Colaboradores

“¿QUIEN ES EL RESPONSABLE?”

Por: Iván Martínez-Costa.

 

Pareciera una lamentable y alarmante tendencia, que en los últimos años y en particular, en los últimos meses, al menos en San Luis Potosí, de donde les escribe el autor de esta pequeña reflexión, los accidentes son cada vez más, y más, automovilísticos.

Esta situación se ha venido agravando en un sector localizado de la población, chicos de entre los 12 a 16 años, en estado de ebriedad.

No me adentraré en detalles de las situaciones que conllevaron dichos percances, sin embargo, amigo lector, lo invito a que reflexionemos, sobre el porqué de éstas y a preguntarnos ¿si realmente, son los niños y adolescentes, responsables de los accidentes automovilísticos? Puesto que, pareciere que nadie los obliga a beber desmedidamente ni a manejar a alta velocidad… ¿o sí? ¿Será suficientemente grande la presión social de los amigos, para que el conductor pise el acelerador hasta que, algo o alguien, los detenga, y olvidarse de su propia seguridad?

Para su servidor, esto va más allá. Porque por supuesto que la presión social puede ser suficientemente grande para pisar el acelerador, y más, de olvidarse de la propia y ajena seguridad en estado de ebriedad. ¿Quién recuerda eso cuando se es joven con unas copas encima? Entonces, considero esto va más allá…

Otra nueva y relajada tendencia es dejar que otros cuiden, eduquen y se responsabilicen de nuestros hijos. Porque, al parecer, los padres estamos muy ocupados, trabajando para darles los que papá y mamá no tuvieron. Entonces los padres los llenamos de cosas y de ciertas libertades, que, asumámoslo, pocas veces necesitan, o pocas veces pueden asumir, pero que en realidad, conforta nuestra falta de atención para con ellos.

qw

Entonces los niños y adolescentes, porque en su mayoría, aun no son jóvenes, se sienten con la libertad entera de hacer lo que ellos creen que pueden hacer.

Les comento brevemente, hace poco me enteré de un chico de escasos 12 años, que manejaba en estado de ebriedad, junto con algunos amigos, más de 10, en la camioneta de su mamá. Y ocurrió lo que no queremos que pase, pero que ciertamente, era muy probable. Chocaron. Y no fue cualquier accidente. Chocaron contra otra camioneta, con chavos de entre 12 y 16 años en estado de ebriedad, igual que la anterior. ¡Qué casualidad!

er

Poco después me enteré de que la mamá de este cafrecito fue por su chico inmediatamente, para llevarlo a casa y esconderlo, ya que el seguro no respondería por los daños de la camioneta, si éste tuvo la responsabilidad del accidente, estando en estado de ebriedad.Afortunadamente, en este caso no hubo pérdidas humanas, pero lamentablemente, lo que seguimos perdiendo son nuestros valores y nuestra seguridad.

Entonces, ¿quién o quiénes son los responsables, amigos lectores, de este tipo de accidentes? ¿Los niños por ir en estado de ebriedad?, si es así ¿Quién o cómo les fueron provistas las cervezas, las llaves del coche y toda la libertad de manejar a 180 Km/h?

¿Quién realmente es el responsable?¿y los padres de todos los demás niños, sabrán en qué y cómo andan sus hijos?

Como comentaba alguna vez, considero que por esto, los accidentes han ido creciendo exponencialmente, y hemos sido cada vez más los afectados.

Y la realidad es que hemos estado fallando como sociedad, como padres, maestros y amigos. Nuestros niños necesitan atención que no les puede brindar YouTube, la tablet, ni las libertades desmedidas que muchas veces les otorgamos sin reflexionar en las necesidades verdaderas de los niños.

Reflexionemos, ya que si la sociedad es la suma de cada individuo y sus respectivas acciones, entonces en algo hemos estado fallando.

gh

Les invito a continuar leyendo este y otro artículos de reflexión a través de las redes sociales de Nación MX y de su amigo autor.

¡Hasta la próxima!

Síguenos en twitter en: @jimcosta19

 

Anuncios