Dark (2017-2020)


Sebastián Jaime Vega: 8/10

Gabriel Godínes: 9/10

“Lo que sabemos es una gota de agua; lo que ignoramos es el océano”.

-Isaac Newton

Dark es la primera serie de origen alemán producida por Netflix, dirigida por Baran bo Odar, escrita por Jantje Friese y distribuida por la misma plataforma. Nos presenta la historia de cuatro familias habitantes de un pequeño pueblo alemán llamado Winden, que, tras una serie de extrañas desapariciones, comienzan a revelar cientos de secretos y misterios, cambiando así nuestra perspectiva y forzándonos a cuestionarnos la dirección que tomará la trama.

Una serie confusa y compleja que hará explotar tu cabeza, recuerda mucho a “Twin Peaks”, por la manera en que aborda a los personajes. Es una de las historias mejor elaboradas y brillantemente escritas, exige paciencia, atención y provoca una reflexión sobre nuestro destino y el libre albedrío, propiciando que se hagan teorías y se busquen lecturas variadas a la serie.
Es una ciencia ficción bastante oscura con una red de arcos de personajes, paradojas, misterios, drama y filosofía existencial bien integrados entre sí. Gusta de jugar con las dicotomías, las tricotomías, la semiología bíblica, y, en general, con los pequeños detalles, cosa que hace que el público se involucre activamente y habla, al mismo tiempo, de una historia bien pensada y ejecutada.

Respecto a los méritos cinematográficos destaca el uso de una narrativa visual, empleando planos e imágenes para explicar ideas o conceptos complejos o confusos, de manera sencilla pero eficaz. También sobresale la ambientación oscura que, junto a la música de Ben Frost y el resto del soundtrack, componen esa aura de melancolía e incertidumbre que rodea a Winden.

Spoilers: Apenas comienza la serie, un narrador nos lanza un texto que funciona fácilmente como base de lo que será Dark:

“Ayer, hoy y mañana no son consecutivos; están interconectados en un círculo sin fin”.

Los primeros minutos son fuertes, definen muy bien el tono de la serie, contextualizan al espectador y le advierten, de alguna manera, el rumbo sombrío que el proyecto tomará de ahora en adelante. A medida que avanza la serie, los personajes empiezan a realizarse cuestionamientos existenciales sobre el significado de la vida, la mortalidad, la determinación y el libre albedrío.

La primera temporada nos introduce a los personajes principales, construye las bases de su mundo y nos enseña las reglas generales del viaje en el tiempo. La historia tiene que contarse atemporalmente por exigencia de la misma trama, de esta manera se logra cierto efecto, en el que el tiempo se siente como un lugar físico en el que los personajes pueden desplazarse a voluntad.

La segunda temporada explora más a fondo lo expuesto en la primera, respondiendo algunas incógnitas que quedaron pendientes en la primera entrega y estableciendo la cadena de eventos que conducirán a la tercera y última temporada. Los personajes continúan ganando profundidad y sus motivaciones se clarifican.

La tercera temporada pone aprueba todo lo que sabíamos sobre la serie, agregando reglas y variables al mundo establecido, incrementando las posibilidades y demostrando que el libre albedrio no existe llevando la historia a un cierre.


“El comienzo es el fin y el fin es el comienzo”

Sin duda alguna, Dark sabe muy bien a donde va, tiene bien definidos los preceptos que le dan su razón de ser; es una ciencia ficción que es capaz de crear sus propias leyes y respetarlas en el tema de los viajes en el tiempo, creando una multitud de teorías, muchas de ellas fundamentadas en la física cuántica real y sustentándolas en paradojas como la del Gato de Schrödinger, pero al mismo tiempo es un drama existencial en donde la voluntad de los personajes es puesta a prueba.

La humanidad es compleja, es un cumulo andante de contradicciones, puede concebir los actos más puros y las atrocidades más viles, es simplemente irracional, Dark lo sabe, y como proyecto logra empapar a sus personajes de dichas cualidades, logra moldear personalidades prismáticas que tienen sus propias motivaciones y que actúan respecto a ellas. Dark sigue siendo más que viajes en el tiempo es una historia de humanidad.

A %d blogueros les gusta esto: