La participación política de los Jóvenes en la era digital

Lic. Y M.C.I. Rafael Munguía Garduño

Especialista en impuestos y comercio internacional

Catedrático, conferencista, asesor y promotor cultural.

Hoy la soberanía de nuestro país, se ve amenazada por la violencia e inseguridad, debilitando la economía, limitando la confianza de inversión extranjera y atentando contra el patrimonio de las familias, generando incertidumbre y temor en la población. La pobreza y desigualdad económica  se hace presente, violentando los derechos sociales básicos de la población vulnerable  (salud, educación, alimentación, servicios y calidad de la vivienda) los carteles de la droga amenazan contra la seguridad humana, cuyo resultado se refleja en una crisis de fortaleza y eficacia del Estado Mexicano.

La situación actual que enfrenta nuestro país, exige la participación política de los jóvenes, el 32% de la lista nominal local de electores lo representan jóvenes cuyas edades oscilan entre 18 y 29 años, por lo que es importante su participación política y social. El filósofo Pericles decía:

 “Ciudadano es aquel que se compromete y el que no participa es inútil”

Por su parte, el francés Jacques Rousseau expresaba:

“Construyan ciudadanos y tendrán lo que necesitan”

Ambas reflexiones, me conducen a expresar que no podemos exigir un mejor gobierno, si no somos buenos ciudadanos y para lograr un verdadero cambio necesitamos organizarnos e involucrar a los jóvenes hacia una participación activa; la participación  política debe ir más allá del simple voto, implica el involucramiento en las acciones y decisiones públicas, para lo cual deben instituirse mecanismos de diálogo para lograr que los jóvenes tengan y puedan participar en un ambiente de corresponsabilidad social con el Estado y sociedad.

Es evidente, que las nuevas generaciones han crecido en un ambiente de cambios tecnológicos, donde su participación política se ve reflejada en las redes sociales. Se consideran como nativos digitales donde el “Smartphone” es el principal medio de comunicación. La información que reciben fluye a tiempo real.

Por su parte, los partidos políticos deberán considerar el uso del Big Data para preparar sus campañas electorales con acierto, se ha comprobado que los datos masivos pueden predecir comportamientos, ahora es posible acceder a las preferencias del electorado de manera directa a través de las huellas digitales que van dejando los ciudadanos en redes sociales, como es Twitter.

En otros países, las redes sociales se han convertido en una herramienta esencial en una campaña electoral, de esta manera los políticos pueden dirigir sus mensajes al electorado, ya que pueden predecir el comportamiento, potencializar la comunicación y lograr hasta la interacción digital con el ciudadano, el ejemplo más evidente documentado del éxito en el uso del Big data  fue la campaña del actual presidente Donald Trump, quien a pesar de todos los pronósticos en contra, logro ganar las elecciones. Si bien los medios coincidían en la victoria de Hillary Clinton, el análisis del Big Data ofrecía un panorama distinto. Los grupos más activos en redes sociales fueron los millennials.

Bajo este entorno, las instituciones educativas deben ser flexibles y  generar sistemas innovadores de calidad, a los alumnos se les deben proveer de herramientas y desarrollar habilidades que les permitan analizar datos y tomar decisiones, alcanzar la predictibilidad de sucesos basados en las tecnologías de la información es vital.

Tener presente que los millennials basan sus comportamientos bajo una nueva concepción, creen en la economía colaborativa, compartir es lo natural, competir no es sano, viajan de otra manera, el modelo de crowdfunding es óptimo para apoyar proyectos relacionados con las causas que los propios miembros consideran. El activismo político está en plataformas como Change.org

Las organizaciones e instituciones tradicionales, no parecen responder con la misma velocidad a los cambios de la ciudadanía digital, el involucramiento de los jóvenes hacia la política y hacia los temas de interés público es complejo, pues es una generación que no cree en los partidos políticos en su actual configuración.

office-1209640_1920.jpg

A %d blogueros les gusta esto: