Niños con conductas asociadas con la ira.

Scroll down to content

Autor: Bety Vargas

¿Por qué los niños muestran conductas agresivas? Como se ha mencionado infinidad de veces, la familia es el núcleo primordial donde los niños aprenden valores y principios, por lo tanto es el lugar por excelencia donde aprenden a comportarse consigo mismos y con los demás, es decir, la familia se convierte en un agente de socialización ya que las relaciones intrafamiliares ejercen una gran influencia en el niño cuando es pequeño.

En entrevista con la Psicóloga Clínica Infantil, Berenice Morales, menciona que: La ira se puede definir como una reacción física y psicológica que es el resultado de una frustración. Los más pequeños todavía no saben controlar las emociones primarias por lo que es habitual que los padres se encuentren con una dificultad enorme para controlar la ira en niños, es importante enseñar al niño a identificar sus emociones: En muchas ocasiones, los niños confunden el cansancio con la tristeza o con la rabia. Puesto que no identifican esa emoción negativa, tienden a acumular frustración hasta que esta explota en rabia.

poor-2507399__340.jpg

Actualmente existen formas de conducta asociadas a sentimientos de ira, que hacen que un niño se muestre agresivo ante la gente que lo rodea, inclusive llegan a intentar hacerse daño a sí mismos, sin embargo estas conductas o sentimientos podrían indicar que existe una problemática que debe ser atendida con ayuda de especialistas,  cuando el problema ya rebasa los límites de la agresividad para evitar problemas futuros.

Los problemas de conducta deben de atenderse durante la infancia si no de lo contrario el niño tendrá como principal dificultad la socialización, adaptación, baja autoestima, incapacidad para cumplir normas, fracaso escolar, entre otros.

Muchas veces el niño muestra ciertas conductas agresivas en la escuela principalmente con sus pares, lo que ocasiona que no exista convivencia alguna con el niño que muestra esta problemática, lo que hace más evidente que desate su ira ya no solo con las personas sino con sus pertenencias y en tal caso se convierta en un niño problema para toda la institución.

Por tal motivo se debe sensibilizar a los padres y docentes, para que tomen conciencia de esta problemática y practiquen estrategias pedagógicas que ayuden a dar solución a los comportamientos agresivos, tomando en consideración que cuando las conductas rebasan limites, se debe de pedir el apoyo de un especialista, que les permita regular conductas y comportamientos.

Como se mencionó con anterioridad, las conductas agresivas surgen en el entorno familiar, por ser el primer contexto para la socialización del niño, por tal motivo, para propiciar un desarrollo socioafectivo sano, la familia debe de tener actitudes positivas, tratar al niño con respeto, motivándolo en todo momento y educarlo con mucho amor, esto formará  mejores individuos con valores y virtudes que reforzarán en la escuela y aplicarán en su vida diaria.

kid-165256__340.jpg

En entrevista con la Psicóloga Clínica Infantil, Berenice Morales, nos comenta:

De igual forma la Psicóloga Berenice Morales, considera que:

“El adulto debe mantener la paciencia: Un niño aprende lo que ve en su entorno y se comporta en función de lo que le sirve. Es habitual actualmente que los niños no toleren la frustración fácilmente debido a que suelen conseguir todo lo que quieren”.

Como padres debemos evitar conductas violentas en el hogar, esto evitará formar hijos frustrados que buscan oportunidad para sacar toda su ira con cualquier persona, si este no es el caso, también debemos saber de la importancia de poner límites, no se les debe educar diciendo “mi hijo tendrá todo lo que yo no tuve” ese es un gran error que podemos cometer, debemos dar lo necesario y también hacer que se ganen las cosas con conductas y actitudes positivas.

No formemos hijos materialistas que van por el mundo derrochando odio y rencor por estar vacíos por dentro, formemos hijos felices, eduquemos a nuestros hijos con mucho amor sin olvidar nutrirlos de buenos principios y valores, para sí formar hombres de excelencia en el futuro.

 

A %d blogueros les gusta esto: