Trabajadores del S.E.E.R. se quejan del inicio de labores sin el equipo necesario para cumplir los protocolos de seguridad.

Redacción

El Secretario de Educación, Esteban Moctezuma Barragán, mencionó a nivel nacional que para salvaguardar la integridad física de todos los involucrados en el quehacer educativo no habría retorno presencial de alumnos, maestros, personal administrativo ni de asistencia a la educación mientras el semáforo epidemiológico no estuviera en color verde.

En nuestra entidad, el Consejo Estatal de Salud determinó en días pasados volver al color rojo después de que la curva de contagios tuviera un incremento considerable en las últimas semanas, aún cuando la federación había asignado el color naranja para nuestro estado.

S.E.E.R.

Pese a lo anterior, el pasado jueves 6 de agosto se empezó a correr el rumor en los grupos de redes sociales del personal administrativo del Sistema Educativo Estatal Regular (S.E.E.R.) que el lunes 10 se reanudarían las actividades presenciales en las oficinas administrativas de dicha dependencia de Gobierno del Estado, por lo que la incertidumbre y las dudas no se hicieron esperar; sin embargo pocas fueron las respuestas a las interrogantes del personal adscrito a la dependencia que solicitaban se les informara :

1. ¿Qué pasa con la indicación del Secretario de Educación Federal?

2. ¿Se deben reanudar actividades presenciales aún cuando no existe un oficio de parte de la autoridad administrativa, en este caso de la Dirección General del S.E.E.R.?

3. ¿Qué pasa con el personal que se considera VULNERABLE? ¿Debe regresar a trabajar de manera presencial de igual manera si no existe un documento de la autoridad administrativa que se lo indique?

4. El Gobierno del Estado ha otorgado al personal de sus dependencias ESENCIALES que reanudaron actividades presenciales, equipo de protección personal, como son cubrebocas, caretas, guantes, gel antibacterial, sanitizantes, franelas, acrílicos o cintas pasará guardar la sana distancia, entre otros; ¿Se dotará al personal de las oficinas administrativas del S.E.E.R. de dicho material?

5. El contagio de COVID-19 que pudiera adquirir cualquiera de los compañeros por el hecho de reanudar actividades presenciales ¿será considerado un riesgo de trabajo?

6. Los recursos que dejaron de gastar tanto el S.E.E.R. como la Sección 52 del S.N.T.E. por concepto de los festejos del Día del niño, Día de la madre, Día del Maestro, Día de la Educadora, Día del administrativo, entre otros festejos y estímulos no otorgados por razones de la pandemia ¿Se distribuirán entre el personal para la compra de EPP? ¿Se otorgará algún bono por riesgo de trabajo o para apoyo a quienes tienen que pagar a quién les cuide a sus hijos por reanudar sus actividades de manera presencial mientras dura el semáforo rojo?

Todas estas inquietudes se manifestaron a las autoridades sindicales con quienes se creía tener un contacto a través de los representantes de los centros de trabajo. Sin embargo, no hubo respuestas concretas. Lo único que informaron de manera preliminar, fue que el viernes 7 del presente se había sanitizado el edificio del S.E.E.R., a efecto de que se presentara el personal el lunes 10 de manera escalonada y que cada jefe de departamento sería quien determinaría el rol de asistencia del personal a su cargo, por lo que, la Dirección General y las Direcciones de Área se deslindan de la responsabilidad, dejando ésta en los mandos intermedios. Asimismo, la Sección 52 del S.N.T.E., se ha mantenido al margen, dejando a la deriva a sus agremiados. Esto no es nada nuevo, pues se ha visto que se trata de una organización que usa a la base para beneficiar a unos cuantos y no al personal que conforma sus filas.

Esto se ha visto en las últimas décadas y con los últimos dirigentes que han dejado perder los logros que costaron muchos años de esfuerzo, de lucha y de unidad de una de las que en algún momento fuera una de las secciones sindicales más representativas del país.

Pues hoy por hoy, la incertidumbre del retorno a las actividades presenciales en pleno semáforo rojo y con un incremento de casos que preocupa a las autoridades sanitarias de la entidad, así como la falta de un documento oficial que le de certeza legal a la reapertura de la Unidad Administrativa del Sistema Educativo Estatal Regular, habla de que posiblemente se trata de un hecho que se está gestando “por debajo del agua”, “desde lo oscurito”, “sin que las autoridades educativas de alto nivel se enteren”… De no ser así, ¿Por qué no emitir los documentos correspondientes y ofrecer los recursos pertinentes, hacerlo de manera transparente y en los tiempos y de acuerdo a la normativa correspondiente?

Lo dejamos a su criterio, amigos lectores…

A %d blogueros les gusta esto: