Necesaria cultura de prevención en la salud para combatir el cáncer

Ciudad de México. En el marco del Día Mundial contra el Cáncer que se celebro este 4 de febrero, el Dr. Alberto Durazo, oncólogo y egresado de la Universidad del Valle de México señaló que para combatir el cáncer es necesario fomentar la cultura de prevención en los mexicanos, así como promover hábitos saludables.

El Dr. Alberto Durazo indicó que, si en México pudiera revertirse la falta de cultura de prevención, sin duda incrementaría el diagnóstico de cáncer, pero al identificarlo en etapas más tempranas, sería posible implementar medidas resolutivas, tratamientos quirúrgicos, y seguimientos médicos adecuados y, en consecuencia, curarlo o se podría evitar la aparición de la enfermedad.  

Recordó que en México los tipos de cáncer más comunes son el cáncer de mama, próstata, pulmón, colón y estómago. El cáncer se desarrolla en donde existe un proceso crónico y donde no se modifica ese estímulo de daño constante, es decir, es la inflamación crónica, la exposición a factores hormonales, la exposición a factores asociados con el medio ambiente, tales como, contaminación, químicos, entre otros, que culminan en mutaciones en las células del organismo y en la formación de neoplasias.

Los síntomas son variables de acuerdo al tipo de cáncer, sin embargo, entre los que deben alertarnos son: pérdida de peso considerable no intencionada, presentar fiebres de origen desconocido, dolores musculares, en huesos, dolores abdominales, síntomas asociados a situaciones gastrointestinales que llevan muchos años y que los médicos no encuentran la razón o que los tratamientos no son eficaces. 

De acuerdo con el Instituto Nacional de Cancerología en México se diagnostican 191 mil casos de cáncer al año, de los cuales 84 mil fallecen. Estas cifras convierten a esta enfermedad en la tercera causa de muerte en México. “Estas cifras de mortalidad son debido a la falta de prevención y diagnóstico oportuno”, reiteró. 

El especialista indicó que para un cambio hacia una cultura de prevención es preciso que la población conozca que existen factores de riesgo que pueden modificar y controlar tales como, dejar de fumar, tener una alimentación sana y balanceada, así como realizar ejercicio. El tabaquismo, alcoholismo, la obesidad, y la falta de ejercicio son estilos de vida asociados a la aparición del cáncer eventualmente.  

Respecto a la alimentación el Dr. Durazo puntualizó que se debe evitar la sobre cocción o carbonizar los alimentos, ya que se ha asociado que el consumo elevado de carnes asadas o fritas son un factor de riesgo para el cáncer del tracto gástrico, por ejemplo. En tanto, hacer ejercicio no solo disminuye la inflamación crónica causada por la obesidad, mejora la calidad de vida física y psicológica y potencializa el sistema inmunitario, el cual está diseñado para proteger al organismo de enfermedades virales, bacterianas, parasitarias y también del cáncer.

Por otro lado, indicó para los pacientes a quienes ya se les ha diagnosticado cáncer, es indispensable se vacunen, para ello deben consultar con su oncólogo cuándo es el mejor momento para vacunarse, sobre todo si están recibiendo tratamiento con quimioterapias. Todo paciente con cáncer debería de estar vacunado, a menos de que tuviera una contraindicación específica, como alergias a la vacuna u otras para no hacerlo. 

El especialista egresado de la UVM indicó que con relación a los factores de riesgo no modificables tales como, genética, edad y sexo, si bien no se pueden cambiar, las personas que los tienen, deben adquirir el hábito de chequeos periódicos médicos y dar seguimiento con el oncólogo. 

El Oncólogo Alberto Durazo añadió que la calidad de vida de las personas se beneficiará con un diagnóstico temprano y un tratamiento que ayude a erradicar el cáncer. “El oncólogo es el único médico capacitado y con la experiencia para tratar y manejar el cáncer y sus complicaciones, esta enfermedad se presta mucho a charlatanería y a remedios milagrosos que lo único que hacen es complicar la enfermedad, dejarla avanzar y limitar la expectativa de vida y la calidad de vida del paciente”, manifestó.

Es responsabilidad de los médicos, el gobierno y las instituciones atender al paciente una vez que recurre a ellos, pero es responsabilidad del paciente prevenir los daños y atenderse con expertos de manera oportuna, cuando existen alteraciones o padecimientos que pudieran ser relacionados a cáncer u otras enfermedades.  

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: