MARTÍN un joven atractivo pero algo obsesivo tiene noviazgos que no toma en serio, esto debido a que no ha podido olvidar a su ex novia FERNANDA, Un día que faja con Jimena en la casa de ella, Jimena es la susodicha en turno. Descubre frente al ventanal a una bailarina de danza contemporánea que se parece mucho a su exnovia Fernanda y queda impactado con ella. La sigue sin que ella se dé cuenta, le toma fotos, sueña con ella, compara las fotos con las de Fernanda que tiene en su recamara y se sorprende del parecido, además Fernanda también era bailarina. Pero cierto día que la bailarina es seguida por MARTÍN, un mecánico vecino de la bailarina la molesta. Martín aprovecha la oportunidad para defenderla. Ella le dice que se llama Osana y le agradece que la ayudara. Le da un beso en la mejilla.

 

STILL 6.png

 Martín resulta encantador y siempre trata de coincidir con ella con el único afán de conquistarla.  Ante las peticiones e insistencia Osana acepta verlo pero le dice que no quiere tener novio por una herida que aún no puede cerrar.

Cierto día y ante su sorpresa,  Martín se ha inscrito en el grupo de danza que ella pertenece, lo que resulta evidente el claro deseo de seguirla donde fuere.  Aunque Martín es atractivo y simpático, se resiste a no verlo más ya que comienza a sentirse acosada.  Finalmente lo acepta como compañero y amigo y explica que ama profundamente a su exnovio Dante.

Martín ya obsesionado con Osana y para acercarse más a ella, le pide que le dé clases particulares diciéndole que quiere avanzar en su técnica y que le prometió a su hermana fallecida hacer un baile que no cumplió con ella, Osana acepta sin ninguna otra intención más que ayudarlo sinceramente a que cumpla su juramento.

Martín se esfuerza por llegar a tocar su corazón, hace todo lo que está a su alcance para que se dé cuenta que en verdad la ama.  Osana finalmente al darse cuenta que su amor puede ser sincero, acepta ser su novia.

Martín descubre una casa cultural abandonada donde hay un viejo teatro, ahí lleva a Osana para ensayar y para estar juntos.  Él ve en ella su felicidad y ella la oportunidad de olvidar a Dante.

Pero Dante aparece y vuelve a entrar en la vida de Osana, le confiesa que se ha dado cuenta que es el amor de su vida y que está dispuesto a todo con tal de recuperarla.  Osana lo evade y se resiste a volver con él a causa del daño que le causo, además de que tiene una nueva y bonita relación con Martín.

Martín se entera de la presencia de Dante, y aunque Osana rechaza los presentes e invitaciones de su exnovio, Martín la cela.

Dante busca todos los medios para reconquistarla: Le llama, le manda flores, la busca en las clases y a su casa, la invita a salir. Osana sólo acepta verlo para hablar lo que se calló en su momento y para cerrar un círculo de vida.

Martín empieza a seguirla y a espiarla. Sus celos va cayendo en una obsesión y en impulsos agresivos.  Osana inicia a tener dudas de su actual relación.  Finalmente regresa con Dante y habla con Martín para que la perdone.

Martín destrozado y sin saber qué actitud tomar,  decide obligarla a amarlo como él la ama.

Con mayor ahínco la espía siendo testigo del amor que se tienen Osana y Dante.

En un  impulso desesperado por recuperarla, y no perderla como perdió a Fernanda. Martin la secuestra y la lleva al centro cultural abandonado.

La desaparición de Osana es notoria para su familia y Dante. Éste comienza a buscarla junto con la hermana (de Osana). Dante visita la casa de Martín y se entrevistan con él.  Martín niega saber del paradero de Osana. Dante y la hermana no le creen.

Martín, ha cerrado todos los accesos de la casa cultural donde Osana se mantiene amarrada a una cama.

Martín intenta que la relación sea como antes, que vuelvan a ensayar, a bailar juntos y a hacer el amor; Osana se niega rotundamente a todo y le menciona que no puede obligarla a que lo ame.  Éste se enfurece y la obliga usando la fuerza a sus deseos antes mencionados.

Dante decide seguir a Martín pero sin suerte ya que Martín se da cuenta de que es espiado.

Los días pasan y el paradero de Osana es un asunto crítico. Martín cumple años y lo quiere pasar con Osana, ella aprovecha el momento nostálgico de su captor para poder liberarse, baila con él como antes lo hacían y es justo cuando ahora Osana tomará el control y ejecutará sus propios planes.

 

STILL 3.png

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: