MUESTREA IPICYT SUELOS CONTAMINADOS EN MATEHUALA

Investigadores excavan en El Grasero a fin de obtener muestras de suelo cada 10 centímetros de profundidad.

El objetivo es conocer el tipo de metales pesados que existen en el suelo y el subsuelo para, posteriormente, hacer propuesta de remediación ecológica de es te lugar en Matehuala.

Este equipo fue el que trabajó y propuso remediación en Cerrito Blanco, también en el mismo municipio.

La doctora Nadia Valentina Martínez Villegas, investigadora de la División de Geociencias Aplicadas del IPICYT se encuentra con su equipo muestreando suelos en El Grasero, ubicado en Matehuala, a fin de conocer el tipo de materiales pesados que existen en el suelo y subsuelo, que lleve a plantear una estrategia de remediación ecológica para recuperar la zona y evitar posibles daños a la salud de los habitantes.

La doctora Martínez Villegas y su grupo de trabajo estuvieron la semana pasada muestreando en campo esta zona donde existió décadas atrás una fundidora, mismo que aún guarda material derivado de procesos metalúrgicos y de extracción que se hacían en el lugar, los cuales dañaron el medio ambiente del lugar.

WhatsApp Image 2020-06-22 at 8.58.21 AM (1)

“Actualmente estamos realizando muestreos de suelo, agua y sedimento del lugar. En este caso en particular, excavando un aproximado de 3 metros de profundidad para obtener muestras de las paredes de la excavación a cada 10 centímetros, estas muestras las revisaremos en nuestro laboratorio en el Instituto, en la que sabremos el tipo de contaminación que se tiene el lugar”, agregó la Investigadora Nivel I del SNI.

La Doctora en Ciencias del Suelo dio a conocer que los resultados del muestreo podrían estar listos este mismo año con lo que concluirá la fase uno del proyecto; posteriormente en la fase dos, se considera un diseño de remediación del suelo del lugar.

WhatsApp Image 2020-06-22 at 8.58.21 AM (2)

“Este es un proyecto a mediano plazo, al concluir la fase dos, la empresa dueña del lugar tendrá que formular la ingeniería y las acciones necesarias para realizar los procesos de remediación que marcamos en nuestro proyecto de remediación, con el fin de recuperar la zona e incorporarla al paisaje”, indicó la investigadora del IPICYT.

Nadia Valentina Martínez Villegas trabajaron también en la comunidad de Cerrito Blanco, en el mismo municipio en donde encontraron arsénico en el suelo y agua del lugar en niveles muy por encima de la Norma Oficial Mexicana, y la hipótesis es que El Grasero posiblemente es el origen de la contaminación de un acuífero somero que desemboca en Cerrito Blanco.

Dijo que El Grasero en este momento está considerado un pasivo ambiental; sin embargo, la empresa Industrial Minera México SA de CV, dueña del inmueble, está realizando una importante inversión encaminada a su remediación ecológica.

WhatsApp Image 2020-06-22 at 8.58.21 AM

A %d blogueros les gusta esto: