DE PESOS Y CONTRAPESOS: Polarización a la mexicana

Por: Raúl Paulín

En la historia de la humanidad se han gestado diferentes formas de gobierno; nació el homo sapiens y con él la necesidad de vivir en sociedad para la supervivencia de la especie. Siendo nómadas pasamos al sedentarismo, a la explotación de la tierra y su posesión como propiedad privada; formamos clanes, apareció la división del trabajo y fue necesario delegar funciones. Entonces surgió el liderazgo y con él la división de clases.

Posteriormente surgió la administración pública como búsqueda del bienestar colectivo e irrumpió en la sociedad la “aportación al gobierno” de una parte de los bienes producidos, para reserva y utilización en tiempos de necesidad. Aquí es donde la noción de impuesto tiene su origen.

La aplicación de un sistema eficaz para la administración y ministracion de los recursos hizo cada vez más complejo el sistema organizativo de la sociedad, y la carencia de mecanismos adecuados para lograrlo se hizo evidente. Entonces hicieron su aparición en el mundo, los sistemas de gobierno: Monarquía, aristocracia, tiranía y democracia o poliarquia. Esta última considerada la forma de organización administrativa más acabada.

Maquiavelo, Tomás Moro, James Stuart, Adam Smith, Eli Whitney, Charles Babbage, Taylor, entre muchos otros han dado forma científica a la administración pública tal como la conocemos hoy. Asimismo, con los sistemas de gobierno aparecieron los extremos: Derecha e izquierda.

Pues bien, en México, con la llegada de López Obrador al poder, cuya tendencia es de izquierda radical, nuestra sociedad se ha polarizado como nunca antes. Su encono hacia la derecha divide al espectro social en peligrosos extremos, ignorando toda moderación presente en los últimos seis lustros de nuestra historia política, caracterizada por el libre mercado al que los gobiernos panistas agregaron la acotación de “con rostro humano”. Lo anterior fue plasmado en bienes y servicios públicos, y una economía cada vez más confiable en el contexto de la imparable globalización.

Aquel padecimiento de un partido estatista del que fuimos víctimas durante más de medio siglo y que combatieron grandes mexicanas y mexicanos, el que creímos erradicado, reaparece en el escenario nacional con fuerza renovada, dueño de un control inusitado sobre los otros poderes y organismos autónomos constitucionales.

El odio que el presidente manifiesta hacia quienes considera la desgracia de la sociedad mexicana por el hecho de acumular riqueza, y que inculca en el “pueblo bueno”, nos está conduciendo a niveles peligrosos que pudieran derivar en un estallido social del que todos los sectores que integran el país saldríamos perjudicados. Un conflicto de consecuencias aún no dimensionadas del que solo puede decirse llevará décadas superar.

El odio a los que producen lo externa en oraciones lapidarias y absurdas: El “pueblo bueno” debe conformarse con un vehículo austero y un par de zapatos, el gobierno debe construir obras sin ingenieros, estudiar en el extranjero pervierte, los médicos son corruptos, erigir pozos petroleros no tiene ciencia. Estas afirmaciones son el más claro manifiesto de una polarización por demás peligrosa.

Y sin embargo, no es de sorprender que haya intelectuales y personas con un alto nivel académico que apoyan y defienden al primer mandatario, lo que impresiona es que acepten ser sobajados por alguien que fue contratado para sacar adelante al país y no para arruinar a nuestras generaciones futuras.

Los CONTRAPESOS de López Obrador se están gestando y actuarán con fuerza en los próximos meses y hasta las elecciones de 2021.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: