CANCELACIÓN LAMENTABLE, ¿SE REINVENTARÁ LMB?”

Por: Juan Carlos Torres

Hay días en los que por más que quieras escribir, es mejor esperar para tratar que gane un poco la razón y no el corazón, y más cuando hay cosas serias que ocurren y en poco están dentro del control de una sola persona, sino más bien del colectivo como sociedad.

Es claro que el virus seguirá, los contagios siguen en aumento, algunos hospitales no tienen ya capacidad para recibir pacientes, pero también como dijeran los toreros, “más cornadas da el hambre”, y ahorita las está dando en varios ámbitos.

Tristemente se anunció la cancelación de la temporada en México debido a que no hay condiciones ni sanitarias y probablemente económicas tampoco para que se realice.

En redes sociales algunos peloteros, así como gente que de una u otra forma depende de los ingresos que se generen en el béisbol y otros eventos deportivos comentan que deberían de poderse realizar tanto la temporada como el regreso a las actividades, quizás no con aforos al 100%, pero ponen en duda el costo beneficio entre quedarse sin hacer nada o morir en el intento… literalmente.

¿Se tomó la decisión correcta o es más peligroso seguir encerrado? Temo mucho que no tengo la respuesta a eso, inclusive entre epidemiólogos y economistas sigue ese debate de una forma tan intensa como la pueden tener en los chats, aunque probablemente acompañados de más diapositivas.

Palabras de aliento para las personas que dependen de estas actividades desafortunadamente no existen, simplemente esperar a que esto pase y pronto se pueda volver a la actividad que tanto se requiere.

La LMB tendrá que aprovechar este tiempo para trabajar en conjunto tratando de crecer de manera global. Gente que está empapada de la forma en la cual se opera en Grandes Ligas, dicen que allá los dueños prefieren ganar dinero a ganar un campeonato, quizás ahora se deba de tener ese enfoque… o al menos el de no perder tanto dinero.

Podrán traer al mejor perfil para que ocupe el cargo de presidente de la Liga, pero si no parten de ponerse de acuerdo y tener un plan de desarrollo en una plaza de al menos 10 años, luce complicado que puedan generar afición y arraigo.

Si estás cambiando de plaza en plaza una franquicia, ¿cómo esperas que ese muchacho que ahorita tiene 12 años y de la nada el equipo de su ciudad se va, regrese con la camiseta puesta con todo y su familia cuando tenga 30?

Si tienes plazas solo porque el gobierno de un estado o municipio te aporta una cierta cantidad al año y al cambiar administración se va luce muy complicado que puedas hacer planes de mercadotecnia, comercialización de derechos de transmisión, entre otras.

Y aún más, si hasta un equipo que se supone es de los que tiene mayor abolengo en la liga ya renunció al lugar donde tiene su base de aficionados para irse a otro lado donde tampoco es que lo vayan a ver muchos, ¿qué puedes esperar de otras novenas que vienen y se van? En ese aspecto habrá mucho que aprenderles a la LMP que ha tenido pocos cambios de plazas, al menos en años recientes, en comparación con LMB.

¿Qué los jugadores deberían de tener un sindicato o forma de organizarse entre ellos para tener una representación ante la liga y exponer de mejor manera sus intereses? Claro que sí, se ha mencionado por bastantes personas, y no solo en LMB, inclusive en otras ligas, siempre y cuando no sea como la mal llamada Comisión del Jugador que existe en la Federación Mexicana de Fútbol y no parece servir de mucho.

P.D.: Habrá muchos que lo único que quieren es borrar de su memoria el 2020 con ánimos de que ya se acabe por las desgracias que se han tenido, otros que no lo olvidarán y harán lo que esté en sus manos para que una situación así no les vuelva a causar las mismas consecuencias.

A %d blogueros les gusta esto: