KaaBáay, proyecto que comercializa miel de abeja melipona, recibe el Premio UNITEC a la Innovación Tecnológica para el Desarrollo Social

Ciudad de México, 20 de febrero de 2019.- KaaBáay, empresa dedicada a la comercialización de miel de abeja melipona de apicultores de la región de Cuetzalan del Progreso, Puebla, recolectada con un proceso 100% sustentable a partir de la incorporación de mejores prácticas y tecnificación para el cuidado de los apiarios, es uno de los proyectos ganadores del Premio UNITEC a la Innovación Tecnológica para el Desarrollo Social 2019.

Yarazendi Itzel Cerezo, creadora de KaaBáay (que significa caricias de miel en maya), dijo que el proyecto está comprometido con resguardar este alimento milenario, además que busca difundir sus bondades y usos para el bienestar de los consumidores y apoyar a los productores de las comunidades indígenas de Cuetzalan del Progreso para el adecuado aprovechamiento de sus apiarios.

Indicó que en el mercado no hay un proyecto similar a KaaBáay, sin embargo, en México hay proyectos que trabajan la meliponicultura (es la crianza de las abejas meliponas o abejas sin aguijón). KaaBáay es distinto a otros por la forma en cómo trabaja la miel melipona que se da en la región de Cuetzalan. “Otro diferenciador es que ayudamos al productor, en la región existe una cooperativa que no fomenta el pago justo, nosotros sí lo hacemos, pagamos lo justo al productor y ayudamos a mejorar la calidad de vida de quienes dependen de este”, dijo.

La miel que extraen del panal de la abeja melipona es envasada en Cuetzalan y se distribuye en la Ciudad de México para venta al público, señaló la egresada de UNITEC Campus Sur, quien estudió la Licenciatura de Negocios Internacionales.

La miel es el único alimento natural que no caduca; en el mundo gastronómico enriquece los aromas de los alimentos y mejora el sabor. En México, de acuerdo con datos de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), es el tercer mayor exportador mundial de miel orgánica con 500 toneladas anuales.

Yarazendi.JPG

Investigaciones realizadas sobre esta abeja melipona, indican que además de la ayuda económica que aporta su comercialización, esta miel tiene propiedades curativas, ya que los apicultores han observado que la abeja cuando absorbe polen de plantas medicinales, maximiza las propiedades de su miel.

A decir de Yarazendi Itzel, la miel de abeja melipona contiene propiedades curativas milenarias; la gente utiliza la miel como ungüento, para quemaduras, para problemas respiratorios, de garganta y, para niños que sufren de desnutrición.

En particular, la miel melipona proporciona energía con su contenido de vitaminas y minerales, brinda una amplia variedad de sabores al combinarse con otros ingredientes, además de ser un alimento rico en nutrientes y antioxidantes con alto poder medicinal que sirven para curar úlceras gástricas, cataratas, conjuntivitis, carnosidad y, manchas de piel.

“En la región de Cuetzalan, Puebla, los apicultores que trabajan con la miel de la abeja melipona, emplean dos ollas de barro que unen con arcilla; solamente dejan un espacio para que las abejas con su cera construyan una especie de popote por el cual entran al panal. La abeja, como tal, hace una división con las dos ollas de barro, en la parte de abajo de los recipientes pone sus huevecillos, y es a donde se aloja la abeja”, explicó.

La ganadora del Premio UNITEC, agregó que, en la parte de arriba de las ollas de barro, la abeja melipona construye cápsulas de cera de donde los apicultores extraen la miel. En la Península de Yucatán y el sureste del país, la recolección de miel es diferente respecto a Cuetzalan. “En esta región los apicultores colocan troncos de madera, la abeja en su naturaleza ingresa a los troncos vacíos, ahí hace su panal del cual los apicultores extraen la miel; como se puede apreciar, trabajar el producto de la abeja melipona es diverso, en una región se extrae de ollas de barro y en otra de troncos de madera”, explicó.

Ganar el Premio UNITEC, es un honor para Yarazendi, al ser egresada de esta casa de estudios, concretamente del Campus Sur. “Me siento contenta porque UNITEC fomenta el emprendimiento, además que nos va a dejar una marca muy importante en nuestro camino, porque es la pauta para que esto crezca; me siento muy emocionada porque vamos a poder construir grandes cosas con este apoyo y vamos a mejorar como la calidad de vida del productor”, concluyó.

Anuncios