La doctora Lina García Mier, Coordinadora de la licenciatura en Químico Farmacéutico Biotecnólogo de la Universidad del Valle de México Campus Querétaro, estableció en su artículo publicado en el Handbook of food bioengineering, que debido a la gran cantidad de antioxidantes y compuestos bioactivos que contienen las bayas, estas contribuyen en la prevención y tratamiento contra el cáncer.

La Dra. García Mier explicó que su investigación documental titulada Propiedades fitoquímicas y farmacológicas de metabolitos secundarios en bayas, consiste en una revisión de un significativo número de referencias bibliográficas e investigaciones que asocian a los frutos rojos con la prevención y tratamiento del cáncer y de enfermedades crónico degenerativas.

De acuerdo al artículo, se ha demostrado que las fresas, frambuesas, moras, arándanos, grosellas, uvas y bayas de saúco, tienen alto contenido de fitoquímicos, especialmente flavonoides y antocianinas, estos son compuestos polifenólicos que tienen una actividad antioxidante, es decir combaten el estrés oxidativo (un proceso de deterioro celular) el cual desencadena diferentes enfermedades.

García Mier detalló que los fitoquímicos reducen el daño en el ADN, aumentan la expresión del gen de reparación del ADN y reducen estrés oxidativo, inflamación y angiogénesis. Estos compuestos bioactivos responden a exposiciones agudas y tienen resultados benéficos en el cuerpo humano, uno de ellos son los efectos anticancerígenos.

Entre los ejemplos que se detallan en la publicación, menciona que el resveratrol (un fitoquímico que se encuentra en uvas, bayas y cacahuates), inhibe el crecimiento de células de cáncer de mama, y ​​bloquea los efectos del crecimiento de células cancerosas.

Mientras que las moras y las frambuesas son fuentes importantes de antocianinas con propiedades antioxidantes, ácido gálico y ácido elágico, que tienen actividades quimiopreventivas.

Uno de los hallazgos más relevantes, es que mientras mayor es el estrés oxidativo de las plantas que producen estos frutos, mayor es la concentración de sus compuestos, lo que permitiría una mejor absorción del organismo. Dado a estos resultados en un mediano plazo la especialista proyecta realizar propuestas para generar mayor estrés en estas plantas.

La Dra. García refirió que de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, el cáncer es la principal causa de muerte a nivel mundial y entre los tipos de cáncer con mayor número de fallecimientos se encuentran el cáncer pulmonar, hepático, colorrectal, gástrico y de mama.

Agregó que los estudios relevan, sin lugar a duda, que la alimentación influye en las enfermedades que desarrolla la población. Por lo que es necesario apostar por una alimentación que no solo debe ser suficiente, tiene que ser variada y equilibrada, incluir el consumo constante de frutas y hortalizas para tener los beneficios de todos los productos, lo que evitaría ser propensos a enfermedades crónico degenerativas dijo la Coordinadora de la licenciatura en Químico Farmacéutico Biotecnólogo, de la Universidad del Valle de México.

bing-cherries-805416_960_720

Anuncios