EDUCAR EN TIEMPOS DE PANDEMIA: TECNOLOGÍA – FAMILIA – EDUCADOR.

Dr. José Zilberstein Toruncha.

Rector del Campus Tequis, de la Universidad Tangamanga. SLP.

42 años de experiencia como educador

Zilbertein
Dr. José Zilberstein Toruncha

Un gran educador Latinoamericano escribió en la Nación de Buenos Aires en 1882 acerca de los maestros: “Por qué, sobre todo, no sentarnos al lado de los educadores en consejo, que están viendo con agradecible y laborioso empeño, la manera de educar al niño de modo que abandonado luego entre los hombres, pueda aplicar sus fuerzas enseñadas a un mundo conocido, en vez de ser ciego presuntuoso, cargado de letras griegas y latinas inútiles, en medio de un universo activo, apasionado real, necesitado, que lo ofusca, asorda y arrolla.” (1)

En estos meses de confinamiento en casa producto de la Pandemia mundial generada por el Coronavirus, este aforismo martiano mantiene total vigencia. En el caso de México, sus educadores han demostrado que por encima de enseñar conocimientos, es necesario educar a las nuevas generaciones, en nuevos patrones de inteligencia emocional y resiliencia, para lo cual han empleado estrategias diversas para continuar en los hogares de los estudiantes junto a sus familias, la labor insustituible de un maestro: transmitir normas de relación con el mundo utilizando Internet, la televisión, mensajería electrónica, entre otros medios y todo ello, con humildad y entrega, incluso dedicando muchas más horas de las que habitualmente empleaban para sus clases presenciales.

Nación MX

Contrario a esto, hoy algunos sectores del mundo empresarial cantan gritos de sirena, de que por fin la tecnología sustituirá al maestro, ya que según ellos los nuevos paquetes informáticos, serán superiores a la escuela tradicional, entre otras expresiones, que desde mi punto de vista pretenden una vez más, convertir la escuela en una “mercancía tecnológica”.

Contrario a esto, considero, como se aprecia en muchas universidades y otras instituciones educativas, que lo que surgirá en los próximos meses son nuevos Modelos Modelos Híbridos, en los que lo presencial se restablecerá dentro de lo posible en la escuela, a medida que la humanidad logre dominar la actual Pandemia, y se empleará de manera más coherente la vía remota para determinados contenidos, ya que la tecnología es un medio y no un fin en sí mismo para enseñar conocimientos.

Con estos Modelos educativos, volveremos a escuchar la palabra afectuosa y directa de un educador en los oídos de un estudiante, su mirada franca y directa en el salón de clases, quizás con menos estudiantes, al estilo, por ejemplo, de países como Finlandia, contrario a nuestros “repletos” salones Latinoamericanos, abarrotados en momentos por niños y niñas, se combinarán con clases virtuales, recorridos virtuales a museos, clases de idiomas, platicas con expertos, entre otros.

Y todo lo anterior con el retomar de una nueva conciencia de la familia mexicana: el estar al lado de sus hijos, los educa también  y fortalece lo que en la escuela se persigue enseñarles.

Las familias “son como las raíces de los pueblos y quien funda una, y da a la Patria hijos útiles, tiene al caer en el último sueño de la tierra, derecho a que se recuerde su nombre con respeto y cariño.” (2) (José Martí, en Patria, Nueva York, 1894)

Citas 1 y 2. José Martí. Aforismos. (2004). De: Jorge Sergio Batlle. Centro de Estudios Martianos. La Habana, Cuba. P.P. 122 y 148.

A %d blogueros les gusta esto: