CABILDO CAPITALINO APROBÓ PROGRAMAS DE ORDENAMIENTO TERRITORIAL Y CENTRO DE POBLACIÓN CON RESERVA DE POLÍGONOS SEÑALADOS POR SEMARNAT

Este 12 de febrero, el Cabildo de SLP decidió categóricamente proteger la Sierra de San Miguelito y dar certeza al desarrollo ordenado de la ciudad

El Cabildo Capitalino aprobó este viernes, con 13 votos a favor, 4 en contra, y una abstención, el Programa Municipal de Ordenamiento Territorial y Desarrollo Urbano y el Programa de Desarrollo Urbano de Centro de Población de San Luis Potosí́, con reserva de los polígonos señalados por la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT).

Lo anterior, para establecer mesas de trabajo con la participación de los equipos técnicos del sector ambiental federal y estatal, con el propósito de identificar y resolver los mecanismos de compatibilidad que favorezcan el enfoque ambiental del contenido de dichos instrumentos.

El objetivo es que las autoridades de los tres órdenes de Gobierno estén conformes con la compatibilidad de los instrumentos con los principios básicos que se pretenden impulsar para que, en su momento, el documento que en definitiva se emita y cobre vigencia con su publicación a través del dictamen de congruencia, esté validado por dichas entidades en estricto apego a la normatividad vigente.

La aprobación de los mismos no les otorga vigencia ni definitividad, así como tampoco limita el compromiso de esta Autoridad Municipal con las Autoridades Federales y Estatales, para atender las observaciones que resulten de las mesas de trabajo y queden atendidas y resueltas, previo a solicitar el dictamen de congruencia a la SEDUVOP.

Existe una coordinación estrecha con el Gobierno Federal y Estatal para homologar criterios y estudios, y que San Luis Potosí tenga instrumentos de vanguardia que garantizan: mayor competitividad de la ciudad; sostenibilidad y cuidado del medio ambiente y nuestros recursos naturales forestales; incide en atracción de inversiones y reactivación del sector inmobiliario; impulsa la generación de empleos directos e indirectos en la industria de la construcción; fomenta la construcción de vivienda, reduce el hacinamiento de las familias y aporta un entorno inclusivo; mejora la movilidad; da certeza a los propietarios de inmuebles y de negocios; y mejora la plusvalía.

Por último, se destacó que en esta histórica decisión, el Cabildo Capitalino privilegió la razón técnica y jurídica en el desarrollo urbano de la ciudad.

A %d blogueros les gusta esto: