DÍA DE MUERTOS: “LAS BACTERIAS TE DEVORARÁN”

Scroll down to content

Existe un número muy grande de microorganismos (bacterias, hongos, virus, protozoarios) que viven en nuestro cuerpo. Hay aproximadamente 10 microorganismos por cada célula del cuerpo.
Cuando morimos, estos microorganismos hacen un festín con nuestro cuerpo.

¿Qué pasa a nivel celular cuando morimos? La muerte es un proceso y no todas las células mueren al mismo tiempo. Las células necesitan oxígeno y alimento para generar energía y poder vivir. Cuando una persona fallece deja de respirar, ya no hay oxígeno, ya no se produce energía y todas las células comienzan a morir.

“Las células que forma el sistema inmune (que es el mejor sistema de vigilancia y protección que tenemos para evitar infecciones por microorganismos) también deja de funcionar y esto le permite a los microorganismos que devoren sin ninguna restricción el material orgánico del cuerpo”, indica el Investigador del la División de Biología Molecular del IPICYT, el doctor Alejandro De Las Peñas Nava.

Agrega que cuando las células del sistema inmune se mueren, los microorganismos están libres de moverse y comer de forma ilimitada, “aparentemente el primero órgano que se comen es el hígado que está lleno de nutrientes. Cuando morimos, los microorganismos que viven en nuestro cuerpo se encargan de consumirnos rápidamente y así comienza la descomposición”, explica De Las Peñas Navas.

Incluso los cadáveres que llegan a las funerarias se les aplica un tipo de embalsamamiento para retrasar esta descomposición. Este es otro gran argumento para que la gente mejor done sus órganos y le sirvan a otras personas, a que se los coman los microorganismos.

“Nuestro cuerpo está cubierto de microorganismos, cualquier lugar de nuestro cuerpo que tenga contacto con el exterior tiene bacterias, hongos, virus, protozoarios y al conjunto de estos microorganismos se les llama Microbioma (o Microbióta). El Microbioma cambia dependiendo de dónde se ubica: las especies de microorganismos y su número varía si esta en las plantas de los pies, en las palmas de las manos, en la boca o en el intestino.”, detalla el Investigador del IPICYT.

Explica que el Microbioma de un ser humano puede llegar a pesar hasta 1.5 kilogramos, es decir, casi lo mismo que pesa el cerebro. Gracias a la ciencia, la importancia que el Microbioma tiene en la salud humana es cada día más claro.

El investigador Nivel II del SNI, agrega que el Microbioma puede ser extraordinariamente benéfico, y para tenerlo hay que buscar modelos de vida saludable, comida balanceada y no fumar.

En el marco del Día de Muertos, Alejandro de Las Peñas Navas brindará una charla en el Laberinto de las Ciencias el próximo jueves 31 de octubre a las 8:30 de la noche, titulada: “Las bacterias te devorarán”.

dia de muertos 2

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: