Por Aldo C. Hernández Reyna

Después de un periodo de ausencia de esta redacción hoy les quiero compartir una historia de vida este fin de semana tuve la oportunidad de conocer a dos personas que me hicieron cambiar mi perspectiva de la vida, dos niños que con la viveza y la alegría de vivir que caracteriza a todos los infantes me hicieron vivir un fin de semana diferente.

El primero de ellos se llama Carlitos y es un fan de “hueso azul y oro” de los Pumas de la universidad el tiene 12 años y uno de sus sueños era conocer a Pablo Barrera extremo del equipo universitario y el viernes gracias a la labor de Dr. Sonrisas SLP y Tecmilenio Campus San Luis logramos cumplir el sueño de este pequeñito de conocer a su ídolo.

unnamed

La otra personita lleva por nombre Gizelle y es un angelito de 3 años de edad por la cual también corre sangre azul y oro, en su caso por “x” circunstancia no conseguió estar presente para conocer a sus ídolos del balompié mexicano, pero gracias a la labor de Diego Vaca coordinador de Dr Sonrisas y de alumnos de la Univerdsidad Tecmilenio, nos dimos a la tarea de llevar a los Pumas a Gizelle. “Si la montaña no viene a Mahoma…

Eso hizo que hoy por la mañana yo tuviera el enorme placer de conocerla y hacerle entrega de un jersey con las firmas de los jugadores del equipo universitario, situación para la cual Gizelle, por obra de no se quien, se sospecha que de su mamá y abuelita, ya nos estaba esperando con sus tachones puestos y lista para recibir una sorpresa.

Mi alegría fue tal al momento de ver su sonrisa que son estos pequeños momentos de relaciones positivas y de involucramiento que hacen que la labor del Servicio Social de los alumnos de Tecmilenio sea una actividad que, en lo personal me llena de alegría y de #vibraspositivas.

unnamed (1).jpg

Hoy gracias a la labor de Dr. Sonrisas San Luis y Tecmilenio San Luis pudimos cumplir el sueño de dos aficionados de los Pumas que siempre guardarán en sus corazones esa experiencia positiva de haber conocido a sus ídolos o de poseer una playera con los autógrafos de su equipo favorito.

Estoy en verdad convencido que esta labor no hará crecer como ciudadanos y hacer de nuestro México y México mejor y si lo hacemos de la mano del deporte más hermoso del planeta no hay mejor forma de construir relaciones positivas.

Me despido no sin antes recordarles que nos sigan en nuestras redes sociales y que nos dejes tus comentarios. Y estaremos en contacto muy pronto

Anuncios