El impacto del COVID-19 en la salud mental de adolescentes y jóvenes: un acercamiento a su solución.

Mtra. Nereida Cervantes Facundo

“Las juventudes nos enfrentamos a la misma pandemia,

 pero vivimos diferentes contextos y gozamos de distintos privilegios.”

(Joven anónimo)

Uno de los grandes desafíos que nos ha mostrado la presente pandemia generada por el Virus SARS-CoV-2, es precisamente como lograr que adolescentes y jóvenes encuentren formas de hacer frente a esta pandemia y en particular sobre el manejo sus emociones.

Estudios recientes concluyen que el reto multidimensional que plantea la pandemia a las juventudes debido a la interrupción de la educación y la falta de oportunidades laborales, han aumentado la vulnerabilidad, exacerbando desigualdades que reducen el potencial productivo de esta generación, ya llamada “generación del confinamiento”, aunado al aumento de las enfermedades mentales.

En ese contexto, las disparidades que enfrenta este segmento de la población se han incrementado, y quizá la adolescente, sea probablemente una de las más afectadas. En México, hay alrededor de 22 millones de adolescentes entre 10 y 19 años y antes de la pandemia, 2 de cada 10 adolescentes de entre 12 y 17 estaban fuera de la escuela. Se estima que la crisis actual acentuará el problema del abandono escolar, según el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) más del 15% de jóvenes que estudian el nivel medio superior no regresarán a clases en el siguiente ciclo escolar. (UNICEF)

En términos de salud mental, los sondeos con población adolescente muestran que, entre los trastornos más frecuentes en esa etapa de la vida, se encuentran los depresivos. El asilamiento durante la pandemia por COVID-19 puede incrementar los niveles de estrés y ansiedad en las y los adolescentes, lo que interfieren en su desarrollo y les limita en la toma de decisiones importantes en su vida.

Por todo lo anterior, es importante que tanto las instituciones que trabajan con jóvenes, observen y entiendan las dificultades que éstos enfrentan, revisen los accesos a mecanismos de asistencia y la forma en que están manejando sus emociones, aunado al trabajo que debe iniciarse al interior de la familia.

En una palabra, es lograr que los programas de educación para la salud sean diseñados y difundidos a cuidadores, maestros y padres de familia con el objeto de incrementar la aptitud de los individuos en la toma de decisiones que afectan a su bienestar.

La necesidad de implementar programas de habilidades sociales en el contexto escolar y familiar es de vital importancia para que aumente la efectividad del individuo para interactuar con una diversidad de situaciones que, directa o indirectamente, afecten a su estado de salud emocional.

Finalmente, tiene gran relevancia el establecimiento de redes sociales de apoyo, en la resolución de problemas interpersonales y un carácter preventivo de otros, tales como fobias, depresiones, inadaptaciones, aislamiento, problemas de agresividad, sexuales, de pareja y delincuencia entre otros.

El reto es grande y difícil de implementar, sin embargo, si estas líneas logran incidir en que un padre o una madre entiendan este compromiso de contribuir en formar a sus hijos e hijas, en base a la comunicación, en el apoyo y fomentar los valores, es decir, reconstruir el tejido social, ayudaremos en la construcción de nuevas  adolescencias y juventudes que tengan un desarrollo integral y puedan aumentar sus capacidades de resiliencia, logrando con esto, buscar un futuro mejor para las nuevas generaciones.

No esperemos a que las autoridades hagan lo que nosotros podemos empezar…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: