INNtenseando: Delirante falacia.

¡Qué falta de respeto,
qué atropello a la razón!
(Enrique Santos Discépolo)

Con frecuencia cuando visito un restaurante, junto con la cuenta me piden llenar una sencilla encuesta en la que consultan mi opinión sobre el servicio. Unas cuantas preguntas donde piden decir si estoy satisfecho o no con el tiempo de espera, la atención de los meseros y por supuesto sobre la sazón y calidad de los alimentos, seguida de un espacio para manifestar abiertamente sugerencias o quejas.

Imagine usted, amable lector, que la encuesta al terminar de comer en el restaurante iniciara con la siguiente pregunta de opción múltiple:

Considera que la experiencia general de comer en este restaurante…

  1. Es la mejor manera de celebrar un aniversario, cumpleaños o acontecimiento familiar o laboral.
  2. Permite saborear los mejores cortes y platillos internacionales de la ciudad.
  3. Favorece la consolidación de lazos familiares y amistosos.
  4. Tiene la mejor decoración para sentirse cómodo y distinguido.

Seguramente se sentiría burlado pues con preguntas así no se puede manifestar una opinión real del servicio ni sirve realmente a la gerencia del lugar para mejorarlo. Sería un mero ejercicio de vanidad con el objetivo de reforzar un de por sí ya inflado autoconcepto. 

Así de absurda, irrespetuosa y delirante fue la invitación que sorpresivamente nos hizo la Mtra. Delfina Gómez, Secretaria de Educación a todos los maestros de educación básica en el video de inicio al Consejo Técnico Escolar del pasado viernes 25 de marzo, para que contestáramos una encuesta sobre el Marco Curricular, Plan y Programas de Estudio 2022. Rematando con una segunda invitación a la que dedicó más tiempo, para visitar el museo que se encuentra en el recinto que ocupa la SEP en la ciudad de México.

Y así iniciamos los trabajos del CTE cuyos temas centrales, no fueron el estudio del Marco Curricular propuesto, sino la reflexión sobre las Redes de Apoyo con las que cuentan los maestros para su desarrollo socioemocional y la revisión de resultados académicos del segundo período parcial, para la cual, incluso se pidió previamente un trabajo a los maestros de análisis sobre los contenidos que presentaron más dificultad, así como un listado de estudiantes que requieren apoyo especial.

En las escuelas donde se incluyó contestar la encuesta no como una sugerencia que se quedara al mismo nivel de visitar el cuadro de Vasconcelos en la SEP, la incredulidad y la molestia de los maestros se hizo patente cuando descubrieron las tramposas preguntas y opciones de la mal-llamada consulta.

Por respeto a mis amables lectores sólo reproduzco para ustedes las dos primeras. Como pueden observar, las preguntas no permiten el disenso y sólo sirven para alimentar el ego de los autores de la propuesta y validarla “con el apoyo y la opinión de los docentes que conforman el sistema educativo nacional”.

Cualquier profesor de Metodología de la Investigación se sonrojaría ante el estéril y tramposo diseño de un instrumento así, y desde luego reprobaría a un alumno de primer semestre de educación media superior que se atreviera a presentarlo.

Si la SEP hubiera querido realmente la participación de los docentes en el diseño del Marco Curricular hubiera iniciado por evaluar junto con los maestros los logros y deficiencias del Modelo Educativo Actual. Se pudieron haber aprovechado los Consejos Técnicos Escolares desde el mes de agosto, para hacerlo, así como para conocer, justificar y comentar la nueva propuesta.

No fue así, se han realizado cinco sesiones ordinarias de Consejo Técnico Escolar en este curso, ignorando por completo que se pretende cambiar el currículum, programas y libros de texto para el curso 2022-2023. Aquí la lista de temas abordados en las cinco sesiones a las que se dedica la totalidad de la jornada escolar sin alumnos en la escuela:

  • Primera (octubre 2021): Reconocer las fortalezas de los maestros y análisis de evaluación diagnóstica para realizar el Plan de Mejora Escolar.
  • Segunda (noviembre 2021): Hábitos saludables de los maestros y análisis de los resultados del primer período de evaluación.
  • Tercera (enero 2022): Autorregulación emocional de los maestros y desarrollo de la comprensión lectora de los alumnos.
  • Cuarta (febrero 2022): Importancia de la gratitud en los maestros y desarrollo del sentido numérico de los alumnos.
  • Quinta (marzo 2022): Redes de apoyo para los maestros y análisis de los resultados del segundo período de evaluación.

Sin demeritar la importancia de estos temas, me parece que hubiera sido más pertinente y responsable que los maestros dedicáramos este valioso tiempo a conocer por ejemplo las razones de los cambios en el Marco Curricular y que se hubiera brindado un espacio real, ordenado y dosificado de deliberación a lo largo del año escolar y no los 32 foros atropellados que se realizaron en los diversos estados sin asistencia significativa de los maestros.

Sería útil saber, por ejemplo, cuál es la razón de que desapareciera el Campo Formativo de Matemáticas, así como las consecuencias a mediano y largo plazo que esto puede traer. No basta que digan que está incluido en el que artificiosamente llamaron “Saberes, Tecnologías y Ambiente”. ¿Qué impacto tendrá esto en la enseñanza y aprendizaje no sólo de las matemáticas sino del desarrollo de la competencia matemática, o sentido numérico?

¿Algún maestro hoy en día puede explicar qué cambiará en sus prácticas a partir del próximo curso? ¿Alguien lo tiene claro? Estamos a solo cinco meses de la implementación de un nuevo currículum. ¿No les parece a las autoridades de la SEP que ya es urgente saberlo?, ¿Cómo y cuándo recibirán los maestros capacitación?, ¿Estaremos ante un capítulo más de los procesos de cambio diseñados exprofeso para que todo siga igual?

Ahora cuando tenemos el tiempo encima, se les ocurre poner una última pregunta abierta para que se manifiesten las preocupaciones y sugerencias de los profesores. Es fácil adivinar el impacto que tendrán las mismas. Se parece a esas encuestas de restaurante donde el cliente se queja del mesero, y éste se encarga de que no lleguen a los ojos del dueño.

Ante encuestas así, surge el dilema de participar para dejar constancia del desacuerdo en el único recuadro que permite una opinión abierta a sabiendas de que nadie la tomará en cuenta, o desairarla como respuesta a la delirante burla de que somos objeto los maestros para cuando menos no contribuir a inflar la estadística de validación.

Sergio Dávila Espinosa
Twitter: @sdavilae

28 de marzo de 2022

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: