CIBERATAQUES, LA PODEROSA ARMA DE LA QUE NO SE HABLA

Hablar de Guerra, no es algo que nos guste hacer, no al menos en pleno 2022, donde desde mi personal perspectiva, deberíamos hablar de guerras en las clases de historia, como parte de los acontecimientos de nuestro proceso evolutivo como sociedad, tristemente no es así y es la muestra de que no se ha evolucionado como se debiera o como lo creíamos.

Pero centrándonos en los hechos que nos ocupan, el conflicto ruso – ucraniano, obliga a los involucrados a utilizar todas las armas que tengan a su alcance, para lograr sus fines, por lo cual, a medida que las ciudades de Ucrania son objeto de fuertes ataques con misiles por parte de Rusia y las tropas avanzan por el país, hay un arma que es muy poderosa, que no se ve, pero juega un papel sumamente importante en este conflicto.

El uso de la tecnología en este 2022 es vital, no solamente importante, sino vital para que una sociedad pueda desenvolverse, por lo cual, cualquier impacto en ella puede provocar grandes estragos, incluso el colapso de una sociedad. Sistemas gubernamentales, financieros, sitios oficiales del gobierno, sistemas de gestión de la salud y muchos más, pueden significar el caos en un país cuando son vulnerados.

A mediados del pasado mes de Enero, el 14 para ser precisos, se registró el primer ciberataque serio contra Ucrania, un mensaje en polaco, ruso y ucraniano apareció en el sitio Web del Ministerio de Relaciones Exteriores de Ucrania, así como en páginas Web del Parlamento ucraniano y varios bancos, seguido de un segundo ataque aproximadamente a las 16:00 hrs, hora de Kiev, en la que hubo un ataque DDoS, es decir, denegación masiva de servicios dejando a Ucrania en una situación sumamente complicada, de la cual logró salir horas más tarde.

Pero esta no es la primera vez, que Rusia ataca a Ucrania cibernéticamente, en el 2014, Rusia utilizó esta misma estrategia, cuando invadió Crimea, ya que mientras sus ejércitos hacían lo propio para invadir dicho lugar, se libraba una batalla silenciosa, sin armas ni muertos, pero con impactos económicos millonarios, ya que Rusia lanzó Ciberataques a la infraestructura de comunicaciones y a los sistemas de transporte ucranianos.

En las últimas semanas, a la par del despliegue militar que estremece al mundo y ha dejado tras sí saldos mortales crecientes, se han llevado a cabo ataques cibernéticos que han afectado fuertemente el sistema social y económico de Ucrania, esto es parte de la estrategia de Rusia, de una Guerra Hibrida, que consiste en un conjunto de técnicas que vienen a complementar la invasión convencional por tierra mediante el uso de Ciberataques, desinformación y obstrucción de uso de servicios primordiales de forma electrónica, bancos y servicios de salud y comunicaciones principalmente.

Por lo anterior, los medios digitales también son parte de la guerra, por lo tanto, cuando comienzan a volar los misiles, lo que sucede en internet cobra menos relevancia, pero puede servir para apoyar las acciones militares, es por esto que los ciberataques forman parte del Manual de Estrategia de Moscú.

¿Qué es lo que podemos esperar? ¸ sin duda alguna, ambas partes del conflicto generarán en los próximos días diversas campañas de desinformación, aparecerán y comenzarán a propagarse nuevos tipos de Malware y armas digitales que ataquen la infraestructura tecnológica de ambas partes, buscando con esto generar impactos directos a la disponibilidad de los servicios tecnológicos.

¿Quiénes son los que pelean esta guerra?, no olvidemos que existen grupos de mercenarios y piratas informáticos muy bien organizados, estratégicamente distribuidos y extraoficialmente apoyados por gobiernos que disponen de muchísimos recursos, para implementar estrategias de ataques informáticos poderosos y complejos al momento de detectar una vulnerabilidad que se los permita, esto se le conoce informáticamente como “explosionar una vulnerabilidad”, o ataques Zero Day Exploits, ataques que pueden ser tan poderosos, que solo servicios de inteligencia y potencias como la NASA de EE UU, el GRU Ruso o el M16 Británico tienen la capacidad de contrarrestar.

Los ciberataques son un arma muy poderosa porque poseen una cualidad que los demás tipos de armamento no poseen, la detección del origen, es decir, si se lanza un misil se sabrá inmediatamente de donde fue lanzado, quien lo ha construido e inmediatamente se puede diseñar una ofensiva y método de defensa, en el mundo digital las cosas no funcionan así, es muy complicado casi imposible en algunos casos, saber de dónde vienen los ataques y quien está atrás de éstos. Una computadora puede conectarse desde cualquier ciudad de un país, a un servidor que se encuentra en otro país al otro extremo del mundo que, a su vez, pase por otro servidor que está en un país distinto para desde ahí lanzar un malware a ordenadores en otro país, que no es ninguno de los anteriores, por lo tanto, el rastro del ataque queda disuelto sin dejar rastro, buscar el origen es como buscar una aguja en un pajar.

Así que, si pensabas que la guerra solo se trataba de misiles, armas y tanques por las calles, no olvides que los ordenadores, también son parte de ella, no les pierdas la vista, porque pueden darnos una gran sorpresa.

Ing. Saúl Sánchez Ruiz

Tecnólogo.

@SaulSanchezRuiz

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: