Saltar al contenido.

Declaración de UNICEF sobre el COVID-19

Nueva York.- “Calificar la incidencia del COVID-19 como una pandemia no es una indicación de que el virus se haya vuelto más letal. Más bien, es una confirmación del aumento en la extensión geográfica de la enfermedad.

UNICEF se ha estado preparando y ha estado respondiendo a la epidemia de COVID-19 en todo el mundo, sabiendo que el virus podría propagarse a niños y familias en cualquiera país o comunidad.

Continuaremos trabajando con los gobiernos y nuestros aliados para detener la transmisión del virus y mantener seguros a niñas, niños, adolescentes y sus familias.

Al mismo tiempo, seguimos estando muy preocupados por los efectos secundarios del brote y las medidas de control relacionadas con los niños, incluido el cierre de escuelas, la sobrecarga de los sistemas de salud locales en la prestación de atención primaria, los riesgos vinculados a la protección y las presiones económicas que sienten algunas familias.

El miedo al virus también está contribuyendo a la discriminación de aquellas personas que se encuentran en una situación más vulnerable, incluidos los refugiados y los migrantes. Esto es inaceptable.

Permanecemos en el terreno trabajando en las comunidades afectadas para mitigar los impactos secundarios para los niños y prevenir la estigmatización”.

A %d blogueros les gusta esto: