Saltar al contenido.

Día Mundial del Riñón

La insuficiencia renal crónica (IRC) se presenta con mayor frecuencia en personas con diabetes mellitus e hipertensión mal controladas.

El día mundial del riñón se celebra desde el año 2006 cada segundo jueves del mes de marzo por iniciativa de La Sociedad Internacional de Nefrología (ISN) y la Federación Internacional de Fundaciones Renales (IFKF) como una campaña de concientización acerca de la enfermedad renal con el propósito de resaltar la necesidad urgente de actuar para prevenir y tratar esta seria condición de salud. A nivel nacional al día de hoy se encuentran 17,298 personas inscritas a la espera de un trasplante de riñón que sustituya las funciones perdidas de este órgano, 154 de estas en San Luis Potosí.

En nuestro medio, la insuficiencia renal se presenta con mayor frecuencia en personas con diabetes mellitus mal controlada. La presión arterial alta es la segunda causa más común, otros problemas que llegan a causar falla renal pueden incluir enfermedades infecciosas de las vías urinarias, litiasis renal, enfermedades autoinmunes como el lupus y artritis reumatoide, enfermedades hereditarias como la enfermedad renal poliquística y agentes tóxicos como metales pesados, desperdicios industriales y plaguicidas.

El riñón es un órgano vital encargado de depurar la sangre de nuestro organismo expulsando hacia el exterior las toxinas y productos de desecho en forma de orina al actuar como un filtro selectivo que excreta las sustancias que debe eliminar y retiene las que son útiles. También mantienen un equilibrio de electrolitos y pH de la sangre, así como la producción de hormonas que regulan la presión arterial y evitan la anemia.
Cuando la función renal falla, se excretan por orina sustancias que no se deberían arrojar y, en cambio se acumulan en la sangre otras que se deberían expulsar, como la Creatinina, y sustancias de desecho que provocan daño en nuestro organismo.

La enfermedad renal crónica usualmente se empeora muy lentamente, y puede ser que los síntomas no se manifiesten hasta que los riñones están muy dañados. Dichos síntomas pueden ser los siguientes: comezón, calambres musculares, náuseas o vómitos, no sentir hambre, hinchazón de los pies y tobillos, exceso de orinar o no orinar suficiente, dificultad para respirar, problemas para dormir.

Cuando la falla es aguda, también los síntomas aparecen de forma brusca: dolor abdominal, dolor de espalda, diarrea, fiebre, hemorragias de nariz, erupción, vómitos.
Los riñones desempeñan acciones muy importantes en nuestro organismo, existen varias etapas de la enfermedad en las que se puede dar un tratamiento combinando medicamentos, dieta y mejoramiento de hábitos. Cuando se determina Insuficiencia Renal Crónica Terminal (IRC fase 5) la pérdida es irreversible y su manejo es muy costoso. La única opción que reestablece todas las funciones perdidas del riñón es un trasplante, mientras este puede realizarse el paciente debe someterse a diálisis peritoneal o hemodiálisis para eliminar las sustancias de deshecho, suministrar hormonas para evitar anemia y regular su presión arterial con medicamentos.

Para disminuir el riesgo de padecer una enfermedad renal se recomienda: Mantenerse en forma y activo, controlar el nivel de glucosa en sangre, vigilar la presión sanguínea, comer sano y controlar el peso, mantener una ingesta de líquidos sana, no fumar, no tomar medicamentos sin receta o supervisión médica, comprobar la función renal si se presentan uno o más factores de riesgo (diabetes, hipertensión arterial, enfermedad autoinmune, enfermedad renal en algún familiar, alcoholismo, tabaquismo). Visita a tu médico y realízate revisiones periódicas para estar al tanto de tu salud.

Fuentes:

¿Cuál es la función principal de los riñones y cómo funcionan?

CKD 2020 Spanish


https://es.wikipedia.org/wiki/Trasplante_de_riñón
http://cetraslp.gob.mx/informacion-general/informacion-importante/rinon

A %d blogueros les gusta esto: