INNtenseando: La voz de los maestros

Sergio Dávila Espinosa

El pasado 17 de marzo, la Fundación Educadores, un entusiasta grupo de maestras y maestros latinoamericanos organizó el Primer encuentro prospectivo internacional de docentes titulado ¿A qué escuela queremos regresar? La voz de los maestros, en el que se invitó a 8 profesionales de diversos niveles educativos desde la educación inicial hasta la media superior de Argentina, Chile, Perú y México.

Tuve el privilegio de moderar la conversación junto con el docente y periodista argentino Leo Lacoa. El objetivo fue intercambiar reflexiones a partir de la experiencia de educar desde el confinamiento por la pandemia de COVID-19 cuando se cumple su primer aniversario, así como sobre las prioridades y el futuro inmediato de la educación en nuestros países.

La discusión fue ágil y los docentes nos llevaron en la conversación de los principales aprendizajes en la pandemia a los cambios que ésta provocó no sólo en sus capacidades tecnológicas, sino en su ser docente. Los participantes imaginaron el futuro inmediato y lamentaron que los protocolos de regreso a la presencialidad se hayan realizado sin tomar en cuenta su experiencia y su opinión.

El video de esta conversación puede encontrarse en el canal de Youtube de INNdocentes, y ahora quiero dedicar el resto de esta columna a extraer para compartir con los lectores, algunos de los comentarios y conclusiones de las invitadas e invitados:

Desde Buenos Aires, Argentina, la maestra Mariel Fernández de la secundaria del Instituto de Enseñanza Privada Raíces y Alas, compartió esta reflexión:

¿Qué es lo que realmente importa? Tiene que ver con empatizar, poder escuchar, escuchar activamente. Un rol que conocemos, pero ahora se visibilizó en la escuela donde los alumnos tuvieron una voz. El lugar que tuvo el colegio para que los alumnos puedan, de alguna manera, procesar, transitar y transformar lo que fue la pandemia, el confinamiento y esta nueva realidad.

Por su parte, la maestra Yael Felsher quien trabaja con alumnos de primaria en la misma institución, subrayó la oportunidad para concretar una “escuela fundante”:

La realidad que nos toca hoy nos va a acompañar durante mucho tiempo, sobre todo en los países latinoamericanos. Entonces, la escuela fundante empieza hoy. Empezó en marzo de 2020 y continúa todos los días en esta realidad nueva. La escuela del 2019 no existe más, y no va a existir porque nos ha atravesado una realidad que fue el 2020 donde nos dimos cuenta de que lo que servía, no sirve más y que hay que reinventarse.

Por su parte, desde Tierra Amarilla, en Chile, donde trabaja con alumnos de primaria en la escuela Víctor Sánchez Cabañas, la maestra Daniela Salazar nos comparte:

Con esta pandemia aprendimos todos. Aprendimos los profesores las nuevas tecnologías, a jugárnosla con nuestros alumnos. Aprendieron los alumnos a usar las tecnologías y un sentido de la responsabilidad enorme. Aprendieron que sí querían ir a la escuela, que la extrañan, que tenían un afecto por ella. Los Padres de familia aprendieron a apoyar la educación y a valorar el trabajo que uno hace.

Desde Parral, en Chile, José Chamorro, profesor de Filosofía en el liceo bicentenario Pablo Neruda, nos recuerda:

Hay que ser más tolerantes en la educación socio emocionales y debemos estar preparados para avanzar en ese tema educativo resiliente y flexible. Y que consideren sus planificaciones las crisis como contextos ineludibles en el mundo que vivimos. Debemos estar preparados para eso.

México fue representado en primer lugar por la maestra Yuridia Kumul quien trabaja en el preescolar indígena “José María Iturralde Traconis” en Kanxoc, Yucatán, quien en su turno para ofrecer conclusiones dijo:

Hemos transformado nuestra práctica como docentes. Hemos cambiado nuestra perspectiva de cómo enseñar desde el aula, de cómo enseñar ahora de manera virtual. Nos hemos dado cuenta de que el contexto de nuestros alumnos forma parte de su proceso de aprendizaje. Queremos que el niño aprenda a través de sus experiencias culturales, sociales y familiares.

Por su parte el maestro Silviano Jiménez, del plantel 13 del Colegio de Bachilleres en Tanquián, San Luis Potosí compartió la siguiente reflexión:

Ha habido muchos cambios, pero no ha cambiado en los docentes el compromiso, la dedicación, el entusiasmo y el empeño para seguir creciendo como docentes. Tuvimos la necesidad de aprender muchas herramientas, pero aún así lo hicimos en pocos días. No sólo estamos poniendo el pecho a las balas, estamos dando nuestro corazón a esta situación tan adversa.

Desde el Colegio La Asunción en Huancayo, Perú; la maestra Gabriela Martínez nos compartió sus aprendizajes:

Como maestra aprendí a ser más empática, a escuchar a mis estudiantes, a mis padres de familia, a trabajar más las emociones para apoyar más. Ahora la educación virtual será una nueva alternativa para sacar lo mejor de esta pandemia. A pesar de las circunstancias hoy podemos decir: ¡Lo logramos!

Y finalmente también desde Perú, Julie Limaymanta se despidió con la siguiente reflexión:

El aprendizaje remoto nos ha recordado que es un aprendizaje poderoso que sólo puede ocurrir si estamos comprometidos, si estamos enfocados para dar lo mejor a nuestros estudiantes. Sabemos que nuestro rol docente es mostrar una gran predisposición humana para poder superar este temor colectivo. Nuestro rol es orientar de manera empática y transmitir calma.

Después de escuchar a los protagonistas del titánico esfuerzo que ha representado la escuela de lejos para cumplir con un rol de empatía, acompañamiento y descubrimiento de aprendizajes inesperados, me queda claro que la llamada nueva realidad requiere también de una nueva escuela, y que ésta no se construirá sobre las ruinas de reformas educativas reactivas y demagógicas, sino con el esfuerzo constante, silencioso y muchas veces silenciado de los docentes.

Sergio Dávila Espinosa

29 de marzo de 2021

P.D. Le deseo, amable lector que, si es el caso, disfrute de un receso laboral que le permita muchas horas de ocio productivo en el que se consoliden sus aprendizajes y se desarrollen ideas creativas para el regreso. No para regresar a las aulas, eso aún está lejos, pero sí a seguir reinventando nuestro trabajo de manera cotidiana. Yo intentaré hacer lo mismo, razón por la cual INNtenseando no se publicará la próxima semana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: