¿Hace cuánto que no charlas contigo?

Por: Sara Catalina Ramos Reyna

Posiblemente al leer el título del texto no exista una idea clara, al menos una que represente la necesidad e importancia siquiera de pensar en una plática contigo mismo.

Sin embargo en el día a día nos enfocamos a generar productos, bienes o servicios para los demás, para los que no son tu mismo, observa..

Y entonces,  ¿cuando es tiempo para ti?

Escuchamos a todos y de todo, incluso escuchamos lo que no necesitamos escuchar y no sólo escuchamos, sino que además somos capaces de darle valor a eso que dicen los demás con respecto a otros y con respecto a nosotros, como si todos pudieran describirnos mejor que nosotros mismos.

Entonces ¿cuando? Cuando será el momento afortunado en que gustes de escucharte a ti mismo, de tomarte una taza de café sólo para sorprenderte con lo que eres capaz de platicarte.

Cuando te vas a dar la oportunidad de darte cuenta, cuanto has evolucionado, cuales son tus nuevos intereses y aficiones, cual es la filosofía de vida que te quieres compartir a ti mismo.

Ahora que lees esto, que pensarías contarte cuando llegue la oportunidad?, quien será ella o él, quien habita ahora dentro de ti y que tiene para ofrecerte?

Recientemente escuché a alguien platicar muy sorprendido sobre su forma de reaccionar ante una situación, se encontraba lleno de orgullo al darse cuenta la madurez, habilidad y conocimiento que descubrió que posee, entonces reflexioné y me pregunto, ¿porque es más fácil percibir a los demás que a uno mismo?

Pues bien si este relato te ha generado inquietud, el resto es cosa tuya, los detalles del encuentro, tu los eliges, puedes iniciar con un momento de meditación que te permita sentirte consciente de tu cuerpo y escuchar tu respiración para concebirte vivo; posteriormente pueden ser muchas opciones y muy variadas, no sólo aquellas que serían propias en tu forma de ser sino incluso aquellas que pueden resultar extrañas o novedosas, desde escuchar música agradable mientras tecleas tu computadora esperando ver el resultado de aquellas letras que surjan en la pantalla; bien puede ser una caminata en un paraje que disfrutes o incluso mientras visitas un lugar desconocido, o al realizar ese viaje que nunca pensaste atreverte a realizar.

Sea cual sea la persona que encuentres en ese proceso, recuerda ser siempre humilde, agradecer y compartir tus hallazgos con aquellos que te contienen y que coadyuvan en tu fortaleza personal.

Si eres gustoso, me encantará conocer sobre tu nueva percepción respecto a tu ser más importante…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: