La periodista dialogará con universitarias en el marco del Día Internacional de la Mujer. Este encuentro se realizará al conmemorar 15 años de recibir el Premio UANL Flama, Vida y Mujer.

Durante cuatro décadas, Valentina Alazraki Crastich ha sido el puente informativo entre México y El Vaticano. Como corresponsal, la periodista es reconocida por ser la mexicana más cercana al Papa. En el Día Internacional de la Mujer, la Universidad Autónoma de Nuevo León abrirá el espacio de encuentro “Diálogos Flama, Vida y Mujer”, en el que Valentina Alazraki dictará la conferencia “Mujeres alcanzando la excelencia”.

El encuentro será este 8 de marzo, a las 11:00 horas, en el auditorio de la Biblioteca Universitaria “Raúl Rangel Frías”. La periodista recibió la invitación del Rector de la UANL, Santos Guzmán López, para compartir sus experiencias con la comunidad universitaria. Nacida en la Ciudad de México el 19 de febrero de 1955, Valentina Alazraki Crastich estudió Comunicación en la Universidad “Pro Deo” de Roma; y Ciencias Políticas en la Universidad de Roma.

Realizó la cobertura y eventos especiales de El Vaticano para Televisa desde octubre de 1974, dentro de los cuales destaca el cónclave y elección de Juan Pablo II, a quien acompañó en 100 viajes internacionales, además de cubrir su beatificación y canonización. “En todos estos años la misión era rescatar la parte humana, mostrar que detrás de la figura de un Papa había un ser humano, pero también tratar de contextualizar todo el marco pues era un mundo muy complejo. Al igual que con el Papa Juan Pablo II, con el papa Benedicto y Francisco me propuse hacer lo mismo”, mencionó la periodista.

Alazraki permaneció en Europa como enviada especial en Yugoslavia durante la enfermedad del Mariscal Tito y en tres cumbres entre los mandatarios Ronald Reagan y Mijael Gorbachov en Ginebra, Moscú y Malta. Además, estuvo presente en la crisis de Jordania de agosto de 1990.

Es autora de Juan Pablo II. Viajero de DiosJuan Pablo II y la Virgen de GuadalupeMéxico siempre fiel, entre otros libros que la han hecho acreedora a galardones tan importantes como el Premio del Club Periodista de México en 2001, el Premio Academia Nacional en 2005 y la Condecoración pontificia de parte del Papa Francisco en 2021.

La Secretaría de Relaciones Internacionales Exteriores de México le otorgó en 2015 el Reconocimiento Ohtli por su labor periodística desde la Santa Sede durante 40 años. La Máxima Casa de Estudios de Nuevo León distinguió en 2007 la trayectoria de Alazraki Crastich, actual corresponsal de W Radio desde 2005, con el Premio “Flama, Vida y Mujer”.

“Esta universidad ha sido mi casa, he venido en diferentes ocasiones, me han premiado, he dado conferencias, en fin. Tengo un lazo estrecho entonces, cada vez que vengo a Monterrey me encanta poder volver.   “El Premio “Flama, Vida y Mujer” lo aprecié muchísimo, pues fue después de la muerte del Papa Juan Pablo II. A mí me tocó cubrir todo desde el primer hasta el último día y yo creo que en ese momento consideré que el reconocimiento fue a la labor ejercida por 26 años y medio con él y fue único para mí”, aseguró Valentina Alazraki.

El valor del corresponsal en la era de las redes sociales

Cada minuto se realizan más de 3.8 millones de búsquedas en Google y se producen más de 900 mil accesos a Facebook, y aunque la información de todo el mundo ahora está al alcance de un clic, lo cierto es que esta situación ha llevado al auge de las “fake news”. Según proyecciones realizadas en 2018, para 2022 se consumirían más noticias falsas que reales, para lo cual la periodista Valenina Alazraki asegura que la figura del corresponsal cobra más importancia que nunca.

“Hace 40 años significaba menor sentido de responsabilidad porque tenías más tiempo de verificar tus fuentes, hablar con las personas, etc. Ahora como todo es muy inmediato, se corre el riesgo, todos los días en las redes hay noticias falsas. “Como informadora desde El Vaticano yo me siento hoy mucho más con el deber de responsabilidad y de ser ética que hace 40 años, porque tengo que vérmela con toda una serie de información que hay en la red que no es cierta, que esta manipulada o sacada de contexto”, explicó Valentina Alazraki.

La periodista señaló que, aunque con el auge de las redes sociales el trabajo del periodista parece estar en crisis, lo cierto es que se necesitan más profesionales de la información. “Ahora la gente toma una frase, la descontextualiza y eso ha provocado un gran problema. El rol del corresponsal hoy es justamente la de decir ‘no, la noticia es esta, el contexto es este y quiso decir esto’”, agregó.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: