Hemos llegado al fin. No victoriosos como soñamos, pero nunca derrotados… Octavio Pedroza Gaitán

Para la Libertad,
Sangro, lucho, pervivo….
Siento más corazones que arenas en mi pecho….
Porque soy como el árbol talado, que retoño,
Porque aún tengo la vida.

Miguel Hernández.

Hemos llegado al fin. No victoriosos como soñamos, pero nunca derrotados. Porque no hay derrota cuando se lucha hasta el final.

Nos propusimos ser la opción para nuestro Estado, con el anhelo luminoso de ver a nuestra tierra recuperar su grandeza, su paz y un futuro promisorio.

Nuestras banderas siempre fueron y serán la decencia, la verdad, la entrega y el compromiso de contribuir a la construcción de un mejor San Luis Potosí.

No nos reservamos nada, nos dimos en cuerpo y alma. Luchamos sin descanso, sacrificando familia, salud, actividades propias. Guardamos en el cajón nuestros propósitos personales, conjugamos en plural y olvidamos el singular. Fuimos cientos, miles los que por meses soñamos con alcanzar mejores condiciones para nuestra Tierra.

Este capítulo se cerró. La máxima autoridad electoral del país ha determinado el resultado final, legalmente inatacable.

Serán otros los que conduzcan los destinos de nuestro Estado. Que la Providencia permita que se logre lo que aspiramos los potosinos. Deseamos siempre el bien y ni por asomo que este no se consiga.

No seremos jamás nosotros los que contribuyamos a la desazón y el desasosiego. Solo conocemos la ruta de lo positivo, la responsabilidad y la verdad. No nos apartaremos nunca de la buena intención y de la edificación del bien común; creemos en la comunidad y en la supremacía de los valores universales tales como la paz, la armonía, el respeto, la justicia y la legalidad.

La historia juzgará el actuar de cada quien. De los que participamos en esta contienda, de los responsables de conducirla y tutelarla, y los juzgadores también serán juzgados en el tiempo.

Nuestras armas, las ideas y los ideales no se pierden, solo las velaremos.

Cito al preclaro Constituyente potosino Don Ponciano Arriaga,

“Algún día llegarán al Poder hombres de honor, de moralidad y de conciencia, algún día serán cumplidas las promesas y respetados los juramentos, algún día las ideas serán hechos y la Constitución una verdad….El pueblo cree… el pueblo espera, no burlemos su fe, no hagamos ilusoria su postrer esperanza”.

Cerramos la última página de este libro con la plena convicción de haber hecho lo que debíamos. Con la íntima satisfacción de haber entregado hasta el último aliento. Serenos en la conciencia por haber dado el todo de nosotros mismos.

No nos sentimos derrotados, afligidos si, porque la Verdad no siempre triunfa.

Gratitud y lealtad a quienes creyeron en este sueño, y “tristeza por aquellos que se conforman y callan, aunque les pongan al cuello un collar y una campana”. A Cortez .

Habrá, no tengo duda, jóvenes, mujeres y hombres dignos, que enarbolen nuevas y mejores banderas para que más pronto que tarde, encabecen nuevas batallas para recuperar a nuestro San Luis, el San Luis de la Patria.

Sea.

                                                                           Octavio Pedroza Gaitán

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: