Noticias MX

PRESENTAN OBJETIVOS DEL PRIMER CONGRESO NACIONAL DE BIOTURBOSINA A DESARROLLARSE EN CDMX

Participan panelistas internacionales con experiencia en el manejo de esta bioenergía los próximos 4 y 5 de septiembre en CDMX.

Al generar bioturbosina de forma sustentable se está impactando directamente en la reducción de la tasa neta de carbono, y tendrá beneficios ambientales para el país.

El Clúster de Bioturbosina busca promover este combustible alterno para la aviación como una energía que puede impactar en la reducción del Cambio Climático, parte de los compromisos de México ante el mundo y que sea una oportunidad de hacer negocio, indicó el Doctor David Ríos Jara, Coordinador Técnico del Clúster e investigador del IPICYT.

Al presentar las actividades y alcances del primer Congreso Nacional de Bioturbosina en las instalaciones del IPICYT, evento que se desarrollará en la CDMX los próximos 4 y 5 de septiembre; el Líder del Proyecto dijo que el Clúster de Bioenergía es una iniciativa de la Secretaría de Energía y el CONACYT, que forma parte de los fondos de sustentabilidad energética de SENER.

“Se pretende con el Clúster generar toda la tecnología para la fabricación de biocombustible para aviones, el Clúster tiene aprobado un presupuesto de 380 millones de pesos y está planteado el proyecto a 4 años; estamos prácticamente a la mitad del proyecto y tenemos avances en las distintas líneas de investigación como es Biomasa, Transformación, Sustentabilidad y Mercado”, indicó David Ríos Jara.

Por su parte el Dr. Jorge Aburto Anell, Líder Técnico del Clúster en el área de Transformación e investigador del Instituto Mexicano del Petróleo, dio a conocer que una de las metas del Clúster es que se pueda ofrecer al sector de aviación un combustible que se produce a partir de biomasa, que es un combustible “verde” o sustentable.

“Al generar bioturbosina de forma sustentable, se está impactando directamente          en la reducción de la tasa neta de carbono, impacta en el índice de desarrollo del país, acorde con los compromisos de México con el mundo, y en el sector aeronaútico una reducción sustancial es los gases de efecto invernadero”, indicó Aburto Anell

La ingeniera Karla Magaña Zepeda, coordinadora del Congreso Nacional de Bioturbosina explicó este primer Congreso busca llegar a profesionistas, instituciones y empresas que estén desarrollando esfuerzos en alguna parte de la cadena de valor para el desarrollo de combustibles sustentables de aviación.

En este primer congreso participarán panelistas de talla internacional en el tema, quienes aportarán su experiencia y conocimiento, así como el desarrollo que ha tenido esta bioenergía exitosamente en otros países y que puede ser un mercado redituable y amigable con el medio ambiente en México.

Finalmente, el Doctor Marco Antonio Sánchez, dijo que la bioturbosina en México es un área estratégica para el país, y donde puede involucrarse toda la cadena productiva como el agrícola, de transformación, productores, generar procesos y bienestar social.

¿QUÉ ES LA BIOTURBOSINA?

La bioturbosina es un combustible sostenible alterno para la aviación que puede ser producido a partir de biomasa (materia orgánica de origen vegetal o animal, residuos y desechos orgánicos), susceptible de ser aprovechada energéticamente.

La biomasa puede ser de primera, segunda o tercera generación; es decir, procedente de cultivos para alimentación humana; residuos agrícolas y forestales; o de algas y microalgas respectivamente. El término bioturbosina únicamente es utilizado en México y es usado para nombrar el combustible de aviación (turbosina), globalmente conocido como Jet-A1.

¿QUÉ BUSCA EL PRIMER CONGRESO NACIONAL DE BIOTURBOSINA?

Promover el tema de la bioenergía en México que permita discutir las tendencias modernas en este campo.

Vincular a los profesionales que trabajan en las distintas actividades asociadas, a fin de formular propuestas sustentadas científicamente y estimular la innovación tecnológica.

Crear una plataforma que reúna a la comunidad científica y tecnológica con el sector comercial y empresarial para encausar a la bioenergía como una nueva oportunidad de negocio.

Posicionar un evento para el CEMIE-Bio (Centro Mexicano de Innovación en Bioenergía).

CAMBIO CLIMÁTICO

En el contexto mundial, México contribuye con alrededor del 1.6% a las emisiones de GEI (Gases de Efecto Invernadero) del mundo. En el rango de países emisores se ubica en la posición número 13. Las emisiones per cápita de México en 2006, ascendieron a 6.2 tCO2, y sin incluir la categoría de uso de suelo y cambio de uso de suelo y silvicultura, (USCUSS) fueron de 5.9 tCO2 (Instituto Mexicano del Transporte, 2013).

 

CLÚSTER DE BIOTURBOSINA EN MÉXICO

El clúster bioturbosina es uno de los 5 capítulos que conforman del CEMIE-Bio (Centro Mexicano de Innovación en Bioenergía). Es apoyado por la Secretaría de Energía y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, a través del Fondo de Sustentabilidad Energética. Se trata de la iniciativa de mayor inversión del gobierno mexicano en cuanto a investigación para desarrollar biocombustibles en México.

LÍNEAS DE INVESTIGACIÓN DEL CLÚSTER

El Clúster de Bioturbosina tiene cuatro líneas de investigación que buscan contribuir con el avance científico en la generación de biocombustibles de aviación no solo de México sino en el mundo.

  1. BIOMASA

Todo comienza con una semilla o residuos. Existe una serie de posibles materias primas como los aceites vegetales usados, grasas y aceites animales o lodos residuales; residuos como hojas y tallos, o incluso alcoholes provenientes de la fermentación de azúcares, que pudieran ser susceptibles de ser aprovechados para la producción de bioturbosina. Nuestro país genera 36 toneladas de basura orgánica por minuto; además, el campo mexicano tiene potencial para producir cultivos bioenergéticos. Por las condiciones climáticas contamos con una atractiva oferta de cultivos oleaginosos, uno de ellos es la jatropha, también conocida como piñón o tempate.

  1. TRANSFORMACIÓN

Uno de los objetivos cruciales para el Clúster de Bioturbosina es el desarrollo de procesos sustentables a largo plazo y escalables a nivel comercial para la producción de combustible alternativo para la aviación; para el cual, ya existen procesos certificados para su uso en la aviación comercial:

· Fischer-Tropsch (FT)

  • Hydroprocessed Esters and Fatty Acids (HEFA)
  • Alcohol To Jet (ATJ)
  • Direct Sugar to Hidrocarbons (DSCH) ​

  1. ACV Y SUSTENTABILIDAD

Estimación y evaluación de los impactos ambientales y sociales ocasionados por la producción y consumo de bioturbosina durante su ciclo de vida en los diferentes procesos, desde la obtención de materias primas, acondicionamiento, refinación, transporte, procesamiento o transformación y uso energético, con la finalidad de garantizar que se utilicen fuentes de biomasa y procesos de transformación sustentables y adecuados, según el marco legal y ambiental mexicano.

  1. MERCADO

Para asegurarse de sentar las bases de una industria de biocombustibles sustentable a largo plazo, es indispensable llevar a cabo actividades de investigación económica aplicada para desarrollar un modelo de negocio que tome en cuenta la logística y las políticas del mercado de biocombustibles; además de medir los efectos económicos, sociales y ambientales de la

producción de bioturbosina.

20180814_121625.jpg

México necesita responder a las dinámicas energéticas y agrícolas nacionales y mundiales, a los compromisos ambientales globales, las políticas ambientales locales y a las políticas comerciales.

Para mayor información ingresa:

clusterbioturbosina.ipicyt.edu.mx/congreso

Anuncios