CAMPAÑA EN COBACH

El Colegio de Bachilleres de San Luis Potosí y el DIF Estatal, arrancaron la campaña “Ayuda que cambia Historias”, que tiene como finalidad recaudar fondos para la compra de libros que serán destinados para estudiantes de los 29 Centros EMSaD que hay en las regiones del estado.

La directora general del Cobach, Marianela Villanueva Ponce, explicó que existen 19 Centros EMSaD en la región Huasteca y 10 más distribuidos en la zona Centro y Altiplano, los cuales se ubican en comunidades alejadas de las cabeceras municipales, los cuales en su conjunto, tienen inscritos a 5 mil estudiantes, siendo el 50% mujeres.

Señaló que los Centros EMSaD se enfrentan hoy en día al problema del covid-19, debido a que los estudiantes no cuentan en sus casas, con la infraestructura necesaria para trabajar de manera virtual, por lo cual, los libros se convierten en su herramienta principal para estudiar.

Agregó que cada paquete de libros tiene un costo de 600 pesos para los estudiantes de EMSaD, de los cuales, la mitad serán donados a través de apoyos de sociedad civil, empresas o instituciones, mientras que el resto lo aportarán los padres de familia.

Villanueva Ponce destacó el apoyo de empresas como Ciudad Maderas quien aportará recursos para la compra de mil paquetes de libros, así como Bosch que apoyará con 350 paquetes.

La directora general del Cobach puntualizó que durante dos días realizó una gira de trabajo por diversos Centros EMSaD de la región Huasteca, donde constató el esfuerzo que están haciendo profesores y alumnos para estudiar bajo un sistema híbrido, apoyado en una plataforma de la institución o ahora en el siguiente ciclo escolar, con los libros como guía principal.

“Esperamos el apoyo de la sociedad civil en esta campaña, también de los empresarios y de instituciones, que deseen colaborar para que los estudiantes de los Centros EMSaD cuenten con libros de textos para apoyar en su educación”, indicó.

Por su parte, la presidenta del DIF Estatal, Lorena Valle Rodríguez, agradeció el apoyo de las empresas que han dado los primeros apoyos para la adquisición de libros, pues a pesar de que atraviesan por  momentos complicados, están dispuestos a seguir apoyando en la educación de los jóvenes potosinos.

“Vamos a seguir trabajando para sacar adelante a las comunidades de San Luis Potosí, requerimos de un esfuerzo conjunto y agradezco el apoyo de las empresas que han aportado su donación”, resaltó.

En el arranque de la campaña  “Ayuda que cambia Historias” estuvieron presentes también Claudia Leal, Representante de Ciudad Maderas; Max Alejandro Ramos Regil, Presidente de Industriales Potosinos A. C. IPAC y Presidente del Patronato del Colegio de Bachilleres del Estado de San Luis Potosí así como presidentes de las cámaras empresariales.

A %d blogueros les gusta esto: