EN TIEMPOS DE PANDEMIA: ¿INSTRUIR O EDUCAR?

Autor: Dr. José Zilberstein Toruncha.

Rector del Campus Tequis, de la Universidad Tangamanga. SLP.

42 años de experiencia como educador.

A José Cipriano de la Luz y Caballero, pedagogo y filósofo nacido el 11 de julio de 1800 en La Habana, Cuba se debe un aforismo célebre que consideramos mantiene total vigencia “Instruir puede cualquiera, educar solo quien sea un evangelio vivo”. (Caballero, 2020)

Con este aforismo deseamos iniciar esta reflexión para insistir que en estos tiempos de Pandemia, en la que se ha visto fuertemente impactada no sólo la salud pública, sino todo el Sistema de Educación Mundial, los profesores de todos los niveles educativos debemos centrar nuestra labor en la educación de las nuevas generaciones de mexicanos, por encima de instruirlos. Brevemente expondremos en este trabajo el porqué de mi propuesta.

La instrucción se refiere a la parte del contenido de la enseñanza, comúnmente identificado con los conocimientos y habilidades que deben ser asimilados por los estudiantes en la escuela. Hoy más que nunca, para que se logre el pleno desarrollo de los estudiantes no basta que las instituciones educativas atiendan a la instrucción, que signan los programas escolares y llenen a los estudiantes de horas de transmisión de conocimientos y más conocimientos, muchos de ellos sin aplicación o divorciados de la vida cotidiana.

En un sentido estrecho la educación, se refiere a aquella que desarrollan las instituciones educativas, a la que también se le suele denominar educación escolarizada. Según Esteva y otros, esta educación debe asumirse como “un proceso conscientemente organizado, dirigido y sistematizado sobre la base de una concepción pedagógica determinada, que se plantea como objetivo más general la formación multilateral y armónica del educando para que se integre a la sociedad en que vive, contribuya a su desarrollo y perfeccionamiento. El núcleo esencial de esa formación debe ser la riqueza moral.” (1999: 2-3)

Hoy derivado de la Pandemia mundial, este tipo de educación se ha visto afectada al no poder asistir los estudiantes de manera presencial a sus instituciones educativas, pero no por ello la humanidad y su desarrollo deben detenerse, por ello hay que, sin dejar de ofrecer educación escolarizada, apoyar y resaltar la educación en un sentido amplio, que es la que se relaciona con lo que corresponde o favorece toda la sociedad y sus instituciones, debiendo centrarse en también, en nuestra opinión los valores del ser humano (Chacón, 1999), por encima de miedos, exageraciones apocalípticas o estimulación al consumo, ya que de todas las crisis, si preparamos adecuadamente al ser humano, saldremos, como lo ha demostrado por siglos el desarrollo de la humanidad.

Asumimos que el ser humano a partir del tipo de educación que recibe, elabora la cultura dentro de un grupo social y no sólo como un ente aislado (Leontiev, 1975). En esta elaboración “compartida” el tipo de educación ocupa un papel determinante, siempre que tenga un efecto desarrollador y no inhibidor sobre el aprendizaje del estudiante, al incluir no solamente el conocimiento (lo instructivo), sino también el “hacer”, es decir las habilidades y el “sentir” (las actitudes y valores socialmente construidos).

Teniendo en cuenta lo anterior, cualquier alternativa educativa en tiempos de Pandemia, ya sea en clases en línea sincrónicas o asincrónicas, utilizando plataformas educativas, empleando el apoyo de la televisión, la radio, las redes sociales, entre otras, deberá, para lograr que los estudiantes se adapten al confinamiento necesario en casa para proteger la salud, propiciar: 1) que estos logren ser autodidactas y adquieran competencias para autoeducarse, 2) concentrados en tareas reflexivas, 3) que no descuiden sus hábitos correctos de alimentación, 4) que se comuniquen con su familia y de forma respetuosa mediante las redes sociales, 5) que  practiquen ejercicios cada cierto tiempo, durante cada sesión de estudio y todo esto es posible si docentes y padres de familia centramos nuestra labor en educarlos; en la forma en que ese hombre pequeño de estatura, pero grande de pensamientos y propuestas nos legara: “¿No deberá ser toda la educación (…) dispuesta de tal modo que desenvuelva libre y ordenadamente la inteligencia, el sentimiento y la mano de los niños?” Martí (1961: 41)

Un aspecto que deseamos resaltar es que en cualquier alternativa para ofrecer educación, como las ya señaladas en el párrafo anterior, es que: por encima del “monólogo” por parte del profesor, se debe propiciar el “diálogo reflexivo” ya que en investigaciones realizadas en años anteriores (Zilberstein, 2005), estimulando la Zona de Desarrollo Potencial del Grupo (ZDPG) se promueve que se establezcan metas comunes, el intercambio de opiniones, acciones de autocontrol, control y valoración colectivas, la discusión abierta, respetando los criterios y puntos de vista de los demás, todo lo cual favorece un aprendizaje reflexivo y creativo, en lo cual la educción “a distancia” no deberá estar ajena.

En investigaciones realizadas a inicios del presente Siglo (Zilberstein, 2000; Olmedo, 2004; Olmedo, 2010) pudimos comprobar que favoreciendo los procesos de comunicación en los grupos de estudiantes, además de motivarlos a aprender, se constituye en un factor, en una fuerza que los reta a realizarlo.

Es por ello y con el ánimo de establecer una sana polémica, en estos tiempos de Pandemia, me gustaría expresar que lo óptimo, o lo deseable, es que la humanidad en este año 2020, sin importar posiciones sociales, políticas, religiosas o puntos personales, haga coincidir su influencia sobre las nuevas generaciones de mexicanos en los fines y  objetivos de la educación en el sentido amplio, en la que operan todas las instituciones sociales, con la que en sentido estrecho transcurre hoy por diferentes medios organizados por la escuela, lo cual creará las bases para una sociedad más culta y más preparada para crisis como la actual y otras que se presenten. Esto expresado en los conocimientos, habilidades, sentimientos, actitudes y valores que posea en unidad la sociedad en su conjunto, que partiendo de las potencialidades de cada uno de sus miembros, éstas se expresen, promoviendo seres humanos: motivados y comprometidos, al conocer sus limitaciones y alcances que pueden lograr y toda la creatividad, incluso en casa que pueden desarrollar.

Aquí está mi reflexión de agosto 2020… espero sus comentarios

REFERENCIAS:

  • Caballero, J. (2020). En Instruir puede cualquiera, educar solo quien sea un evangelio vivo, de Cuevas E. Corbillón. Agencia cubana de noticias. Consultado el 28 agosto 2020 en: http://www.acn.cu/especiales-acn/67386-instruir-puede-cualquiera-educar-solo-quien-sea-un-evangelio-vivo
  • Chacón. N. (1999). Formación de valores morales. Proposiciones metodológicas. Editorial Academia. La Habana. Cuba.
  • Esteva y otros. (1999). Las categorías fundamentales de la Pedagogía como ciencia, sus relaciones mutuas. Instituto Central de Ciencias Pedagógicas. Informe de Investigación. La Habana. Cuba.
  • Leontiev. A. (1975). El hombre y la cultura, Editorial Pueblo y Educación. La Habana. Cuba.
  • Martí. J. (1961). Ideario Pedagógico. Imprenta Nacional de Cuba. La Habana. Cuba.
  • Olmedo, S. (2004). Hacia una mejora de la enseñanza aprendizaje de las Ciencias Naturales en la escuela mexicana. En: En Búsqueda de alternativas didácticas. Ediciones CEIDE. México.
  • Olmedo. S. (2010). Propuesta didáctica para el desarrollo de estrategias de aprendizaje en la asignatura de Ciencias Naturales. Tesis para Optar por el Grado Científico de Doctor en Ciencias Pedagógicas. La Habana. Cuba.
  • Zilberstein. J. (2000). Desarrollo intelectual en las Ciencias Naturales. Editorial Pueblo y Educación. La Habana. Cuba.
  • Zilberstein. J. (2005). Aprendizaje, enseñanza y educación desarrolladora. Ediciones CEIDE. México.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: