancia realice una acción, ésta reflejarse en un sistema de información, que a su vez alimentará otros reportes, que servirán como termómetro para ver cómo van funcionando las cosas. “Si yo atiendo a una mujer que está reportando, en un Centro de Justicia para las Mujeres el maltrato psicológico que sufre de parte de su pareja, eso debe entrar a un sistema, respetando la confidencialidad de datos, pero también debe servir como referencia de casos anteriores de violencia, porque la repetición de casos implica que algo está pasando, que las intervenciones no funcionaron, y que necesitamos hacer algo”.

A partir de ellos se puede determinar si a esta mujer se le ofrece un refugio, si se le ofrecer asesoría legal, o bien si se necesita darle a conocer que lo que está viviendo también es un delito; cuáles son sus opciones; si requiere una orden de protección o si necesitamos intervenir con los agresores, “pero no necesitamos, además de atenderla, estar llenando papelitos; todo debe de estar integrado, y de esa manera los planes y programas tienen qué estar basados en evidencia”, para así poder identificar un problema, cómo se debe de actuar en él; y a dónde se quiere llegar”.

Esos sistemas de información, opinó finalmente, deben ser integrados entre instituciones, en distintos momentos, pero relacionados al actuar cotidiano, y no ser vistos como una carga extra.

Anuncios