Día internacional del riñón, 11 de marzo de 2021

El Día Mundial Del Riñón se celebra cada 2º jueves de marzo con el objetivo de sensibilizar y crear conciencia en la sociedad sobre la importancia de nuestros riñones. Con ello se pretende fomentar hábitos de vida saludables, para la prevención de enfermedades renales. También se pretende llamar la atención a los médicos y autoridades sanitarias para tomar medidas dirigidas a la prevención, el diagnóstico oportuno y el tratamiento más adecuado.

Los riñones son dos órganos en forma de frijol, cada uno aproximadamente del tamaño de un puño. Están ubicados justo debajo de las costillas, uno a cada lado de la columna vertebral. Se encargan de eliminar los desechos y el exceso de líquido, también eliminan el ácido y desechos que producen las células del cuerpo y mantienen un equilibrio saludable de agua, sales y minerales (como sodio, calcio, fósforo y potasio) en la sangre. Sin este equilibrio los nervios, músculos y otros tejidos en el cuerpo no funcionan normalmente. Los riñones también producen hormonas que ayudan a controlar la presión arterial, producir glóbulos rojos de la sangre y mantener los huesos fuertes y sanos. 

La principal causa de enfermedad en los riñones es la diabetes, aunque existen otras enfermedades hereditarias y congénitas, padecimientos del sistema inmunológico, infecciones o traumatismos que pueden afectar  su funcionamiento. Algunos medicamentos, especialmente los antiinflamatorios (ketorolaco, ibuprofeno, diclofenaco y otros), que al ingerirlos de manera indiscriminada pueden ser causa de daño irreversible al riñón. 

La enfermedad renal puede detectarse a través de una comprobación rápida de la presencia de proteína o albúmina en la orina, y un cálculo de la tasa de filtración glomerular por el médico tratante. La progresión de este padecimiento puede tratarse, pero no siempre se puede revertir o volver a un estado previo.

Para que los pacientes en las etapas iniciales de la enfermedad renal crónica puedan mantener la función restante durante varios años se debe controlar los niveles de glucosa y colesterol en sangre, presión arterial y en su caso dejar de fumar, además de una dieta baja en proteínas y tratamiento médico individual. 

Los pacientes con falla renal en fase terminal requieren diálisis para eliminar las sustancias de desecho, para ellos el trasplante es la mejor terapia disponible. Los individuos con una función renal disminuida deben acudir a su manejo médico regular. 

En San Luis Potosí se registró el primer trasplante renal en 1999, al día de hoy se han realizado 1,450 trasplantes de riñón, de los cuales 625 provinieron de donante fallecido y 825 de donante vivo (55% de los donantes en vida han sido mujeres). Suman 154 los pacientes inscritos a la espera de un donante, 133 de ellos en edad escolar o productiva. Nuestro Estado se ha mantenido en los primeros 5 lugares en donación y trasplante por más de 10 años.

¡Decídete!, ¡Dona vida!

Con información de:

Dra. Ana Gabriela Castaño Salinas, Nefróloga egresada del Hospital Central “Dr. Ignacio Morones Prieto”, S.L.P.

Dra. Thaydeé G. Monsiváis Santoyo, Directora General del Centro Estatal de Trasplantes, S.L.P.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: