Violencia, inequidad, discriminación, así es la vida de muchas mujeres en México: COP UVM

Scroll down to content

Violencia, estereotipos respecto a lo que deben estudiar y discriminación por embarazo y salud, son algunos de los problemas que viven las mujeres en México, de acuerdo a estudios del Centro de Opinión Pública de la Universidad del Valle de México.

En el contexto de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer encontramos que las opiniones de la población sobre el papel y la situación de las mujeres indican que todavía hay muchos retos a enfrentar para alcanzar una verdadera equidad de género.

¿Cómo tratamos los mexicanos a la mujer? Violencia física y violencia laboral

66% de la población percibe que México es un país muy violento hacia las mujeres, 37% de los participantes reporta haber presenciado o vivido un acto violento en contra de la mujer en un lapso de tres meses previos a que respondió la encuesta. De estos últimos datos surge una pregunta: ¿Por qué más de la mitad de la población considera que el país es muy violento hacia las mujeres, pero menos de la mitad ha sido testigo o vivido un acontecimiento de este tipo? ¿A qué se debe esta diferencia?

Entre algunos factores que detecta la encuesta, está la asociación de violencia con una manifestación principalmente física y el reconocimiento o aceptación de que esa manifestación de violencia es tal. Para ilustrar que la violencia hacia las mujeres se percibe principalmente a través de manifestaciones sobre todo físicas, encontramos que 99% suele considerar como violentas acciones como manoseos o “arrimones” en el transporte (97%), pero decir un piropo solo 61% lo considera violento.

child-1439468__340.jpg

El hecho de que las personas acepten que la violencia existe y que actúen para evitarla, no se perciben como acciones que sucedan cotidianamente, ya que, de acuerdo con los resultados de la encuesta, los participantes consideran poco o nada probable que una mujer admita que es víctima de violencia doméstica (54%) o que se anime a denunciar si fue víctima de esta (57%).

Considerando que la población percibe que la violencia hacia las mujeres es principalmente física, esto nos hace preguntarnos qué ocurre con otras manifestaciones de violencia ¿las vemos? ¿les damos importancia? ¿dónde podemos identificarlas? Un ejemplo de ello son los salarios, las prestaciones y los beneficios con los que cuentan las mujeres en el ámbito laboral.

Estudios del Centro de Opinión Pública reportan que una mayor proporción de hombres tiene promociones laborales que las mujeres (58% vs. 51% respectivamente). Y en lo que respecta al salario percibido en su empleo actual, mientras que 40% de los hombres dice tener un salario mayor a $15,000 pesos mensuales, únicamente 30% de las mujeres está en el mismo rango de salario.

Es igualmente significativo que, a las mujeres, una vez que egresan de la universidad, les cuesta más conseguir empleo. Mientras que 27% de los hombres consigue empleo en un tiempo menor a un mes, únicamente 22% de las mujeres lo consigue en este tiempo. En contraparte, mientras que a 19% de las mujeres les toma más de un año emplearse al egresar de la universidad, el porcentaje disminuye a 15% en el caso de los hombres.

¿Existe acceso equitativo a la educación para las mujeres?

Las mujeres no solo enfrentan grandes retos para competir de forma equitativa con los hombres en el ámbito laboral, sino que incluso el camino para elegir aquella profesión que desempeñarán a lo largo de su vida viene marcado por la percepción que tienen los padres de familia sobre el rol que deben de cumplir las mujeres en la sociedad.

En una encuesta realizada tanto a padres de familia como a estudiantes de educación nivel secundaria, el Centro de Opinión Pública de UVM encontró grandes diferencias respecto a los roles que los padres asignan a los hombres y a las mujeres. Mientras que 88% de estos considera que las mujeres se pueden desempeñar muy bien en campos profesionales como enseñanza y enfermería, únicamente 57% considera que podrían hacer muy buen trabajo en ingeniería, y 68% en física.

La percepción de los padres sobre el tipo de actividades que puede llevar a cabo cada género, puede ser un factor que influya en las decisiones e intereses de niños y niñas, por ejemplo 81% de los estudiantes hombres se muestra interesado en actividades de robótica o diseño de videojuegos, mientras que en el caso de las estudiantes mujeres, únicamente 66% se muestra interesada en estas actividades.

Si los padres constituyen un factor para impulsar, acercar o alejar a sus hijos o hijas a ciertas actividades dependiendo de su género, también encontramos que el género de los hijos tiene implicaciones en la preferencia de los padres sobre el nivel de estudio, mientras que a 78% de los padres de familia les gustaría que sus hijos varones estudiasen una licenciatura, este porcentaje disminuye a 65% en el caso de sus hijas mujeres.

Prevalencia de prejuicios hacia la mujer durante el embarazo, maternidad y familia

La prevalencia de roles o estereotipos hacia la mujer no solo aparecen en encuestas de índole académico y laboral, también podemos verlos en el desenvolvimiento que las mujeres tienen en otras facetas y ámbitos, como son el embarazo, la maternidad o la familia.  En el caso del embarazo, si este se presenta en la adolescencia tiene implicaciones en el desarrollo de las adolescentes que, a juicio de 85% de los encuestados, tendrán complicaciones para continuar sus estudios, mientras que 56% considera que la joven tendrá pocas o nulas oportunidades en el plano profesional.

Adicional a estas dificultades, 88% considera que las jóvenes con un embarazo adolescente tendrán miedo de contar su situación a sus padres, 71% cree que sufrirán discriminación, 53% que sentirán vergüenza de salir a la calle y 58% piensa que las familias de las adolescentes embarazadas tratarán de ocultar el embarazo de la hija.

Los prejuicios en torno a distintas actividades que realizan las mujeres también pudieron encontrarse durante la lactancia materna, ya que en un escenario donde una mujer está amantando en público, 46% de los hombres afirma que si esa mujer es de su familia preferiría que se cubriera y en el caso de las mujeres, hasta 87% preferiría cubrir su pecho.

En el terreno de la salud, en específico de la salud mental, las mujeres suelen enfrentarse a mayores retos que su contraparte masculina. Un estudio realizado por el COP UVM encontró que en el último año las mujeres habían experimento depresión y/o ansiedad en mayor porcentaje que hombres (51% versus 36%).

Ante una situación de depresión o ansiedad contar con el apoyo de la familia es fundamental y destaca que 40% de los hombres asegura que ha contado con el apoyo de su familia para superarlo. En el caso de las mujeres el porcentaje disminuye a 28%. De forma similar, 19% de los hombres señala haber recibido apoyo por parte de alguna institución del gobierno y las mujeres auxiliadas por una entidad pública representa 14%.

Los resultados de estos estudios nos indican que si bien se han obtenido muchos logros para alcanzar una equidad de género aún existen grandes retos, no solo para estar en igualdad de condiciones en distintos ámbitos, sino también para mejorar las condiciones de salud, combatir la violencia y el rezago en términos de acceso a la educación.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: