La dieta ‘perfecta’

Por: Fernanda Hernández

“El éxito es la suma de pequeños esfuerzos, repetidos día tras día”
Robert Collier

Actualmente vivimos en un mundo “instantáneo” donde estamos acostumbrados a obtener las cosas que necesitamos, justo en el momento en el que lo necesitamos, vivimos rápido y en piloto automático.

Aunque muchas cosas en la vida podemos obtenerlas en un instante, la salud no es una de ellas, requiere paciencia, constancia, dedicación y cuidado diario, como dice la frase de Rober Collier, sumando pequeños esfuerzos día tras día.

Con estos pensamientos en la cabeza, me di a la tarea de buscar la palabra “dieta” en Google, obteniendo los resultados dieta para bajar de peso, del metabolismo acelerado, para adelgazar, cetogénica, de la avena, equilibrada, astringente, blanda, entre muchos otros posibles que están en todas nuestras redes sociales, donde encontramos que nos ofrecen retos y dietas con resultados físicos en 21 días.

Y lamento muchísimo decirte que aunque es posible que mediante un reto logres crear hábitos saludables que duren toda tu vida, también es posible que desarrolles una mala relación con los alimentos, una mentalidad de dieta donde constantemente catalogues los alimentos como buenos y malos, donde tengas miedo de romper tu plan de alimentación o también un efecto rebote de tu peso corporal, pérdida de músculo o agua y no de masa grasa o incluso daños irreversibles a tu cuerpo.

La palabra dieta esta sobrevalorada en la actualidad, su definición en la Norma Oficial Mexicana 043 es “conjunto de alimentos y platillos que se consumen cada día y constituye la unidad de alimentación”

Entonces todo lo que comemos en un día es la dieta, por lo que todos estamos “a dieta” entonces con esto llego a la conclusión de que no existe una dieta perfecta.

La dieta ideal es la que se adapte a cada persona de acuerdo con sus necesidades físicas, sus gustos y sus objetivos, siempre acompañado de un profesional con el que trabajemos nuestra educación nutricional y nuestra buena relación con los alimentos.

Seguir un estilo de vida saludable no es comer lechuga y dejar de ir a las reuniones con tus amigos y familiares para no romper la “dieta”, no es hacer 3 horas de un ejercicio que odias, solo porque leíste que es el mejor para bajar o subir de peso.

Estar saludable antes que nada es estar en equilibrio, balance y en paz, es aprender a apreciar tu cuerpo, aprender a nutrirte para poder hacer todas tus actividades diarias y vivir una vida plena, pero también aprender a disfrutar las comidas que tanto te gustan y que consideras “no sanas”, es aprender a hacer un ejercicio o una actividad física que te guste y no solo por obligación.

Desde mi experiencia personal y como nutrióloga, vivir en balance después de estar en constantes restricciones de alimentos y falta de amor propio es más difícil al comienzo que hacer un reto estricto de 21 días, pero merece la pena vivir en equilibrio porque es sinónimo de salud y plenitud.

La dieta perfecta no existe, pero existen los planes de alimentacion guiados por profesionales de la salud que te nutren de acuerdo con tus necesidades, objetivos y que te permiten vivir en balance.

“¿Quieres sentir ansiedad por algún alimento? Prohíbetelo”

Anna María Jurado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: