Noticias MX

Estudiantes de UVM Campus Tuxtla, recuperan predio abandonado donde impulsan la creación del parque ecológico Yashalum

Estudiantes y docentes de la Universidad del Valle de México Campus Tuxtla, recuperaron un predio abandonado y crearon un bioparque único en el sureste, que ha recibido el nombre de Yashalum, que significa Tierra Verde en Tzeltal, la lengua de una de las etnias más importantes de Chiapas.

Hasta la colonia Sabines, en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, se trasladaron los universitarios quienes, con la ayuda de los vecinos, diseñaron el proyecto para establecer el nuevo parque ecológico, lo que demuestra que los espacios naturales, se pueden recuperar para que sean disfrutados, lo que contribuye con el medio ambiente.

Originalmente, el sitio de una hectárea y media era lote baldío en el que se pretendía reubicar a habitantes de la colonia Sabines que resultó afectada por un derrumbe. Los colonos pidieron y lograron que en lugar de ello se creara un parque. A invitación de los vecinos, el Doctor Neín Farrera, líder de Investigación de la Universidad del Valle de México Campus Tuxtla, junto con estudiantes y profesores, como Osbaldo García y Aldo Aguilar, construyeron un circuito para meditación, colocaron bancas construidas por los propios alumnos y un sistema de riego por goteo, contando con la colaboración de los colonos para definir los lugares donde se instaló el sistema de riego.

Este último, explicó el Dr. Farrera, utiliza una estructura metálica y botes reciclados de pet. Estos se llenan de agua que es dosificada por goteo en cada planta, principalmente en árboles que en tiempos de sequía requieren del líquido. “Su goteo dura aproximadamente un día y se pueden rellenar 3 veces por semana”, dijo.

Bioparque4

El parque fue reforestado y dentro de la vegetación se trazaron recorridos para evitar que fueran dañadas las zonas verdes. En este bioparque, las personas hacen ejercicio, los usuarios pueden meditar, descansar o simplemente disfrutar de la vista y respirar aire limpio.

El parque fue diseñado por estudiantes de la carrera de Arquitectura y de Ingeniería Civil de UVM Campus Tuxtla, dirigidos por académicos y con la participación directa de los vecinos de la colonia Sabines, quienes dan mantenimiento al parque y han construido la palapa central, un espacio para la convivencia y para la impartición de cursos de ecología.

Durante el recorrido que el público hace en el parque Yashalum, se pueden observar bellezas de la naturaleza tales como flores, árboles endémicos, árboles frutales y arbustos, así como una vista de la ciudad de Tuxtla y del Cañón del Sumidero; también se puede escuchar el canto de las aves.

“Todos deberíamos tener un espacio como este, para disfrutarlo y para mejorar nuestra calidad de vida, que nos haga mejores personas. Por lo mismo, el proyecto debe darse a conocer para que se replique en otras partes del país, no solo en Tuxtla”, comentó el Doctor Neín Farrera.

Además de lo ya mencionado, el parque Yashalum cuenta con un gimnasio al aire libre, un pequeño huerto, una zona de cítricos, mesas con sus sillas para descansar o tomar el café bajo la sombra de los árboles y varios circuitos para caminar o trotar.

“En el huerto, comentó el docente de UVM Campus Tuxtla, se sembró chile, cebolla, zanahorias, calabaza, como parte de actividades educativas y recreativas para que los niños aprendan sobre la alimentación saludable y el crecimiento de un ser vivo”, concluyó el Dr. Neín Farrera.

Anuncios