EL ENFOQUE DE DERECHOS HUMANOS Y LA GESTIÓN MUNICIPAL: UNA AGENDA EN CONSTRUCCIÓN

                     Por: Mtra. Nereida Cervantes Facundo

En las últimas semanas he tenido la oportunidad de gestionar diversos trámites administrativos ante autoridades municipales como parte de mi quehacer de litigante y en general, como siempre, la dinámica del servicio público es metódica y rutinaria, si bien en cada periodo administrativo se establecen nuevas prioridades e impulsan maneras particulares de gobernar –sellos personales–, hay bastantes procesos que se realizan de la misma forma año con año y administración con administración.

Funcionarias y funcionarios válidamente pueden preguntarse ¿para qué modificar la manera en que realizo mi trabajo, si mi campo de acción es limitado y no sé si los esfuerzos que yo realice se verán reflejados en mejores resultados? Incorporar el enfoque de derechos humanos en los procesos públicos los invita a redimensionar los alcances de su trabajo.

Ellas y ellos están ahí, desempeñándose cotidianamente, no sólo para resolver problemas sino para garantizar derechos, es decir, su trabajo dentro de las instituciones públicas se convierte en un elemento central de la creación de valor público cuando su participación en los procesos es analítica, propositiva e informada, entender que la maquinaria gubernamental recae en sus manos y  debe  adaptarse a los nuevos contextos y realidades que requiere la sociedad, como lo que vivimos actualmente con el COVID 19.

La reforma constitucional en materia de derechos humanos de 2011, tan analizada y comentada en los últimos años por diferentes expertos consolidó una serie de nuevos retos para la aplicación de sus principios.A partir de ahí comenzó a hablarse desde los tres poderes y niveles de gobierno las repercusiones que tendría la incorporación de un nuevo enfoque, el de derechos humanos.

La influencia de los organismos internacionales para que los Estados adopten los estándares del Derecho Internacional de los Derechos Humanos (DIDH) cobró fuerza a finales del siglo pasado y ahora cada vez más se puede apreciar el interés por armonizar leyes y también influir en las normatividades que regulen las funciones ejecutivo-administrativas.

La construcción de políticas públicas, la planeación y elaboración del presupuesto gubernamental o seguimiento y evaluación a los programas sociales, son sólo algunos de los ámbitos donde incorporar el enfoque de derechos humanos se ha convertido en un reto para los diferentes ámbitos y niveles de gobierno, y mucho más para el municipal, implica una mirada distinta y renovada de la gestión pública, coloca en el centro de la acción a las personas vistas como sujetas de derechos y no como simples receptoras de bienes y servicios.

Por tanto, esta mirada requiere modificar algunos procedimientos, ajustar metodologías y reformular el actuar gubernamental, y en general, ofrece orientaciones para realizar análisis enfocados en la garantía de los derechos.

En ese sentido, el municipio a través de su Plan de Desarrollo Municipal debe reconocer la existencia de obstáculos que impiden su ejercicio como lo señala la Guía Metodológica de Planeación y Seguimiento Participativo  con Enfoque de Derechos en la gestión municipal en el Estado de San Luis Potosí, del  Programa de Cohesión Social II México-Unión Europea”

  • Los derechos que éstas siendo afectados
  • Los obstáculos para el ejercicio de los derechos
  • Las personas que resultan más afectadas por dichos obstáculos
  • Las medidas que se deben tomar para superar o eliminar dichos obstáculos
  • Las autoridades responsables de adoptar medidas que se identifique para superar los  obstáculos
  • Los recursos municipales, estatales y federales que se deben aportar a la superación de los obstáculos.

En conclusión, lo más importante hasta aquí será ir visibilizando precisamente aquellos obstáculos que tanto el gobierno municipal como la ciudadanía tenemos identificados y que participemos en la construcción de agendas para su solución en estos tiempos es importante involucrarnos en estos procesos a través de los mecanismos que se han implementado para ello, de eso dependerá también la garantía de protección y aseguramiento de nuestros derechos humanos….en la próxima participación hablare de este tema…

A %d blogueros les gusta esto: