TURISMO EN TIEMPO DE PANDEMIA

Estamos casi finalizando este 2020, un año difícil para la mayoría de nosotros en temas de salud, economía y distanciamiento obligado de la gente que amamos, familiares, amigos y personas con las que cotidianamente solíamos convivir. Pero también que nos ha dejado muchas lecciones; y es así como debemos recordarlo; un año que nos permitió conocernos en tiempos de crisis y que nos dio el tiempo suficiente para la reflexión acerca de las cosas que veníamos haciendo bien y aquellas que deberíamos cambiar.

A la actividad turística este año le dio un duro golpe, los viajes no volverán a ser lo mismo, al menos en el futuro cercano, y me refiero no solo en cuanto a las formas de viaje y las experiencias de los turistas sino también en la forma de planificar y ofrecer los servicios y productos turísticos.

Nos enfrentamos a nueva realidad que está cada día más visible y cercana, a pesar de los rebrotes que se han presentado en distintos países y estados de la república mexicana, y es hoy cuando debemos tomar decisiones acerca de qué dirección queremos y debemos tomar para nuestro país y región y especialmente para el estado de San Luis Potosí en el tema de turismo.

Hagamos un recuento de la situación a nivel global: desde 1950 se había venido presentando un incremento sostenido del turismo a nivel internacional y la pandemia provocada por el Covid 19 puso un final abrupto a este crecimiento. Los países en todo el mundo se dieron a la tarea de implementar numerosas medidas para mitigar el impacto negativo del brote del virus y para estimular la recuperación del sector turístico, en donde los segmentos más afectados fueron los de mayor gasto, es decir, el internacional, los de larga distancia, así como lo  viajes de negocios y eventos. Se presentó un entorno económico debilitado, con un aumento del desempleo y con más de cien millones de puestos de trabajo en peligro, cierre de negocios, sobre todo pymes, disminución de ingresos disponibles y una clara incertidumbre en los  consumidores y las empresas.

Pero ante esta difícil situación es importante destacar la resiliencia demostrada del turismo y la capacidad de adaptación del sector que se observó, respondiendo con los debidos protocolos de seguridad e higiene. Muchos destinos y empresas tuvieron que repensar el modelo de negocio, diferenciarse con la innovación y la digitalización, trabajar ahora si con una visión de sostenibilidad y dirigirse a segmentos orientados a lo sustentable, por ejemplo, el turismo rural, de naturaleza y salud.

Esperar a que la incertidumbre termine para tomar decisiones no es prudente; es necesario adoptar, transformar y diversificar las estrategias y servicios como parte del proceso de restablecimiento del sector turístico. Como bien decía Charles Darwin, las especies que sobreviven no son las más fuertes, ni las más rápidas, ni las más inteligentes; sino aquellas que se adaptan mejor al cambio y no esperemos resultados diferentes haciendo lo mismo de siempre (Einstein). Que este próximo 2021 no nos sorprenda, estemos preparados para cualquier situación que se presente.

Mtra. Irma Suarez Rdz.

Profesora Investigadora del programa educativo de Turismo Sustentable de la Facultad de Estudios Profesionales Zona Huasteca de la UASLP.

Directora General de la Red Iberoamericana de Ciencia, Naturaleza y Turismo (RECINATUR)

Vicepresidenta por el estado de S.L.P. del Colegio Nacional de Turismólgos, Hotelería y Gastronomía (COLTHG)

A %d blogueros les gusta esto: