Programas de Formación Científica para niñas y mujeres jóvenes una iniciativa para despertar vocaciones STEM.

Dra. Carmen del Pilar Suarez Rodríguez

“Nada en el mundo debe ser temido, solo entendido. Ahora es el momento de comprender más, para que podamos temer menos”

Dra. Marie Curie

De pequeña solía escuchar que a cada hombre le correspondían 7 mujeres, y siempre me pregunte si esa proporción sería la correcta, de acuerdo al banco mundial –y para la tristeza de algunos- ese dato es erróneo, ya que, en la población mundial, somos casi el mismo número de hombres que de mujeres.

Uno puede pensar que en pleno Siglo XXI, donde cada vez más mujeres ocupan cargos directivos de alto nivel, son líderes de proyectos de investigación, dirigen países y están presentes muchos escenarios de la vida pública, la representación de las mujeres se mantiene en la misma proporción. Desafortunadamente –para la tristeza de muchas- no existe una representación equitativa de las mujeres en las carreras relacionadas a la ciencia, ingeniería, tecnología y matemáticas (STEM, por sus siglas en inglés), ya que las mujeres que estudian carreras STEM están en promedio por el 35%, y en algunos países, como en México, estamos por debajo del 20%.

¿Esto porque es un problema? Porque las carreras del futuro, de mayor prestigio, y, especialmente mejores pagadas, son las carreras STEM. De acuerdo al informe Descifrar el código: la educación de las niñas y las mujeres en (STEM) “Desde la perspectiva del desarrollo, las desigualdades de género en la educación y el empleo STEM perpetúan las desigualdades de género existentes en estatus e ingreso”. Al tener menos acceso a estudiar las carreras “del futuro”, tienen menos oportunidades, y, si, en países donde están a cargo de familias monoparentales, cuidan de sus hijos, y realizan trabajos más duros y peor remunerados, estas familias viven en situaciones más desfavorables, contribuyendo a formar parte de los círculos de pobreza.

En los niveles de educación básica ha habido avances considerables, incluso en el nivel medio superior y la licenciatura, cuyo ingreso se duplicó en los últimos veinte años, pero al llegar al doctorado las cifras van a la baja. A pesar de estos avances, se siguen presentando obstáculos socioeconómicos, culturales y otros, que evitan que las niñas y mujeres jóvenes terminen sus estudios o, tengan acceso a la educación de calidad. Existen creencias que las mujeres tienen menos capacidades intelectuales para estudiar carreras STEM, o, que tienen dificultades para comprender conceptos científicos, y desarrollar ciertas actividades de trabajo “rudo”.

Se ha identificado que es en la adolescencia, cuando los roles de género para las niñas se hacen aún más fuertes y la discriminación es más pronunciada. Las creencias asociadas a los roles femeninos y masculinos, especialmente en zonas rurales, donde existen más dificultades para su inclusión en la educación y peor aún, en la educación de calidad.

Afortunadamente, se están realizando investigaciones para romper estos mitos, y para identificar acciones que permitan romper esas barreras. “La desventaja de las niñas no se basa en la capacidad cognitiva, sino que en los procesos de socialización y de aprendizaje dentro de los cuales se las cría y que dan forma a su identidad, creencias, conductas y elecciones de vida”, según el informe de la UNESCO.

Una de las recomendaciones dadas por la UNESCO, se necesitan realizar esfuerzos conjuntos para combatir la desigualdad de género, realizar cambios a nivel de sistema son necesarios para mejorar la calidad de la educación STEM y, con ello, asumir las necesidades específicas de aprendizaje de las niñas. Acompañadas de acciones que acompañen y motiven a estas niñas a continuar con sus estudios y mejor aún, en áreas STEM.

Promover la imagen positiva de las mujeres en STEM, es una opción, el conocer de experiencias de vida de profesionistas y científicas, de conocer sus retos y la forma en la que los han vencido. Conocer, de viva voz de científicas, cuál es su disciplina, exactamente a que se dedican, que estudian, como construyen el conocimiento y resuelven problemas, puede ser muy motivador.

Es por ello, que en la Coordinación Académica Región Huasteca Sur de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, y con la colaboración de actores como la Coordinación de Educación del Municipio de Tamazunchale, la Escuela de Pequeños Ingenieros, el grupo de divulgación Ciencia en Contexto, la Asociación Americana de Profesores de Física Sección México (AAPT-MX), la Red Colombiana de Mujeres Científicas y la Secretaria de Ciencia y tecnología del Gobierno de Guatemala, se trabaja en un programa de divulgación científica para el apoyo y fomento al desarrollo de vocaciones científicas y la inclusión de las mujeres a la ciencia “Niñas y mujeres haciendo Ciencia”

El objetivo del programa que dará inicio este 30 de octubre del 2020, es fomentar la vocación científica, tecnológica y humanística, de niñas y jóvenes de entre 6 a 16 años de edad (también pueden asistir niños) a través de pláticas y talleres especializados, que permitan integrar una comunidad interesada en el aprendizaje de la ciencia, el reconocimiento de acciones que han llevado a mujeres a alcanzar puestos destacados en el área científica y/o de tomas de decisiones. Se cree que el acercamiento con las experiencias STEM de mujeres (y hombres) motivarán a su aplicación en la toma de decisiones en la vida cotidiana, a promover el gusto por la ciencia y su aprendizaje.

Durante el taller una científica nos presenta su área de formación, retos que ha tenido, la forma como los ha vencido, y especialmente cuales son las actividades que realiza, asociados a su actividad profesional y/o de investigación, con la intención de aprender a vencer retos y reconocer a través de experiencias de vida, caminos para alcanzar metas en el desempeño profesional y personal. Después de una charla de alrededor de 20 minutos, el resto del tiempo realizan actividades que nos muestran su área labora. En esta edición se realizará de manera virtual en una sesión por semana, de alrededor de hora y media.

Las ponentes son mujeres destacadas en áreas de la Astronomía, Óptica, Biotecnología, Vulcanología, Oceanografía, Alimentos, Eléctrica, Economía, entre otras. Algunos de los países que representan son México, Brasil, Argentina, Chule, Estados Unidos de América, Taiwán, Inglaterra, Colombia, Guatemala.

3 comentarios

  1. Es un tenaecpuesto por muchos políticos sin embargo una vez en el poder nunca se acuerdan. Por eso saludo grandemente esta iniciativa virtual de seguir preparando niñas y mujeres jóvenes en el mundo STEM, un mundo de mucha competitividad varonil pero con muchas limitaciones y dificultades para el mundo de las mujeres y solo por el hecho de haber nacido mujer.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: