Noticias MX

Día del Padre en San Luis Potosí en números.

La Mesa Interinstitucional Especializada en Feminicidios del Sistema Estatal para la Prevención, Atención, Sanción y Erradicación de la Violencia contra las Mujeres (SEPASEVM) presenta algunas consideraciones:

 CIFRAS:

 2’717,820 población total del estado de SLP,  de los cuales,

  • 48.5% son hombres y
  • 51.5% son mujeres, de acuerdo a la Encuesta Intercensal 2015 del INEGI.
  • Existen 94.1 hombres por cada 100 mujeres.
  • Según la situación conyugal, en población de 12 años y más, es

+ Casada 41.7%                  + Soltera 35.0%                   + Divorciada 1.2%

+ Unión libre 13.2%             + Separada 3.8%                + Viuda 4.8%

+ No especificada 0.3%

  • Al momento del matrimonio, en promedio, los hombres tienen 29 años y las mujeres 26.3 años (2013).
  • 18.3 % de los hogares monoparentales están dirigido por hombres (2015)
  • El 73 % de los hogares familiares reconoce como jefe a un hombre. (2015)

(Fuente: Encuesta Intercensal 2015, INEGI.

http://internet.contenidos.inegi.org.mx/contenidos/Productos/prod_serv/contenidos/espanol/bvinegi/productos/nueva_estruc/inter_censal/panorama/702825082345.pdf  )

 

PATERNIDAD:

  • Resulta complejo tener información demográfica detallada de la paternidad en México, en comparación con la maternidad de la que se pueden obtener múltiples datos como la edad de3 la madre al tener a su primer hija/hijo, cuantos y en que tiempo, así como si vive unida o no, sin embargo los datos del padre es difícil de obtenerlos con claridad y fiabilidad; a partir de los análisis indirectos de información proveniente de los censos, conteos de población e información proveniente de juzgados de lo familiar arrojan luz sobre la identidad de los padres en México (Yamileth Ugalde Inmujeres 2013) La Dra. Yamileth en el 2002 hizo una Propuesta de Indicadores de Paternidad Responsable Naciones Unidas – CEPAL, Octubre de 2002)
  • En el ejercicio de la paternidad, especialmente en los casos de divorcio y la obligatoriedad jurídica de los padres para proporcionar ayuda alimenticia en caso de separación de la pareja es primordial conocer que los derechos fundamentales de las niñas, niños y adolescentes están por encima de cualquier otro interés incluyendo el de sus padres*

           (FUENTE:    http://www.uam.mx/cdi/pdf/seminario_chw/01_4.pdf  )

  • Paternidad responsable libre de violencia: Es necesario promover el ejercicio de una paternidad más amorosa, sin violencia y sin autoritarismo. Para algunos hombres, el papel que hasta ahora se les ha asignado en el estereotipo de proveedor ya no es insuficiente. Reclaman su derecho a interactuar de una manera no violenta con sus hijas e hijos y con sus parejas. Por esta razón proponen redefinir los componentes que hasta ahora han sustentado la paternidad, y reconstruirla basada en el respeto, la equidad y la tolerancia, cruzando por el ejercicio de la sexualidad y hasta la crianza de los hijos y las hijas, que pasa por el deseo o no de tenerlos o tenerlas. Además, se indica el derecho a participar como padres en el embarazo, el parto y el proceso de crianza infantil.

(FUENTE:  http://www.rednacionalderefugios.org.mx/index.html  )

  MASCULINIDADES (Reconstruyendo la hombría)

  • Desde el nacimiento, a los seres humanos se nos asignan expectativas, valores y normes de acuerdo al sexo al que pertenecemos, y así, aprendemos la forma en que debemos actuar, pensar y sentir, según la condición de hombres y mujeres. Específicamente para los hombres, estas expectativas van ligadas a la masculinidad, definida como el conjunto de atributos, valores, comportamientos y conductas características de ser hombre en una sociedad y tiempo determinados. Pero cada sociedad asigna las normas a lo masculino, y las condiciones diferentes en las que cada hombre vive le van dando matices diferentes a las características de la masculinidad.
  • No existe una sola forma de ser hombre, aunque existen conductas generalizadas, cada individuo adquiere sus propias conductas, por lo que se habla de masculinidades y no masculinidad.
  • El modelo tradicional de masculinidad, se puede traducir en una relación con el mundo con un comportamiento afectivo limitado (sin mostrar sentimientos) y por actitudes basadas en modelos de control, poder, agresividad,  competencia, y una dificultad para el cuidado de la salud.
  • Ante la necesidad de demostrar esta masculinidad, apoyada en ejes fundamentales como la heterosexualidad, el éxito en actividades clave, la autoridad en el hogar y otras lugares, y no ser femenino, cuando se presenta el fracaso en alguno de estos aspectos, los hombres pueden reaccionan con violencia, hacia sí mismos, o hacia otras personas.
  • Varios autores respaldan el rescate de las características positivas de la masculinidad, con premisas como aceptar la propia vulnerabilidad, aprender a expresar emociones y sentimientos; aprender a pedir ayuda y apoyo, aprender métodos no violentes para la solución de conflictos, aprender y aceptar actitudes y comportamientos tradicionalmente etiquetados como femeninos, como elementos necesarios para un desarrollo humano integral.
  • Se aboga por masculinidades diversificadas, plurales, abiertas, antisexistas, antirracistas, antiviolentas, anticlasista y antihomofóbicas.
  • “Conocer las limitaciones y peligros del modelo tradicional de masculinidad, ayuda a entender la urgencia del cambio cultural y la necesidad de redefinir la hombría, con miras a construir una sociedad mucho más igualitaria y libre de violencia contra las mujeres.”

(FUENTE:    https://www.gob.mx/mujeressinviolencia/articulos/nuevas-masculinidades-reconstruyendo-la-hombria  )

SALUD:

  • Los hombres se enferman más que las mujeres, su esperanza de vida es de 72 años, 5 menos que ellas, y son quienes menos acuden al médico a checarse.
  • De 363 mil 732 muertes registradas en México en 2015, 56% eran hombres.
  • La 1ª causa de muerte en el ISSSTE son las enfermedades del corazón y
  • 61% de los infartos agudos al miocardio son reportados en hombres.
  • La incidencia de cáncer de próstata es de 23.3 de cada 100 mil hombres, mientras que en el IMSS, la incidencia es de 27.3 por cada 100 mil hombres.
  • De 6 mil 424 pacientes con VIH-Sida, 85% son hombres.

(FUENTE: ISSSTE 2015).

PATERNIDAD:

  • La paternidad es una construcción sociocultural, influida por la formación de la identidad genérica; no es sólo la reproducción biológica, sino lo que se hace con los productos de la reproducción, lo que determina las diferentes prácticas sociales que integran las funciones y responsabilidades con los hijo e hijas.
  • La paternidad puede ejercerse de muchas formas, por lo que hay padres autoritarios, permisivos o democráticos, lo que implica diferentes tipos de crianza, comportamientos o actitudes hacia los hijos e hijas, y que pueden generar consecuencias negativas o positivas, que dejan secuelas para toda la vida.
  • El reto es eliminar la diferenciación entre hijos e hijas; dejar atrás la sobrevaloración del nacimiento de un niño y no así de una niña, generando una actitud discriminatoria.
  • El Instituto Nacional de las Mujeres ha considerado que se debe fomentar la participación de los hombres en actividades relacionadas con el cuidad y la crianza de hijos e hijas, lo que contribuirá a modificar ideas, creencias y conductas que consideran a la madre como responsable absoluta de estas tareas. Diversas figuras masculinas como los papás biológicos, los tíos, hermanos, abuelos y otras hombres que se preocupen por el bienestar de los menores, pueden ejercer la paternidad.

(FUENTE:http://www.cndh.org.mx/sites/all/doc/Programas/Ninez_familia/Material/trip-respeto-dif-masculinidades.pdf y    file:///C:/Users/Comunicaci%C3%B3n%20Social/Downloads/CESOP-IL-14-EC64PadresDeFamiliaEnMexico-160615.pdf  )

RESPONSABILIDADES FAMILIARES:

  • Los cambios sociales han llevado a buscar la conciliación entre la vida familiar y la laboral, por lo que resulta indispensable que los hombres se involucren, comprometan y participen en las actividades del hogar, de cuidado y crianza de las hijas e hijos.
  • Estudios clínicos han demostrado que cuando los padres intervienen en la educación de sus hijas e hijos, tienen un mejor aprovechamiento escolar, mayor capacidad de integración con otras y otros niños, tienden a respetar más a la autoridad, porque de alguna forma les han impuesto límites en el hogar y por lo tanto lo reproducirán en sus otras esferas sociales”.

(FUENTE:   http://www.e-consulta.com/nota/2017-06-28/sociedad/padres-mexicanos-de-ayer-hoy-y-manana  )

PUNTO LEGAL:

  • El Artículo 4º Constitucional contempla la igualdad entre hombre y mujeres, así como la decisión de cada persona de elegir el número y espaciamiento de sus hijos.
  • El Artículo 132, Fracción XXVII Bis, de la Ley Federal del Trabajo, establece la obligación de los patrones de “otorgar permiso de paternidad de 5 días laborables con goce de sueldo, a los hombres trabajadores, por el nacimiento de sus hijos y de igual manera en el caso de la adopción de un infante”.

ENAPEA:

 

  • En la Estrategia Nacional para la Prevención del Embarazo existen muchas oportunidades para incorporar un enfoque de masculinidad basada en la equidad de género y el respeto a los derechos
  • Las masculinidades no pueden definirse fuera del contexto socioeconómico, cultural e histórico donde se sitúan los varones y que ésta es una construcción cultural que se reproduce socialmente. Los hombres construyen su  masculinidad asociada con la sexualidad, la reproducción, la paternidad, el trabajo y la violencia.
  • Importante fortalecer la actitud de los hombres sobre el uso de anticonceptivos dado que hay una brecha entre conocimiento y uso, los estudios tratan de comprender los comportamientos que tienen los varones con su propia salud sexual y la de su pareja y cómo es posible intervenir en ellos para prevenir riesgos y preservar la salud, por lo que se busca estudiar e incentivar la esterilización masculina a través de la vasectomía.
  • La paternidad para los hombres significa fundamentalmente asumir la obligación de conformar un hogar que depende de ellos y cumplir cabalmente con la responsabilidad de asegurar el bienestar material familiar. Por ello asignan mayor importancia a sus obligaciones laborales y al tiempo de trabajo que a su vida familiar y a la atención que sus hijas e hijos necesitan. Esta valoración masculina de los hijos y las hijas en términos económicos y de la paternidad en términos de la manutención del hogar, está muy relacionada con una actitud propensa a mantener vigente una división tradicional del trabajo en el hogar, muy distante de la dinámica familiar actual.
  • El reto es identificar las creencias, construcciones culturales, aspectos sociales de las masculinidades y aspectos de la sexualidad que influyen en las acciones de varones  en relación a la procreación de hijas e hijos con mujeres adolescentes y las implicaciones que los lleva a compartir o no la responsabilidad de la crianza, con la finalidad de facilitar la construcción de políticas públicas relacionadas al embarazo en las/os adolescentes.
  • Generar modelos de vida alternativos, deseables y atractivos para los y las adolescentes más allá de la maternidad y la paternidad, incluir la creación de espacios a través de los cuales se puede resignificar la adolescencia, promover  el empoderamiento y la adquisición de herramientas que permitan a los y las adolescentes disfrutar y planear esta etapa de vida.
Anuncios