Proteger la salud de alumnos, prioridad en regreso presencial a clases: Mtro. Alfonso Pompa Padilla

El regreso a clases presenciales trae varios retos para las Instituciones de Educación Superior, entre estos, proteger la salud de sus estudiantes, mantener la calidad educativa y que los propios jóvenes, que se dieron de baja en algún periodo, vuelvan a estudiar. Esto lo señaló el Secretario de Innovación Ciencia y Tecnología del Estado de Jalisco, Mtro. Alfonso Pompa Padilla, durante el foro virtual “Buenas prácticas para el regreso responsable a las actividades presenciales de las instituciones de las Instituciones de Educación Superior”, que organizó la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES), Región Centro-Occidente.

En la inauguración del foro, el Mtro. José Aguirre Vázquez, Director General de Planeación y Desarrollo de la ANUIES, expresó que se abordaron aspectos sanitarios, reflexiones y análisis sobre la responsabilidad compartida para el regreso paulatino para las actividades presenciales o semipresenciales. En esta reunión, continuó, las Instituciones de Educación Superior compartieron información sobre las medidas que tomaron para un regreso responsable a las clases presenciales, cómo promovieron la innovación, la formación de valores y la educación. La opinión de líderes y expertos con el propósito de comunicar las mejores prácticas y aprendizajes relacionados con el cuidado de la salud y mitigación de los riesgos inherentes a la pandemia causada por el Covid-19.

El foro abrió con el panel “Aspectos sanitarios para un regreso responsable a las clases presenciales” en las instalaciones del Instituto de Ciencias Biológicas (ICB) de la Universidad Autónoma de Guadalajara (UAG), en la que participaron de manera presencial diversos académicos y funcionarios de universidades de la región. En su intervención, el Secretario de Innovación de Jalisco, manifestó que el gran reto para cuando se regrese a clases presenciales el siguiente ciclo escolar será establecer la precaución como modelo de seguridad e idear maneras en que los jóvenes vuelvan a las aulas de manera segura.

“No sabemos el comportamiento de la pandemia conforme llegue el invierno, por ello debemos seguir promoviendo los modelos híbridos de enseñanza, con muchas medidas de aseguramiento de sana distancia, cubre bocas, sanitización, entre otras. Así pues, mantener informada a toda la comunidad y promover la clara conciencia de que la pandemia persiste y que estamos en un ciclo nuevo y debemos mantener los brotes bajo control”, dijo. La prioridad será balancear la salud con la educación y que los jóvenes continúen con su preparación universitaria, pero para ello se deberá primero recabar datos y conocer de manera minuciosa las afectaciones causadas por la pandemia en el sector educativo.

El Secretario de Innovación mencionó en la misma reunión las buenas prácticas que realizó el Gobierno del Estado de Jalisco durante la pandemia. Una de éstas fue el informarse, tener en cuenta la opinión de científicos y tomar prontas decisiones en los ámbitos económicos, sociales, educativos y de seguridad. “Debíamos tener un sistema de salud adecuado, reforzado contra resurgimiento de la pandemia y el roll de las universidades, con sus sistemas de pronósticos, fue uno de los factores clave para la toma de decisiones. La UAG aportó en los temas de ciencia, conocimiento y sus recursos médicos para el tratamiento de pacientes que sufrieron la enfermedad, como el prestado del Hospital Ángel Leaño, para convertirlo en un Hospital Covid”, agregó.

La mejor práctica de Jalisco, especificó, fue la creación de tres mesas para la toma de decisiones: el Consejo de Salud, la Mesa de Reactivación Económica y la de Educación (que representaba al sector educativo de todos los niveles). 

Monitoreo, protocolos y prevención

Después de los comentarios del Secretario de Innovación, tocó el turno de académicos y funcionarios de universidades de Colima, Aguascalientes y Guadalajara y bordaron temas como: medidas de prevención establecidas en los protocolos institucionales, acciones específicas en caso de identificar pacientes activos o brotes al interior de las sedes universitarias, buenas prácticas llevadas a cabo para dar seguimiento a casos activos y generación de indicadores y medición de resultados. El Moderador y presentador del panel fue el Dr. Alfonso Petersen Farah, Vicerrector de Ciencias de la Salud de la UAG, quien expuso que la pandemia ha traído un reto al sector educativo y está directamente relacionado, ahora, al regreso a las actividades presenciales en las universidades.

“El Covid-19 representó un gran reto en diversos ámbitos de la sociedad y la educación no ha sido la excepción. En cada institución se han realizado diversas acciones y medidas, entre éstas, el migrar la educación online, incorporando la manera presencial, y hoy se ha buscado que los estudiantes vuelvan a tener las grandes ventajas de las clases presenciales, siempre protegiendo su salud”, puntualizó.

Entre los protocolos que las universidades tomaron durante esta pandemia hubo un patrón que se repitió: que la comunicación, capacitación y monitoreo de la comunidad universitaria fueran prioridades para conocer la situación epidemiológica y responder de manera pronta para evitar la propagación del virus en los centros de enseñanza y a su vez, permitir la continuidad educativa y el desarrollo de los estudiantes. “En la UAG, y estoy seguro que en otras universidades se repitió este patrón, se trató de que el estar en casa no significara que el joven perdiera su curso, año, cuatrimestre o semestre. La prioridad fue continuar con toda la tecnología posible para este cometido”, especificó.

Según el Dr. José Francisco Muñóz Valle, Rector del Centro Universitario de Ciencias de la Salud de la UdeG, para la institución de educación pública una de las prioridades fue proteger la salud de todos. “Lo que hicimos fue acumular y compartir información con la población para ayudar así a mitigar el cómo la enfermedad se esparcía. Jalisco está en este punto, en semáforo verde, gracias a la integración de las instituciones educativas y el gobierno para informar de manera oportuna a la población”, exteriorizó.

Luego, presentó las acciones que tomó la UdeG para el regreso seguro a clases, con un esquema de diversas etapas, como continuar con clases virtuales, adaptación, socialización de medidas de seguridad dirigidas a la comunidad universitaria, promoción de modelos de enseñanza híbridos, vigilancia epidemiológica de estudiantes y profesores, creación de medios de comunicación para ayudar a la detección, aislamiento y seguimiento de personas infectadas.

Las acciones anteriores, se repitieron o fueron mencionadas en las siguientes participaciones de los académicos y funcionarios invitados. El Dr. Ricardo Flores Zambada, Director de Recursos Humanos de la UAG, añadió a este comentario que desde el empiezo de la pandemia, la Autónoma se preparó con una serie de protocolos, comités, acciones de prevención y normativas que aseguraron un ambiente de enseñanza y de trabajo, de protección, para que el retorno de los colaboradores, alumnos, profesores y prestadores de servicios a sus áreas de trabajo y estudio fuera seguro.

Por su parte el Dr. José Enrique Barrios Navarro, Director de la Facultad de Medicina de la Universidad de Colima, dijo que se trabajó en la capacitación del personal y alumnado durante la pandemia, así como en la dotación de equipo de protección personal, la restricción de rotaciones por zonas consideradas de riesgo, el retiro temporal de alumnos con factores de riesgo y la notificación y confinamiento inmediato de los casos sospechosos o positivos para Covid-19, de acuerdo a la normatividad. Además, se mantuvo una vigilancia del personal y los estudiantes, se implementaron guardias y un regreso paulatino de colaboradores; a la fecha al menos 50% de los colaboradores han regresado a la universidad y se ha mantenido una comunicación total e integral sobre el proceso de regreso a clases con los estudiantes y sus padres.

En la Universidad Autónoma de Aguascalientes, la Dra. Paulina Andrade Lozano, Encargada de Despacho del Decanato de Centro de Ciencias de la Salud, compartió que también se crearon protocolos, entre estos, los profesores y colaboradores deben mantener la sana distancia y no trasladarse a otros estados. En mayo 2020, relató, se estableció un protocolo de condiciones para asistir a trabajar, gracias a este protocolo casi el 100% del personal administrativo ya se encuentra de vuelta en las instalaciones de la universidad.

El área académica, desde marzo del 2021, tiene clases semi presenciales, en especial en carreras prácticas, también gracias a las medidas de seguridad, más de mil 200 alumnos toman clases de manera voluntaria en las instalaciones. “No ha habido brotes gracias a las estrategias que hemos seguido. Sin embargo, debemos ser cautos, ya que el riesgo sanitario puede regresar, explotarnos en la cara, a causa de querer regresar a la normalidad. En verano, se organizarán clases para fortalecer y normalizar el aprendizaje presencial para el regreso paulatino de regreso a actividades”, apuntó.

Desde la Universidad de Guanajuato, la Dra. Karina Bedolla, Epidemióloga de la Red Médica Universitaria, comunicó que, desde el inicio de la pandemia, el cuerpo académico y estudiantil atendió y apegó a la normatividad para combatir a la pandemia y destacó el trabajo coordinado y multidisciplinario que se ha tenido entre las universidades y el gobierno. “Esto nos ha permitido establecer desde mayo del 2020 el plan para el Retorno de Actividades Presenciales y tuvimos también que crear protocolos dinámicos de acuerdo al comportamiento de la pandemia. Nos ha demostrado que tenemos la capacidad de adaptación y el trabajo de la mano con gobierno, comunidad universitaria y sociedad, es clave para enfrentar este gran reto”, comentó.

Los resultados permitieron que este mayo del 2021 los administrativos regresaran a la prespecialidad y luego hubo clases en el nuevo ciclo escolar. La salud del alumnado y personal fue la prioridad de esta entidad y el retorno presencial casi total se prevé para el nueve de agosto del 2021, esto gracias también a la vacunación del personal docente. “Enseñemos la importancia de la vacunación. Hagamos énfasis en la importancia de la vacunación para tener un retorno seguro a clases y un mejor y más rápido control de la pandemia, es así como contribuimos a enfrentar también esta emergencia”, concluyó.

En este evento se tuvieron también mesas de trabajo con los temas: “Regreso responsable a clases”, “Implicaciones para los estudiantes”, “Gobernanza y esfuerzos institucionales para la construcción de un retorno responsable”, “Aspectos académicos y TICs”, “Análisis de marcos jurídicos estatales para el retorno gradual” y “Salud socioemocional en el contexto del regreso a clases presenciales” en el que participaron diversas universidades de la región occidente.

El foro se realizó del 16 al 18 de junio en diversas locaciones de la región mencionada.   

                                                                                             

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: