“JANO SEGOVIA” CUMPLE EL SUEÑO DE UN PEQUEÑITO

SER POLICÍA Y CONOCER AL PRESIDENTE MUNICIPAL UN SUEÑO HECHO REALIDAD.

Ramiro un niño que deseaba poder conocer al Presidente Municipal y de grande ser policía, conmovió a “Jano Segovia” y fue recibido en las instalaciones de seguridad pública para poder cumplir su sueño.

El padre del pequeño, Sr. Felipe de Jesús Andrade de la Rosa, buscó un acercamiento con el Presidente Municipal para compartir la experiencia de su hijo, en donde relató que el pequeño Ramiro, participó en el evento de concursos de disfraces que se llevó a cabo el año pasado por parte del DIF y el Centro Cultural, desafortunadamente el pequeño no quedó entre los ganadores, sin embargo él se acercó a solicitar un premio, por lo que algunas personas le hicieron la referencia de que buscara al Presidente.

Es donde la familia le explicó a Ramiro como es que un municipio maneja los recursos, aclarándole que para cada evento, obra o acción se destina cierta cantidad de recursos, por lo que no pueden salirse del presupuesto, ya que no se podría completar más programas, por tal motivo el presidente no puede dar regalos a todos los niños de Matehuala, porque no alcanzaría, es así que Ramiro pidió conocer un área del municipio para comprender esta explicación, y que mejor que Seguridad Publica, ya que su sueño es llegar a ser Policía.

Ramiro de 10 años de edad se convirtió en policía honorifico por un día, junto al personal de Seguridad publica recorrió las instalaciones, y conoció cada una de las áreas, maravillado por ver a los oficiales, el pequeño no dejaba de cuestionar cada detalle.

Lo que más le emocionó fue conocer el área de almacén en donde pudo cargar un chaleco antibalas, y ver como se le da mantenimiento a las armas.

El edil matehualense Roberto Alejandro Segovia Hernández acompañó a Ramiro y su papá en el recorrido, “lo valores están en casa, es importante educar a nuestros niños, para evitar que en un futuro sean presas de los malos hábitos que los orillen a delinquir”, mencionó Segovia Hernández y agrego: que este tipo de acciones están a la disponibilidad de los niños y niñas que deseen ver como trabaja nuestra policía, y como la ciudad está vigilada, un trabajo arduo, difícil, pero que si se realiza con pasión, tiene grandes satisfacciones, cuando logras aportar beneficios a la comunidad.

El equipo táctico, fue quien cerró con la visita del pequeño Ramiro en Seguridad Pública, quienes conversaron con él y respondieron todas sus inquietudes, finalmente lo transportaron en la patrulla hasta su domicilio, una aventura inolvidable para este pequeñito que su sueño de ser policía y estar frente al presidente municipal, se pudo lograr, con voluntad y disponibilidad de los oficiales, quienes aseguraron que si desde pequeños conocemos las reglas de la sociedad, podremos inculcar valores positivos y construir una sociedad más justa y segura.

A %d blogueros les gusta esto: