¿Bacterias marinas y la capa de ozono?

Los halometanos y su papel en la investigación atmosférica

Ensenada, Baja California, México, diciembre de 2020.

Hace 25 años, un investigador mexicano llamado Mario Molina ganó el Premio Nobel de Química por ayudarnos a comprender el efecto que tienen ciertos gases de la atmósfera en la destrucción de la capa de ozono que protege nuestro planeta.

Para entonces, sus investigaciones en el tema yahabían conducido a la elaboración del Protocolo de Montreal de las Naciones Unidas (1987) y sus posteriores enmiendas, que eliminaron gradualmente la producción y el consumo de las llamadas sustancias degradantes del ozono (ODS, por sus siglas en inglés), como los clorofluorocarbonos antropogénicos. Desde entonces, las emisiones globales y las concentraciones atmosféricas de estas sustancias han disminuido en más de 90%, por lo que la recuperación de la capa de ozono ya es detectable en algunas áreas del planeta, así como en la estratósfera superior…

A %d blogueros les gusta esto: