Jóvenes y adolescentes, los más expuestos a pérdida de audición por ruido

Scroll down to content

En las grandes ciudades del mundo, el ruido es uno de los factores más importantes para la pérdida de audición de manera irreversible; en México lamentablemente no hay estadísticas, apenas hay estudios piloto que dicen que alrededor del 17 al 20 por ciento de la población en jóvenes o adolescentes pueden tener pérdida de audición inducida por ruido, comentó la Dra. Laura Jardines Serralde, a trabajadores de la Universidad del Valle de México Campus San Rafael.

La especialista en Audiología, Otoneurología, Foniatría y Patología del Lenguaje, explicó durante su conferencia en UVM, que de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), 5 % de la población mundial padece pérdida de audición discapacitante; de este porcentaje, 328 millones son adultos, 32 millones son niños y, 1100 millones son jóvenes de todo el mundo, quienes podrían estar en riesgo de sufrir pérdida de audición debido a prácticas auditivas perjudiciales.

La Dra. Laura Jardines, quien labora en el Centro Médico de Alta Especialidad, agregó que 43 millones de personas de entre 12 y 35 años padecen pérdida auditiva discapacitante debido a diversas causas; de los adolescentes y jóvenes de entre 12 y 35 años que viven en países de ingresos medianos y altos, casi 50% está expuesto a niveles de ruido perjudiciales a consecuencia del uso de dispositivos de audio personales como reproductores MP3 y teléfonos inteligentes y, alrededor de 40% está expuesto a niveles de ruido potencialmente nocivo en clubes, discotecas y bares.

“El aumento de la exposición a sonidos fuertes en lugares de ocio como clubes nocturnos, discotecas, pubs, bares, cines, conciertos, eventos deportivos e incluso gimnasios, es cada vez mayor; con la popularización de la tecnología, algunos dispositivos como los reproductores de música suelen escucharse a volúmenes perjudiciales y durante largos periodos de tiempo”, comentó.

A pregunta expresa del público sobre cuáles son las recomendaciones para no sufrir pérdida de audición a causa del ruido, la Dra. Jardines explicó que la recomendación es que cualquier sonido que escuchemos se encuentre en un volumen por debajo de 85 decibeles en una duración máxima de ocho horas al día.

Comentó que el ruido no es el único motivo para que una persona pierda la audición, hay otros factores como las infecciones, daños congénitos o causas adquiridas.

Las causas congénitas están presentes desde el nacimiento y pueden deberse a infecciones sufridas por la madre o malformaciones en el oído; las causas adquiridas pueden ser infecciosas, exposición al ruido, trauma acústico o daño surgido directamente por contacto con algún objeto.

Las enfermedades más comunes que atacan al oído son, uno, la pérdida de audición por la edad; en el caso de los niños son infecciones frecuentes en garganta y por supuesto, la exposición al ruido, como ya se ha mencionado.

“En adultos, los pacientes mayores a 60 años deben ser sometidos a evaluación porque tienen un riesgo a exposición por la edad, pacientes que tienen diabetes mellitus e hipertensión, colesterol, triglicéridos elevados o enfermedades renales, también pueden tener daño de audición; por eso es importante su evaluación y en los jóvenes, sobre todo aquellos que están expuestos a mucho ruido, también requieren ser evaluados”, señaló la especialista.

Entre las recomendaciones para el cuidado del oído está evitar la introducción de objetos extraños, pues cualquier dispositivo que se trate de meter al conducto auditivo externo va a presentar un alto riesgo para la integridad de la audición, estos objetos pueden ser pasadores, hisopos, llaves, etcétera. “No hay que introducir ninguno de estos objetos al conducto auditivo externo”, indicó.

La Dra. Laura Jardines comentó a empleados de UVM Campus San Rafael, que existe la creencia entre algunos pacientes de que el cerumen es perjudicial, “el cerumen se produce de manera natural como un lubricante en el conducto auditivo externo y nos protege de la entrada de polvo, bacterias, virus, etc.; no hay que retirarlo, únicamente con el baño diario, con eso es suficiente”.

A %d blogueros les gusta esto: